Análisis de VVVVVV

Análisis de VVVVVV
Facebook Twitter Flipboard E-mail

Un homenaje a lo retro, un clamor a la dificultad y un infinito amor al arte de crear entretenimiento. VVVVVV es videojuego con mayúsculas, una obra que llega a Nintendo 3DS para recordarnos cómo se hizo grande esta industria: no con grandes gráficos, sino con apasionantes experiencias cargadas de diversión. Si te consideras alumno de la vieja escuela, deberías seguir leyendo...

Pura diversión ochentera. No hay mejor definición para VVVVVV, un videojuego de difícil pronunciación pero aún más rebelde planteamiento de juego, que nos retrotrae a una época sin igual, la de los 8 bits, en busca de píxeles, mecánicas plataformeras clásicas y, sobre todo, un diseño de niveles tan genuino como desafiante.

Desarrollada por el irlandés Terry Cavanagh, la obra fue lanzada inicialmente en PC y Mac a comienzos del 2010, usando la tecnología Flash como soporte. Sin embargo, el éxito le ha hecho saltar un nuevo escalón hasta recibir una adaptación mejorada (y con más opciones de juego) para Nintendo 3DS, la cual está actualmente disponible en la eShop por el competitivo precio de 8 euros.

Para los poseedores de esta máquina se trata sin duda de una gran noticia, sobre todo si nos consideramos amantes de una de las etapas más dulces del entretenimiento electrónico: los años 80. Y es que el programa que nos trae Nicalis (distribuidora del juego en 3DS) posee en su seno todas y cada una de las señas de identidad de la época, donde las grandes ideas eran capaces de superar las limitaciones técnicas de los Spectrums, Amstrads y Amigas de turno.

Cruceta para moverte y un solo botón para cambiar la gravedad. Parece fácil, ¿verdad? Pues de eso nada. Aquí repetirás, y mucho, a cambio de todavía más satisfacción.
Cruceta para moverte y un solo botón para cambiar la gravedad. Parece fácil, ¿verdad? Pues de eso nada. Aquí repetirás, y mucho, a cambio de todavía más satisfacción.

Un salto dimensional hasta los 80
Un inspirado diseño de niveles, un grado de dificultad ajustado al milímetro, originalidad infinita... Todos estos atributos, y muchos más, están presentes en VVVVVV, un título que nos coloca al mando de un "sprite" animado (más conocido como capitán Viridian) que nos hará pasar algunos de los momentos más satisfactorios con esta consola. En concreto, será gracias a que su nave ha sufrido un percance, llevando a toda su tripulación -incluidos nosotros- hacia una dimensión paralela.

¿Nuestra misión? Una muy sencilla de explicar pero mucho más difícil de ejecutar: encontrar a nuestros compañeros. Todo a lo largo de un esquema de juego con tanto sabor añejo como original, puesto que aunque sólo poseamos la cruceta para desplazarnos y un botón para cambiar la gravedad (normal o invertida), la cantidad de situaciones y de peligros será tan variada y atractiva que casi no nos lo podremos ni creer.

VVVVVV basa así la mayor parte de su éxito como videojuego en un diseño de niveles soberbio, marcado por amenazas en forma de pinchos y enemigos que convertirán el acto de "prueba y error" en una constante jugable. La muerte forma parte de la diversión en un programa donde la repetición se convierte en virtud, algo con lo que el usuario se familiarizará tras comprobar que después de cada reto superado vendrá una tremenda satisfacción.

La pantalla táctil se dedica a mostrarnos el mapa del juego, dividido en 400 casillas que ya os adelantamos que os costará mucho recorrer. VVVVVV no es nada fácil.
La pantalla táctil se dedica a mostrarnos el mapa del juego, dividido en 400 casillas que ya os adelantamos que os costará mucho recorrer. VVVVVV no es nada fácil.

