Si tienes una supercomputadora y quieres llevarla al límite, simula una supernova

Si tienes una supercomputadora y quieres llevarla al límite, simula una supernova
Facebook Twitter Flipboard E-mail

Aunque para ello necesitarías un equipo de millones de dólares como el del centro de supercomputación Pawsey.

Para poner a prueba tu nuevo PC, seguro que habrás probado alguna prueba de estrés como Prime95, 3DMark, FurMark, etc., pero cuando tienes una supercomputadora como la del centro Pawsey, el nivel sube tanto que necesitas otra clase de cálculos y operaciones de peso para poder sacarle partido. Lo hemos leído en The Conversation, y cómo no, estamos francamente impactados con la lista de la compra que tiene semejante monstruo de la computación.

Ironías de la vida, este monstruo se llama Setonix, que es parte del nombre cienftífico del bicho pelúo más adorable de la existencia: el quokka. No obstante, en su interior se aloja una lista de componentes que da absoluto pavor:

  • Más de 500 nodos de CPU AMD EPYC "Milan" (un total de 65000 núcleos), a razón de 64 núcleos a 2,55 GHz, 2 núcleos y 256 GB por nodo
  • Ocho nodos de CPU de 1 TB para memoria alta
  • Ocho nodos para data movers
  • 16 nodos de visualización
  • Cuatro nodos de acceso
  • Conexión Slingshot interconnect de HPE, a 100 Gb/s
  • Sistema de archivos Lustre formado por 3 SSD y 11 HDD con un total de 14 PB

Imagen de {hardware}

Para poner a prueba el Setonix, el equipo de investigadores han procesado los datos que han procesado las 36 antenas parabólicas del telescopio Askap de la CSIRO. Es decir, el "Pathfinder de matriz de kilómetros cuadrados de Australia" de la "Organización de Investigación Científica e Industrial del Commonwealth". El objetivo era procesar los datos que le llegaban a través de una red de fibra óptica de alta velocidad para convertirlas en imágenes independientes a lo largo de cientos de frecuencias distintas para, finalmente, combinarlas y generar una imagen completa.

Esta imagen se corresponde con la supernova SNR G261.9+05.5, que fue originalmente centro de atención de la CSIRO allá por 1967, y se encuentra a unos 13000 años luz de la Tierra. Resulta lindo recrear imágenes de tan arriba cuando abajo la máquina que lo ha hecho posible está decorada con motivos tan locales como los que ha creado la artista Margaret Whitehurst, que forma parte del pueblo Wajarri Yamatji, y que se inspiró en las estrellas tal y como brillan sobre las tierras del medio oeste australiano.

Comentarios cerrados
Vídeo destacado

352 visualizaciones

25 detalles de Cyberpunk 2077 y Edgerunners que nos vuelven locos

Volvemos a Night City en busca de detalles en este nuevo especial en vídeo dedicado a Cyberpunk 2077 y la serie de animación Edgerunners que está causando furor en Netlix.