Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Especial

¿Qué es el "modo juego" en las TV y pantallas y cómo de útil te puede resultar si eres gamer?

En este artículo hablamos de sus propiedades y sobre cuándo debemos usarlo para jugar.

Por / 52 comentarios
¿Qué es el "modo juego" en las TV y pantallas y cómo de útil te puede resultar si eres gamer?

Si eres uno de esos usuarios a los que les gusta trastear sus dispositivos para jugar lo mejor posible; al llegar a tu televisor es probable que te hayas encontrado con el "modo de juego" y teniendo ese nombre, la hayas activado. Esta opción tan enigmática encapsula lo que el fabricante identifica como la mejor configuración posible para jugar en su pantalla; pero sabemos que no todos los videojuegos son iguales. No buscamos los mismos ajustes en un título singleplayer como Disco Elysium, que en otro como Fortnite; con un corte más competitivo. Por esta razón, queremos explicaros qué hace esta configuración y si es verdaderamente interesante.



I. Las pantallas no funcionan como antesHace mucho ya que dejamos atrás los monitores y televisores de tubos de rayos catódicos para dar paso a las pantallas planas; los píxeles; las placas internas y la señal digital. Un cambio que nos ha traído una calidad de imagen excepcional y muchas otras cosas buenas, pero que también introdujo nuevos retos y problemas; especialmente aquellos relacionados con la latencia y el procesamiento de las imágenes.


¿Qué es el "modo juego" en las TV y pantallas y cómo de útil te puede resultar si eres gamer?

La tarea de procesar cada fotograma recae de forma indirecta sobre nuestras pantallasLa mayoría de estos inconvenientes provienen del tratamiento previo a la representación de una imagen sobre nuestras pantallas; la tarea de procesar cada fotograma recae de forma indirecta sobre nuestros televisores y monitores, a lo largo de un proceso que termina por aplicar todas las correcciones de color y posicionamiento que hayamos configurado sobre el panel. Un ejemplo muy sonado sería el HDR y los filtros de corrección de color; ambos ayudan al aspecto final de lo que vemos, pero ralentizan el tiempo que tarda una imagen en representarse sobre una pantalla.



II. Los efectos del "modo juego"De todos estos problemas, los jugadores se ven especialmente amenazados por el input-lag; un enemigo a combatir que en los casos más extremos puede dificultarnos nuestra forma de jugar. Hemos hablado en muchas ocasiones de este fenómeno y cómo nuestras pantallas pueden servir de amplificador para él; en muchos casos, son las propias pantallas las que, a través de filtros y efectos, aumentan la lentitud con la que las imágenes se representan frente a nosotros.


]Aquí es donde entran los "modos de juego" de muchos televisores y monitores; configuraciones preestablecidas que, en su mayoría, se centran en reducir en medida de lo posible la latencia añadida y el input-lag derivado de ella. Esto se consigue de una forma sencilla: eliminando el mayor número de elementos que involucren algún tipo de procesamiento de la imagen por parte de la pantalla; es decir, quitan opciones y configuran otras para que representar una imagen sea "más simple" para el periférico.



Desactivan opciones y configuran otras para que representar una imagen sea más simple para el periféricoTambién suelen entrar en juego otras tecnologías que ayuden a mantener una imagen más estable y a evitar problemas como el blur; pero como no existe un consenso sobre qué hace exactamente esta opción y varía de un fabricante a otro, es difícil decir con claridad qué efectos tiene el modo juego de nuestras pantallas. Generalmente, si no nos encontramos con esta opción; podemos alcanzar el mismo efecto desactivando filtros por nuestra cuenta desde la configuración.


Pero, como ya hemos adelantado, no todos los juegos se juegan igual; fuera del entorno competitivo, muchos jugadores no consideran un problema el input-lag mientras no sea excesivo; por lo que hay pantallas en las que vemos que el "modo juego" no soluciona los problemas de latencia añadida eliminando filtros; sino que añade un número aún mayor para lograr la mejor imagen posible – muy habitual en televisores – por lo que, antes de activarlo sin pensar, suele ser buena idea comprobar qué hace este modo en un modelo específico consultando el manual del fabricante.



III. ¿Deberíamos activarlo?He aquí el quid de la cuestión. Suponiendo que nuestra pantalla identifique el "modo juego" como una configuración centrada – de nuevo, hay que consultar qué hace exactamente – en la reducción de latencia añadida; dependerá íntegramente del tipo de juego al que estemos jugando y de nuestras pretensiones en él. Si estamos enfrascados en una aventura de un solo jugador y no tenemos problemas perceptibles de latencia; activar esta configuración para juego puede ser contraproducente, ya que muchas se basan en desactivar filtros y el resultado puede ser una peor imagen.


¿Qué es el "modo juego" en las TV y pantallas y cómo de útil te puede resultar si eres gamer?

Por el contrario, si jugamos en títulos de corte competitivo y nos interesa dar lo mejor de nosotros; puede que encontremos útil estas opciones y te recomendamos activarlas. Es importante entender que no son milagrosas; pero sí que influyen de forma perceptible en este fenómeno. En el caso de que nuestra pantalla no cuente con un modo especializado para reducir la latencia, os invitamos – como ya hemos escrito – a que lo configures de forma manual por ti mismo.


Más sobre: Monitores y pantallas y Tecnología.