Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Noticia

Consejos para elegir un monitor CRT y volver a tu PC del pasado

Sabes que llevas años queriendo hacerlo, y el mercado existe, pero no sabes cómo elegir, así que te ayudamos.

Por / 6 comentarios
Consejos para elegir un monitor CRT y volver a tu PC del pasado

Los televisores y monitores CRT han experimentado un modesto pero estable resurgir en los últimos años gracias a las oleadas de nostalgia hacia lo retro, tanto la música como la estética como los videojuegos, pero hay una clara diferencia entre esos días en que jugabas a Doom a 320x200 y ahora, y es que antes eran tus padres los que habían elegido el monitor, y ahora eres tú quien tiene que desgranar los secretos, las ventajas y los inconvenientes de cada modelo.


Hace unos días hablábamos de que era un buen momento para plantearse comprar un monitor nuevo, dado que las tecnologías ya habían madurado y los precios se habían establecido. ¿Qué nos dices si te decimos que algo similar ha pasado con los CRT? Vale, las tecnologías siguen siendo las que eran, pero lo bueno es que ahora contamos con más perspectiva que nos ha hecho personas sabias y conscientes de qué podemos exigirle a estas piezas que merecen ser usadas, y no coleccionadas.




Trucos para elegir un buen monitor CRT


¿Quién se compraría un CRT en 2022?


Vamos a ver, para empezar, un poco de respeto, que hablamos del dorado pasado de mucha gente. Para seguir, lee atentamente, porque aunque a ti no te generen nostalgia estas pantallas, tienen razones de sobra para hacerse un hueco entre las actuales. Es como ocurrió con los vinilos y la llegada de los CD y la música digital, pero en este caso se pasó a los paneles LCD. No obstante, en el caso de los CRT las ventajas son:


  • Tienden a mostrar una relación de contraste mayor.
  • Sus tasas de refresco también suelen ser mayores que en los LCD.
  • Los contenidos pensados para esas pantallas se ven mejor en ellas, tanto por las resoluciones como por las características de color, luces y sombras.

Me dicen que los Sony son buenos, ¿es así?


Intenta no obsesionarte con un modelo específico, ni con una marca, porque aunque el mercado todavía es rico en cantidad y variedad, seguimos hablando de productos descatalogados, entonces puede ser complicado hacerte exactamente con lo que buscas, o tener que gastarte de más. Ahora, sí que puedes familiarizarte con algunas de las mejores marcas para empezar a desbrozar un poco los resultados que te salgan en las páginas de compraventa.


Efectivamente, Sony y sus Trinitron son de lo mejorcito de estas pantallas, y encima se fabricaron en buenas cantidades, duran y son fáciles de reconocer y de encontrar (tanto las pantallas como los recambios, ojo). También pueden interesarte Mitsubishi, Hitachi, LaCie, NEC, Iiyama y Eizo. Eso sí, no descartes los montadores de equipos completos (Dell, HP o Compaq), porque no eran fabricantes, sino que usaban las de los que hemos mencionado y les ponían su propia marca. En este caso tendrás que investigar o incluso lanzarte a comprar siguiendo tu intuición.


¿De verdad que merece la pena un monitor viejo?


Afinemos un poco. Independientemente del estado de conservación, como todo aparato electrónico en evolución los televisores CRT fueron mejorando con el tiempo. De esta forma, aunque encontraras uno de hace 30 años en buenísimo estado, seguro que el tamaño de la pantalla, la resolución o tasa de refresco no te convencen. Por eso deberías tratar de estrechar tu horquilla de búsqueda a aquellas pantallas fabricadas cerca de los años 2000 (máximo desde finales de los 90).


Esta es la forma de asegurarte que mantienes intacta la experiencia de uso, pero también sumando las ventajas acumuladas a lo largo de los años en lo que respecta a calidad de imagen y definición, así como extras como la existencia de los menús en pantalla para afinar la imagen. Puedes fiarte de lo que indiquen los vendedores, pero esta clase de periféricos solían indicar claramente el año de fabricación en las pegatinas a la vista.


Consejos para elegir un monitor CRT y volver a tu PC del pasado

Busco uno de 27 pulgadas, ¿no?


