Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Gylt

GYLT: "No queremos tratar el bullying de una manera paternalista"

David Canela de Tequila Works comenta que estuvieron hablando con psicólogos, estudiando el problema y viendo qué tipos de perfiles y roles hay.

Por / 13 comentarios
Gylt

El bullying es un problema al que los videojuegos están dedicando mucha atención en los últimos años. Juegos como Concrete Genie lo usaron de base para su aventura, pero en el caso de Tequila Works es el núcleo central del planteamiento narrativo y sistémico de GYLT. Pero, ¿cuál es exactamente la idea detrás del nuevo desarrollo?


No queremos dar lecciones a nadie porque no somos quiénes para hacerlo"Nosotros siempre decimos que es como si Rime se hubiera fundido con Stephen King. Es un juego en el que ponemos al jugador en la piel de una persona que sufre bullying," comenta David Canela, director creativo del proyecto, el cual junto a su equipo han querido abordar el tema no solo respetando el problema, sino profundizando en él más allá de las clásicas persecuciones en bicicleta y robos del bocadillo que Hollywood creó en su momento. "No queremos tratar el bullying de una manera paternalista. No queremos dar lecciones a nadie porque no somos quiénes para hacerlo. Por eso estuvimos hablando con psicólogos, estudiando el problema y viendo qué tipos de perfiles y roles hay en la gente que sufre o hace bullying. Por ello no queremos dar una solución al bullying, sino presentarlo a la gente para que pueda reflexionar sobre él."


Imagen de Gylt

Lo interesante de GYLT es que no solo quiere contemplar el problema del acoso escolar bajo la narrativa, sino traduciendo el concepto a mecánicas jugables. Según David "la linterna, por ejemplo, te sirve para arrojar luz sobre el problema que no se quiere ver." También se usa a modo simbólico a los monstruos para representar las distintas facetas del bullying: "En las reglas del mundo se definió que los monstruos daban forma a tus miedos, pero igual que dan forma a tus miedos también toman forma algunos puntos positivos de lo que vives. Esa linterna le recuerda a la protagonista la linterna con la que ella y su prima jugaban de pequeñas."


Lo importante en el desarrollo siempre fue abordar el problema desde todos los ángulos y no únicamente desde la idea general que se tiene de él: "Nosotros podemos tener una idea más abstracta de lo que es bullying, pero lo cierto es que hay muchos estudios. Por ejemplo hay unos ojos que están ahí y realmente no hacen nada, son monstruosos pero no te hacen nada, simplemente están en el camino y te bloquean. Eso representa uno de los roles que son los observadores. Es esa gente que mientras que a alguien le están haciendo bullying, no hacen nada. Están mirando, no participan, ellos incluso pueden llegar a pensar que 'esto no va conmigo, yo no tengo culpa de esto y me siento bien porque yo no soy el que le está pegando', pero el hecho de estar ahí y no hacer nada, es un rol que realmente forma parte del bullying. Ese tipo de ideas las hemos planteado en el juego de diferentes maneras".


GYLT, la última obra de la española Tequila Workds, se lanza esta semana en exclusiva junto a la plataforma de streaming Google Stadia, de la que ya puedes leer nuestras impresiones con el producto final. Una propuesta que ambienta un problema real en un mundo con tintes de un terror diferente: "No buscábamos el terror del susto" concluye David. "Es un terror más suave, más delicado. Es más bien inquietud. Un mundo que parece el mundo real pero está retorcido por los miedos y la visión de una niña".


Más sobre: Gylt y Tequila Works.