Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Rampage: Total Destruction

The Rock aporta detalles sobre la película de Rampage

Está basada en un videojuego clásico de 1986 en el que criaturas gigantescas arrasan ciudades.

Por / 10 comentarios

Si tienes la edad suficiente como para haber jugado en la década de los 80 seguro que recuerdas Rampage. En aquel momento este arcade fue todo un fenómeno, y es que su propuesta de monstruos arrasando ciudades fue muy simpática y adictiva.


Ahora The Rock, el nombre artístico de Dwayne Johnson, ha hablado sobre cómo marcha la producción de un largometraje basado en ese videojuego del que ya te hemos dado noticias en el pasado y que está previsto para abril de 2018.


El actor ha hablado a través de su cuenta de Facebook para aportar detalles sobre el filme: "En nuestra historia tenemos a tres animales que son víctimas de una maligna ingeniería genética que cambia su ADN, los hace crecer, evolucionar y mutar. Todo se amplifica, su tamaño, su fuerza, su velocidad y agilidad, y también su capacidad de agredir. Uno de los animales afectados es George, un gorila albino que resulta ser mi mejor amigo", detalla Dwayne Johnson.


"George está interpretado por Jason Liles, que ha estado estudiando a los gorilas durante meses preparando el papel. Sus movimientos, su lenguaje corporal, sus emociones… Es una locura cuando estás cerca de un hombre que es capaz de imitar así a un gorila", declaró el actor. "Tenemos el mejor equipo de captura de movimiento del mundo trabajando en nuestros Rampage Monsters, y veréis su nueva tecnología en la próxima película sobre El Planeta de los Simios y en las siguientes entregas de Avatar".


"Toda esta nueva tecnología en nuestra película va a depararos una cosa por encima de cualquier otra cuando la veáis: diversión. Porque si mi mejor amigo George no está contento, yo tampoco lo estoy. Y cuando no lo estoy los malos acaban siendo nuestro desayuno".


The Rock aporta detalles sobre la película de Rampage

Más sobre: Rampage y Cine y videojuegos.