Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Noticia

ESL expulsa a tres entrenadores de Counter Strike: GO por hacer trampas en torneos

Han sido castigados con sanciones de 6 meses a 2 años sin poder volver a entrenar. Sus equipos, descalificados.

Por / 21 comentarios
Counter-Strike: Global Offensive

Hacer trampas está mal en cualquier ámbito de la vida y, especialmente, en una competición en la que hay muchos ojos prestando atención. Es lo que le ha pasado a tres entrenadores profesionales de Counter Strike: GO, que no han dado buen ejemplo a sus pupilos y han sido expulsados hasta por dos años por su conducta antideportiva. No es la primera vez que ocurre algo similar, aunque es más habitual que los tramposos sean los propios jugadores.


En concreto, la organización de ESL ha baneado a los entrenadores de los equipos MIBR, Heroic y Hard Legion durante 6, 12 y 24 meses respectivamente tras haber aprovechado un bug del icónico juego competitivo para que sus jugadores sacaran beneficios durante un torneo en directo.


Mediante un bug en la cámara para espectadores del juego, los entrenadores podían pasar a ver la retransmisión desde este modo en cualquier parte del mapa con una cámara libre. Así podían determinar la ubicación de los miembros del equipo rival o su área de respawn para dar indicaciones a sus jugadores para llevarse la victoria. Este tweet ejemplifica mejor el fallo por el que han sido castigados



Desde ESL aseguran que varios entrenadores detectaron este fallo, pero solamente esos tres técnicos sacaron partido y, ahora, tienen que pagar las consecuencias. La organización se puso en contacto con Valve para verificar el abuso del error y el estudio responsable del juego lo confirmó. El caso ha hecho que se revisen otros torneos de CS: GO para descubrir si otros entrenadores habían recurrido a la misma práctica pero, de momento, no se ha encontrado ningún caso.


Los equipos también han sufrido las consecuencias de la mala praxis de sus entrenadores, ya que han sido descalificados de los torneos de forma retroactiva, perdiendo una cantidad de alrededor de 11.000 dólares en total, además de los puntos de ESL Pro Tour. Una sanción que puede dejar fuera a los clubes de grandes eventos como el próximo IEM Katowice o de otros torneos importantes del universo de los esports. Los equipos implicados han emitido comunicados afirmando que van a investigar las reclamaciones por las que han sido castigados.


Más sobre: Counter Strike y eSports.