Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Metro: Last Light

Un antiguo presidente de THQ detalla las duras condiciones de trabajo en Metro: Last Light

"El presupuesto de Last Light es menos de lo que algunos de nuestros competidores gastan en cinemáticas".

Por / 81 comentarios
Metro Last LightMetro Last Light

Jason Rubin, antiguo presidente de THQ, ha escrito una columna en GamesIndustry en la que deja algunos interesantes detalles sobre el desarrollo de Metro: Last Light.


"El presupuesto de Last Light es menos de lo que algunos de nuestros competidores gastan en cinemáticas, un 10% del presupuesto de nuestros grandes competidores", declaró Rubin. "Si 4A Games hubiera contado con un presupuesto competitivo en un entorno más sano, no hubieran malgastado un año buscando requisitos de locura de los productores originales de THQ para encajar también multijugador y cooperativo en ese mismo presupuesto ridículo. Si además de todo ello no hubieran tenido que lidiar con la transición a una nueva distribuidora pocos meses antes de terminar el juego, ¿qué podrían haber creado?".


El ejecutivo también escribe que kits de desarrollo y PCs de alta gama tenían que pasar de contrabando a Ucrania por temor a que los funcionarios de aduanas corruptos se apoderaran del equipo. Asimismo, el equipo de 4A Games se vio obligado a utilizar "las sillas plegables de boda" para el trabajo, y sentarse "literalmente codo a codo en mesas de juego" en un ambiente de trabajo que se asemejaba a una "cafetería de la escuela primaria lleno de gente".


Más sobre: Metro: Last Light y THQ.