Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis

Star Citizen: Curiosidades y anécdotas

  1. Los negocios son los negocios

    A menudo nos preguntamos qué relación tienen los humanos (o la UEE en general) con otras especies alienígenas, pero ¿cómo se las apañan entre ellas? La facción más amigable de Star Citizen, al margen de la nuestra, es el Protectorado Banu, que tienen buenas relaciones comerciales con prácticamente todas las criaturas del universo. Incluso con los intratables Vanduul guardan un trato precario, pero amistoso. Para ellos, los negocios lo son todo. Y cuando hay dinero por delante, las amistades y enemistades son lo de menos.


  2. Vanduul

    La especie alienígena Vanduul es bastante hostil con los demás y consigo mismo: no mantienen una relación estrecha entre diferentes tribus de sus iguales en Star Citizen, pero disponen de tecnología avanzada y son los responsables de naves como el Harvester, el Crawler, el Blade o el Glaive, ¡sólo por nombrar algunas!


  3. Un lenguaje curioso

    La lengua de los alienígenas Xi’An en Star Citizen tiene muchas particularidades. Aunque supuestamente son socialmente permisivas, necesitas dominar cierto código de conducta para interactuar con ellos como es debido. Así pues, el saludo informal es “chac”, mientras que “Shē’sueren” es un saludo formal que significa “hola, y saludos en paz”. Lo mismo para despedirse: “gath” es informal, y “Athlē-korr” es un gesto formal que significa “ten un viaje seguro”.


  4. Mucho, mucho dinero

    La campaña de financiación colectiva de Star Citizen doblaba un récord de recaudación en 2017: por segundo año consecutivo, había logrado reunir más dinero que el resto de videojuegos combinados, superando los 34 millones de dólares ese año, y los 175 millones en total.


  5. Squadron 42

    Se trata de una característica muy poco usual, pero la “campaña” de Star Citizen es, en realidad, un proyecto separado bajo el nombre de Squadron 42, y es el sucesor espiritual del clásico Wing Commander.


  6. ¿Hello… Kitty?

    No, Hello Kitty no. Star Kitten, que es diferente. Un respeto: es una serie de animación creada en 2932 por el autor Genady Kuzofirst y que ha cautivado a miles de ciudadanos. Sally, su “estrella”, es una monada. Incluso puedes comprarte una camiseta con su diseño. O armas. Lo que prefieras.


  7. Un Reparto de Campanillas

    Entre otras cosas, un gran presupuesto permite no pasar estrecheces durante un desarrollo pero también disponer de dinero para contratar a grandes actores. En Star Citizen prestan su imagen y su voz intérpretes de la valía de Gary Oldman (León: El Profesional), Mark Hamill (Star Wars), Gillian Anderson (Expediente X), Andy Serkis y John Rhys Davies (El Señor de los Anillos), Liam Cunningham (Juego de Tronos) o Mark Strong (Rockandrolla).


  8. ¿Cuánto vale la nave más cara?

    Uno de los aspectos más polémicos de Star Citizen ha sido el del coste de sus naves. Si bien los hay muy económicos, que nos permiten entrar en el juego por el precio de un título normal y corriente, también hay otros de costes que algunos consideran desorbitados. El más caro que podemos adquirir para navegar por el espacio del juego es el Javelin, que ya está agotado en los 200 modelos que salieron a la venta, y con el que nos podemos hacer a cambio de 2.500 dólares reales para nosotros y el resto de la tripulación de varios jugadores a los que puede albergar.


  9. El juego de los 150 millones de dólares

    El título ha sido un éxito salvaje en términos de crowdfunding, y es uno de los emblemas de este tipo de propuestas. En el momento de redacción de esta noticia la populosa fase de financiación colectiva de Star Citizen está ya cerca de los 150 millones de dólares, cifra que se incrementará notablemente puesto que a marzo de 2017 todavía queda mucho tiempo para que el juego se ponga a la venta.


  10. El entusiasmo de un Jedi

    De todas las estrellas que trufan el reparto de actores de Star Citizen hay una que brilla con luz propia por su pasado galáctico, hablamos claro de Mark Hamill. El actor, Luke Skywalker en La Guerra de las Galaxias, se mostró especialmente entusiasmado con volver a trabajar con Chris Roberts en un videojuego después de que ambos estuvieran colaborando en la serie Wing Commander. El propio Hamill lo relata: "Cuando Roberts me preguntó, no necesité ver el guión. Le dije ‘¡cuenta conmigo!. Por supuesto, mi agente me dijo: ‘no le habrás dicho eso ¿verdad? ¡Hazte de rogar por el amor de Dios!’"


  11. A vueltas con el motor gráfico

    Uno de los grandes reclamos del imperial aspecto gráfico de Star Citizen era el empleo de CryEngine, algo que se promocionó mucho durante los primeros compases de la financiación colectiva del videojuego. No obstante en la recta final de 2016 se anunció que se cambiaría de engine, y que a partir de entonces Chris Roberts y compañía pasarían a emplear Lumberyard, propiedad de Amazon.