Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
nav1nav2nav3
Guía

¡De locura! Sube la dificultad a Sekiro: Shadows Die Twice

Te contamos cómo acceder al modo difícil del juego. Solo apto para valientes.

Por / 108 comentarios
Sekiro: Shadows Die Twice

Desde que Sekiro: Shadows Die Twice llegó a tiendas, son muchos los aficionados que se han visto obligados a abandonar la partida antes de tiempo a causa de su dificultad. No a todo el mundo le gusta frustrarse con un juego, a fin de cuentas. Pero si eres justo lo contrario a eso, te alegrará saber que hay un par de formas de subir aún más la dificultad de Sekiro. Te lo contamos en esta guía.


A día de hoy, se conocen dos formas de aumentar la dificultad. La primera (la más fácil y conocida, también) es tocar la campana del templo de Senpo, que también aporta el "objeto" demonio de la campana. La segunda solo se puede hacer durante el prólogo del juego, y solo a partir de tu segunda vuelta (puedes repetirlo con las vueltas posteriores). Consiste en darle a Kuro el objeto amuleto de Kuro durante el prólogo, como te decíamos.


Encuentra a los Monos del Biombo en Sekiro: Shadows Die Twice


Campana demoniaca


Imagen de Sekiro: Shadows Die Twice

Para acceder a ella, viaja al ídolo de Shugendo en el templo de Senpo. Tendrás que avanzar por la pared que tienes delante, pero en lugar de terminar yendo hacia arriba (a la zona donde te enfrentas al guerrero con armadura) continúa por la izquierda, agarrándote a un saliente mientras caes al vacío. Descubrirás un camino que te lleva hasta un templo muy pequeño y, justo arriba, a la campana. Aquí tienes los efectos que otorga la dificultad incrementada.


Si te cuesta mucho esta dificultad y quieres volver a la normalidad, usa el demonio de la campana desde el inventario para levantar la maldición. Y sí: puedes volver a tocar la campana y curarte todas las veces que quieras. Aquí tienes la lista de cambios que ocurren con la maldición.


  • Los enemigos hacen más daño de vitalidad y de postura.
  • También ganan resistencia al daño de vitalidad y de postura.
  • Conseguirás nuevos tipos de recompensa al matar enemigos. Al aumentar el NG+, los efectos mejoran.
  • (No confirmado) Aumenta la cuantía del botín otorgado, pero no la frecuencia con la que los enemigos sueltan botín al morir.

Amuleto de Kuro


Imagen de Sekiro: Shadows Die Twice

Este es a la vez muy fácil y muy difícil de conseguir: se obtiene automáticamente al completar el juego, y volverás a obtenerlo cada vez que completes una vuelta (NG). Solo puedes usarlo durante el tutorial, entregándoselo a Kuro cuando este te da a ti la hoja Kusabimaru. Si no se lo das en ese momento, no tendrás más oportunidades hasta que regreses al prólogo en un futuro NG. Si te arrepientes, pídele a Dogen que "elimine las dificultades" desde el Templo Lapidado. Pero ten en cuenta que si lo haces, no podrás activar el amuleto de nuevo hasta el siguiente NG.


En resumen: piénsatelo bien si quieres activar el amuleto, y también si quieres desactivarlo. Recuerda, por último, que mientras está activado sus efectos se acumulan con los de la maldición de la campana demoniaca. Sin más dilación, estos son los efectos del amuleto.


  • Recibirás daño al defenderte, pero no al desviar ataques. Estarás "obligado" a ser más preciso con la defensa.
  • Los enemigos normales ya no pueden recibir un golpe final inmediatamente después de usar una defensa Mikiri, sino que simplemente te apartarán de encima tal y como lo hacen los jefes.
  • Aumenta tus ganancias de experiencia y sen en, aproximadamente, un 20%.

Más sobre: Sekiro y Activision.

Sekiro: Shadows Die Twice
Sekiro: Shadows Die Twice

Valoración de los usuarios: 8,7 (758 votos)

Guías y Trucos de Sekiro Shadows Die Twice







Te recomendamos