Para el carro a menos que quieras que se te parta la mesa por la mitad. Los monitores de rayos catódicos son periféricos muy pesados. Piensa que aparte de los componentes internos y la estructura, la pantalla misma es de cristal. Con esto, podríamos quedarnos cómodamente entre las 15 y 21 pulgadas. Sony llegó a hacer un monitor de 24 pulgadas (e incluso una relación de aspecto de 16:9), pero para que tengas una referencia, uno de 21 ya puede pesar casi 30 kilos.


Obviamente, vas a tener que hacer un ejercicio de regresión y conformarte con lo que había antes, aunque tampoco vayas a bajar a las 15 pulgadas a menos que quieras una experiencia completamente retro para sentirte como en los 80. No, el punto ideal son las 19 pulgadas, aparte de por todas las variables que hemos mencionado, porque se encuentran muy fácilmente. Eso sí, si lo ves complicado, seguro que te resulta aún más fácil agenciarte un CRT de 17 pulgadas.


¿Y la resolución? Imagino que 640x480…


¡No te creas! El concepto de resolución funciona muy distinto que en los LCD. Mientras que los paneles actuales tienen píxeles físicos, en el caso de las pantallas de rayos catódicos lo que vemos es una proyección analógica. Por ello técnicamente pueden aumentar o disminuir estas métricas a placer. No obstante, sí que podemos hablar de una "resolución recomendada" por el fabricante. Por ejemplo, buscando el Mitsubishi Diamond Plus 73, que es el último que tuvimos en casa, nos encontramos estas resoluciones:


  • 640 x 480 @60 a 120Hz
  • 800 x 600 @55 a 110Hz
  • 832 x 624 @55 a 105Hz
  • 1024 x768 @55 a 87Hz
  • 1280 x 1024 @55 a 66Hz

La resolución más alta tiende a ser la más fina sin perder precisión de imagen, obviamente, pero lo más importante acaba siendo el uso que le des a la pantalla. Si te dedicas a jugar a juegos de los 90 en Windows 95, lo más probable es que con 1024x768 tengas suficiente, pero si saltas a XP, quizá te interesen incluso resoluciones mayores como las que puedas encontrar en modelos más modernos, como la 1600x1200. Podrías subir más, pero siempre dentro de lo que marque el dot pitch del monitor (en dos párrafos hablamos de este concepto).


¿Hay CRT con mejores tasas de refresco?


Como acabamos de ver, este tipo de monitores son compatibles con una gran variedad de resoluciones y tasas de refresco, pero siempre equilibrando estas dos magnitudes. Es decir, que cuanto mayor sea la resolución, mejor los Hz, y viceversa. Sí que podemos hablar de 75 Hz en los modelos más modernos, con máximos de 200 Hz si bajamos la resolución al mínimo, pero lo interesante es que van más o menos de la mano.


De todas formas, no deberías obsesionarte por estas cifras, dado que por la forma en que se muestran las imágenes en estas pantallas, lo que ves siempre parece mucho más fluido. Por otra parte, en el caso de los modelos de últimas hornadas es muy fácil encontrar resoluciones amplias con un mínimo de 75 Hz.


Consejos para elegir un monitor CRT y volver a tu PC del pasado

¿Qué es eso del dot pitch?


El dot pitch o pixel pitch indica "la distancia entre los puntos de fósforo o entre las cejas LCD del mismo color de píxeles adyacentes". Esta característica es importante, porque es el que realmente determina la nitidez de la imagen (es lo que garantiza que una proyección de 640x480 se vea igual de fina que una de 1280x1024), y se mide en milímetros. Suelen recomendarse pantallas con un dot pitch de 0,28 mm o inferior, con un punto óptimo de entre 0,24 y 0,21 mm. Sí, los hay con una distancia incluso inferior, pero son periféricos más escasos.


Tecnologías de CRT: ¿máscara de sombra o rejilla de apertura?


A poco que te informes sobre esta clase de pantallas, empezarás a leer sobre las máscaras de sombra y las rejillas de apertura, y te plantearás cuál es mejor. Son dos métodos para asegurarse de que los electrones se quedan donde deben, pero el segundo vino después y suele tener algunas ventajas muy atractivas.


