Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Noticia

De cuando Xbox intentó adquirir Nintendo: "imagina a alguien riéndose de ti durante una hora; fue algo así"

Un reportaje repasa los 20 años de historia de Xbox y sus directivos cuentan una sorprendente anécdota con Nintendo.

Por / 147 comentarios
Xbox Series X

El mundo de los videojuegos tiene a su alrededor muchas historias que no suelen trascender, pero son verdaderamente curiosas. Algunas, como las que os vamos a contar a continuación, parecen incluso surrealistas.


El medio Bloomberg ha creado un extenso y recomendable reportaje que repasa los 20 años de historia de Xbox. De cómo Bill Gates y The Rock presentaron una consola por la que no apostaban muchos en un principio, pero de la que Microsoft ha conseguido transformar en una de las marcas dominantes del ocio digital. Una marca que nació de la ambición que ha tenido la empresa de Redmond desde sus inicios. Y que, en algunos casos, quizás haya pecado de desmedida.


Microsoft intentó aprovechar su poder adquisitivo para conseguir juegos exclusivos¿Os imagináis a Microsoft comprando Nintendo en el año 2001? Eso sucedió, tal y como vemos en el artículo. En los primeros pasos de Xbox, el equipo creativo intento aprovechar sus considerables recursos financieros para asegurarse juegos exclusivos, y se acercaron a varias empresas para ello. "Primero fuimos a EA y dijeron que no. Después, fuimos a Nintendo", afirma Bob McBreem, jefe de desarrollo comercial.


Pero no tuvieron demasiada suerte con la Gran N: "Steve (Ballmer, quien fuera CEO de Microsoft) nos hizo reunirnos con Nintendo para ver si consideraban ser adquiridos. Simplemente se rieron a carcajadas. Imagina que alguien se ría de ti durante una hora. Así fue esa reunión", cuenta Kevin Bachus director de relaciones con las third-party.


McBreen también indica que tenían a Nintendo en su mismo edificio en enero de 2000 para trabajar los detalles de una empresa conjunta, donde les dieron todas las especificaciones técnicas de su Xbox. El directivo indica que su argumento con la empresa nipona era que su hardware apestaba en comparación con PlayStation, y que su idea era "sois muchos mejores en las partes con los juegos de Mario y todas esas cosas, ¿por qué no nos dejáis encargarnos del hardware?". Pero como ha marcado la historia, no funcionó y ambas firmas siguieron su camino.


Más sobre: Nintendo, Xbox, Microsoft y Xbox Series X.