Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar navegando entendemos que aceptas el uso de cookies
Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
nav1nav2nav3
Especial

¿Tom Hanks como Mario? Secretos de la primera película de Super Mario

La producción de esta película esconde más de una anécdota, desde actores borrachos a un cameo de Bruce Willis.

Por / 23 comentarios

No es ningún secreto: La película de Super Mario Bros. es bastante mala. Pero independientemente de su calidad, de su fidelidad a los juegos o, simplemente, lo ridícula que pueda resultar en ciertos momentos, la película cuenta con algunas anécdotas muy interesantes.


Super Mario Bros., protagonizada por Bob Hoskins, John Leguizamo y Dennis Hopper, y dirigida por Annabel Jankel y Rocky Morton, se estrenó en 1993. De su abultado presupuesto de 48 millones de dólares no llegó ni a recaudar ni la mitad, evidenciando todo tipo de carencias. Todavía hoy es recordada por ser una de las peores adaptaciones cinematográficas de un videojuego. Pero como todas las grandes producciones de Hollywood, también cuenta con sus secretos…


¿Conseguirá la nueva película de animación de Mario quitarnos el mal sabor de boca?


1

Fue escrita por un ejército de guionistas Normalmente la grandes superproducciones atraviesan distintas fases de escritura, con varias revisiones del guión. Pero en el caso de Super Mario Bros. llegó a haber más de una docena de propuestas distintas, algunas más cercanas al videojuego y otras a lo que finalmente llegó a la pantalla. El nivel de indecisión de los productores era tal que el guión se cambió una vez más muy poco tiempo antes del rodaje, para enfado de los actores que llegaron al rodaje de una película que no se parecía en nada a la que habían firmado para protagonizar.

2

Tom Hanks pudo ser Mario Nuestro náufrago preferido, el queridísimo Forrest Gump, estuvo a punto de calzarse la gorra roja y el bigote. La productora también lo intentó con Dustin Hoffman y Danny Devito, pero los dos rechazaron el papel. El joven y prometedor Hanks no consiguió el papel, afortunadamente para él, que terminó siendo para Hoskins. Por lo menos, era el actor que más se parecía a Mario.

3

Sorprendentemente su mayor inspiración no fue el juego La idea que la productora tenía para Super Mario Bros. fue, desde casi el primer momento, la de hacer una película de acción futurista. Más de uno se sorprenderá al saber que las tres grandes referencias del equipo fueron Mad Max, Blade Runner y Jungla de Cristal. Tan importante era esta idea que, en determinadas versiones de la historia, Bruce Willis tenía previsto un cameo en la película.

4

¡Fuera los petos! La visión que los directores tenían de Super Mario era tan diferente a la original que no quisieron incluir ni los icónicos petos que han acompañado a Mario y Luigi en sus aventuras. La idea era distanciarse de tal manera de los personajes originales que lo único que los directores querían mantener era el bigote de Mario.

5

Todo el mundo odiaba a los directores Anabel Jankel y Rocky Morton fue el matrimonio de directores responsables de esta película. Y no parece que les cayeran bien a nadie. Ni el reparto ni el equipo de rodaje han tenido durante estos años buenas palabras para ellos. Según Leguizamo, durante el rodaje de una escena, Morton pensó que uno de los extras no estaba lo suficientemente maquillado con suciedad, así que agarró una taza de café cercana y se la echó por encima al actor. Al parecer el café estaba hirviendo.

6

Aquí huele a wiski Al parecer el desencanto de los actores llegó a tal nivel que tanto Bob Hoskins como John Leguizamo solían acudir al set borrachos. Durante el rodaje de una escena Leguizamo debía conducir una furgoneta mientras Hoskins viajaba de copiloto. En el momento de empezar a rodar dio un fuerte acelerón, seguido de un frenazo, que hizo que su compañero se diera un fuerte golpe que le produjo grandes moratones.

7

Los directores no terminaron la película Ante la mala pinta que empezaba a tener la producción según se acercaba la fecha de rodaje, el estudio decidió comenzar a rodar nuevas escenas y versiones alternativas de partes ya rodadas. El descontento con los dos directores era ya tal en ese momento, que no se les permitió participar en estas últimas fases de la fotografía principal.

8

Bob Hoskins odiaba la película El fallecido actor siempre mostró su desagrado con la película. En una entrevista con The Guardian, cuando le preguntaron por su peor trabajo no dudó en responder: “Super Mario Bros. Fue una put* pesadilla. Tenía dos directores cuya arrogancia fue confundida por talento”. Nada más que añadir.

Imagen 1 de 8


Más sobre: Nintendo y Super Mario.