Mientras que la máscara de sombra es una placa metálica con agujeros minúsculos espaciados regularmente, la rejilla de apertura se presenta en forma de hilos verticales que recubren toda la pantalla. Fue una tecnología patentada por Sony para sus Trinitron, y aunque hace ya casi 20 años que expiró la patente, hay otras marcas que se esmeraron para compensar las carencias de las máscaras de sombra.


Para ir a lo concreto, lo mejor de las rejillas de apertura es que bloquean una menor cantidad de luz, por lo que la imagen es mucho más colorida y luminosa. Hablando especialmente de los monitores CRT, esta segunda opción es mucho más adecuada para las pantallas planas. Ahora, si consigues encontrar las versiones más evolucionadas de las máscaras de sombra, como las que se encontraban en los Hitachi ErgoFlat o los NEC ChromaClear, tendrás muy buena calidad de imagen, pero lo mejor es que te centres en modelos más populares, pero con rejilla.


¿Son mejores las pantallas curvadas o las planas?


Cuando piensas en un CRT, seguro que te imaginas un pantallote de cristal convexo. Esta característica era necesaria para subsanar algunos de los problemas de los rayos catódicos, pero para mediados de los 90, los fabricantes encontraron métodos para fabricar versiones planas que, ya para los 2000 dominaban el mercado. En este caso no vamos a hablar de una verdad absoluta para decidir qué es mejor: si te gusta más la sensación de ver un CRT curvado, a por él, pero si lo tuyo es la pantalla plana o si vas a usar software más moderno, no te cortes.


Consejos para elegir un monitor CRT y volver a tu PC del pasado

¿Cómo lo conecto?


¿Te acuerdas de los conectores VGA? Exactamente, los monitores CRT —en su mayoría— se conectan con estas entradas analógicas. Es decir, que si quieres conectar tu equipo moderno, vas a necesitar un conversor de HDMI o DisplayPort a VGA. Se trata de adaptadores con alimentación, por un lado, y que presentan un máximo de resolución/Hz, por otro. Es decir, asegúrate de investigar bien qué monitor tienes y no repares en gastos, que los más baratos pueden dejarte en la estacada.


Los otros conectores que se pueden ver son los DVI o incluso los cables de vídeo compuesto (en el caso de los monitores más antiguos, como los Commodore 1701 o 1702), pero la idea es que tendrás que hacerte con un conversor de señal digital a señal analógica en cualquier caso.


¿Dónde puedo comprarlos?


Evidentemente, no te vas a ir a PcComponentes a buscar monitores CRT. Tu campo de acción debe ser el de las tiendas de segunda mano, y a este respecto deberías abrir bastante tus miras y sobre todo aprender a buscar. Por un lado, tienes opciones en línea como Wallapop (sobre todo) o Milanuncios, que cubrirán más anuncios locales; eBay o Etsy, si quieres ampliar a vendedores internacionales; y luego otras para ir en persona y peinar las existencias de vez en cuando, como podría ser un Cash Converters. Obviamente, esta alternativa requerirá de buena suerte y mucho olfato para saber qué estás viendo.


Eso sí, a la hora de buscar, te damos ciertos consejos:


  • Siempre que haya opción, trata de probar el monitor antes de comprar, sobre todo si el precio es elevado.
  • No seas perezoso/a y busca en persona. Nunca se sabe lo que puedes encontrar.
  • Si pides una pantalla a distancia, no escatimes con el envío, que puedes tener sustos.
  • Anímate a preguntar a amigos y conocidos, o por redes, que a veces los familiares tienen joyas perdidas de las que quieren deshacerse.
  • Buena suerte.

Imágenes | Lorenzo Herrera, JD X, Moritz Mentges (en Unsplash)


Más sobre: TV, CRT, Monitor y 3DJuegos Tech.

Suscríbete a nuestra newsletter:

Recibe un recopilatorio diario y/o semanal de las noticias publicadas:


Diaria (Recibe todas las noticias publicadas en las últimas 24h para no perderte nada)

Semanal (Recibe cada viernes las 10 mejores noticias publicadas desde el último viernes a modo resumen)


No es spam. No compartiremos su correo electrónico. Puede darse de baja en cualquier momento.