Sentimientos, por tanto, de otra época que se apoyan por el hecho de que la obra se basa en una estructura de juego más contemporánea, con un mapa de cuadrícula 20x20 (400 casillas) que podemos recorrer con completa libertad. Los únicos requisitos son que demos con un total de 20 objetos brillantes (coleccionables), rescatemos a los cinco miembros de nuestra tripulación y, por supuesto, superemos los seis niveles que existen en su interior. Todo en el orden que deseemos.

Además, y a pesar de que el título se caracterice por un nivel de dificultad verdaderamente endiablado, se nos plantean algunas interesantes ayudas como un sistema de "checkpoints", al mismo tiempo que la oportunidad de activar la invencibilidad o disminuir el grado de velocidad al que discurre la aventura plataformera. Por supuesto, os recomendamos encarecidamente que saquéis el mínimo provecho de estas ayudas, pero los menos habilidosos también se merecen su hueco en este tipo de lanzamientos, ¿verdad?

Así han debido pensar por lo menos los desarrolladores, que con esta versión nos regalan adicionalmente una buena cantidad de modalidades de juego aparte del modo principal: el clásico "time trial" (que nos plantea superar los seis niveles en el menor tiempo posible), "intermissions" (con misiones especiales), "no death mode" (completar el juego sin morir ni una sola vez) y "flip mode" (que voltea todo el mundo de juego en vertical para que lo superemos de nuevo).

El efecto 3D no es el más destacado en el catálogo de la consola, y tampoco lo necesitaba, pero aún así siempre resulta curioso hacer tridimensional un juego completamente 2D.
El efecto 3D no es el más destacado en el catálogo de la consola, y tampoco lo necesitaba, pero aún así siempre resulta curioso hacer tridimensional un juego completamente 2D.

En definitiva, llamativas incorporaciones que nos sabrían a más si hubiesen venido acompañadas de un editor para crear nuestras propias fases. No ha sido así, pero al menos se nos obsequia con un total de 18 niveles extras creados por algunos desarrolladores "indies". Una buena selección que nos ayudará, sin duda, a expandir nuestras horas de juego.

Horas y horas donde no nos aburriremos nunca del genuino y particular apartado gráfico fuertemente influenciado por la época ochentera y, en particular, por el sistema Commodore 64. Parece mentira cómo tanto minimalismo visual puede evocar tantas sensaciones. Todo para hacernos viajar al pasado, con una paleta de colores limitada -evidentemente intencionada-, para que nos sintamos "retro" pero sin que ello signifique dejar de lado al efecto 3D, integrado, pero con un único grado de profundidad que, sin embargo, resulta más que suficiente para acompañar al resultado final.

Para no ser menos, la música también se orquesta al ritmo de los bits de antaño, con tonos muy alegres, puramente electrónicos... que nos acompañan en una aventura donde hay poco texto, pero el que hay está en inglés. Sí, hasta en eso VVVVVV se mantiene fiel a los orígenes de una industria que, aunque camine hacia adelante, es muy satisfactorio comprobar que siempre hay alguien dispuesto a mirar al retrovisor, y con guiño dedicado a los que queremos ir detrás para seguirle.

Muy Bueno

Recomendado

VVVVVV

Por: El equipo de 3DJuegos
Recomendado

VVVVVV es sinónimo de videojuego con mayúsculas, un homenaje a lo retro que por apenas 8 euros nos hará el favor de sacarnos del actual mundo de grandes superproducciones para divertirnos con píxeles que crean un entorno de juego muy básico pero al mismo tiempo agobiante en su dificultad. Un reto de otra época que llega al presente con efecto estereoscópico incluido, más que nada para que nunca olvidemos que este es un regalo desde el pasado para los jugadores actuales que crecieron en la vieja escuela.

Jugadores: 1
Idioma: Textos en inglés
Duración:
Comentarios cerrados
VÍDEO ESPECIAL

4.975 visualizaciones

El FINAL de GOD OF WAR RAGNAROK explicado

Si ya has tenido oportunidad de completar la última gran aventura de Kratos y Atreus en PS5 y PlayStation 4, te invitamos a debatir y hablar sobre su desenlace en este nuevo especial En Busca del Lore en el que analizamos al detalle todo lo que ha supuesto la historia de God o...