Análisis de Alex Kidd in Miracle World DX. Un regreso que me ha recordado lo difíciles que eran antes los juegos

Análisis de Alex Kidd in Miracle World DX. Un regreso que me ha recordado lo difíciles que eran antes los juegos
Facebook Twitter Flipboard E-mail

Alex Kid in Miracle World DX es un trabajo a caballo entre la remasterización y el remake. Es absolutamente fiel al juego original sin modificar su jugabilidad, pero matiza su narrativa, le añade un nuevo estilo artístico y musical, y aporta nuevas formas de jugarlo que le añaden más profundidad a un juego mítico.

Cualquier persona que haya tenido una Master System 2 recordará con un cariño enorme a Alex Kidd in Miracle World. Mi primera consola fue una Mega Drive, pero Dani, uno de mis mejores amigos, tenía una Master System con este Alex Kidd. Era tradición pasarnos fin de semana tras fin de semana aprendiéndonos cada secuencia de piedra-papel-tijera, analizando los movimientos de los enemigos, calculando cuántos sacos de dinero teníamos que coger en cada fase para poder comprar objetos, y probando, probando y probando para ser capaz de pasarnos el juego sin morir. El Alex Kid original se publicó en 1986. En aquellos años, el diseño de videojuegos no era como el de ahora. El hardware disponible ofrecía mucha menos memoria para programar, la inspiración venía de los ritmos de juego de las máquinas arcade, y la usabilidad o la manera de guiar al jugador no era tan amable como ahora. Antes, los videojuegos querían que murieras una y otra vez, que volvieras a empezar el juego desde el principio, que te aprendieras de memoria todo lo que sucedía en cada nivel, y que llegaras al final usando esa mezcla de memoria, habilidad y paciencia. Dani y yo conseguimos terminarnos, así, Alex Kid tras meses de divertido sufrimiento. Sí, he dicho "meses", y eso que una partida de Alex Kidd, si no mueres nunca, no dura ni una hora.

Alex Kidd in Miracle World DX es una revisión del original que ha mantenido este espíritu absolutamente intacto. Las cajas de impacto de los enemigos siguen siendo muy crueles; un ligero roce y estás muerto. El salto de Alex sigue siendo largo y, muchas veces, impreciso y con un deslizamiento al aterrizar que sabe sacarte de quicio hasta que lo dominas. Su puñetazo tiene un alcance de risa; es tan limitado su área de efecto que tendrás que pegarte tanto a los jefes finales que te matarán por mera proximidad. Hay fases que duran un suspiro y otras tan extremadamente frustrantes que querrás apagar el juego y no volver a encenderlo jamás. Porque así eran los videojuegos antes. Querían que murieras para exprimir esa breve duración que el hardware de los años ochenta les permitía implementar. Sabiéndolo, el equipo de desarrollo Jankenteam, encargado de este proyecto de revisión, podría hacer subsanado todas estas cualidades que a día de hoy se ven como deficiencias. Pero eso sería matar a Alex Kidd, sería convertirlo en otro juego totalmente distinto. Alex Kidd in Miracle World tiene que ser así hoy, ayer y mañana: cruel y muy arcade. Y eso se mantiene.

Eso no quiere decir que este DX no tenga nada nuevo o que Jankenteam no haya hecho nada, al contrario. De hecho, es una de las revisiones de un juego de la época que más cariño, mimo y sensatez tiene. Para empezar, propone un nuevo acercamiento al juego, un modo de vidas infinitas que te permite volver a nacer en el lugar en el que te han matado. Ojalá tuviéramos este modo Dani y yo para entrenar con el juego. Es la mejor manera para comenzar a jugar, porque te permite recorrerte toda la aventura, conocer el título y saber a lo que te enfrentas.

Es una de las revisiones de un juego de la época con más cariño, mimo y sensatez

Una vez te hayas despachado el juego así, llega el momento decisivo: superarlo en su modo original. Y tendrás que hacerlo, porque el modo de vidas infinitas no te permite extraer todos los logros. Para practicar para esta modalidad, tienes una opción para enfrentarte directamente con los jefes. Es decir, Jankenteam ha tendido un puente muy, muy cómodo para que esa dificultad de 1986 se mantenga, pero pudiendo plantarle cara poco a poco, a tu ritmo y sin enfadarte más de la cuenta con el juego. De esta forma, y sin meternos ya en cuestiones de rediseños artísticos o musicales, han conseguido que esta versión DX sea la mejor manera de jugar a Miracle World en 2021

Un juego bonito y con una música genial

Un regreso que me ha recordado lo difíciles que eran antes los juegos

Metiéndonos ya en el trabajo de repintado realizado, solo puedo aplaudir el trabajo del estudio. Se ha usado un arte pixelado colorido, lleno de energía, con mucha fuerza, elementos redondeados, color y personalidad. El rediseño de los jefes, de los castillos y de los escenarios es espectacular. Es un trabajo que le da al título de Master System una sensación de mundo cohesionado, y a la aventura de Alex Kidd un tono de viaje muy cuidado. Lo mismo puedo decir de la música. Es estupenda. Pero hay algo más.

El juego, pulsando un botón, permite cambiar el estilo gráfico al original de 1986. Así podemos comprobar cómo era el juego antes y cómo es ahora. Además, y en una demostración de sensatez, el equipo de Jankenteam es plenamente consciente de que si lo pones todo más bonito y actual, también hay que reforzar la narración. Y es que, ahora, Alex Kidd no es un conjunto de píxeles sin boca, y los jefes tienen mucha más expresión. Es por ello que en este DX hay una historia que se cuenta de forma más clara, un HUD que nos dice cuántas vidas nos quedan y cuánto dinero llevamos encima. Se han ajustado los diálogos y la presentación de los personajes, y hasta se han añadido PNJ que antes no estaban ahí, más fases y contenido extra. Y si cambiamos al modo gráfico clásico, todo esto también se ha añadido. Está tan bien integrado que he tenido que ver partidas de la época para asegurarme que estos nuevos diálogos no estaban ahí antes.

Un regreso que me ha recordado lo difíciles que eran antes los juegos

Una vez que superemos el juego así, podremos desbloquear el modo retro, en el que la aventura clásica se muestra intacta. Como veis, hay muchísimo cariño, cabeza y corazón puesta en este juego. Pero, ¿eso quiere decir que este sea un título para todo el mundo? No, tampoco es eso. Alex Kidd in Miracle World DX es un videojuego pensado para los que disfrutaron del título en su momento y quieren reencontrarse con él.

La verdad es que el videojuego original no ha envejecido nada bien

La verdad es que el juego original no ha envejecido nada bien. El diseño de niveles es pobre, los desafíos están descompensados y no encierra nada a nivel de videojuego que sea memorable recordar hoy. Quiero decir que si tú juegas hoy a Super Mario Bros o a Sonic, hay cosas que te seguirán alucinando. Alex Kidd es un personaje a recordar por su historia como mascota de Sega previa a la aparición del erizo, por casi haber sido un juego de Dragon Ball y por haber venido grabado en las tripas de Master System II. Es por ello que Alex Kidd in Miracle World DX es sensacional por la nostalgia e, incluso, para estudiar el videojuego original. Sin embargo, no es un videojuego retro fresco sin problemas de diseño.

Pero el trabajo de Jankenteam, su misión y su visión no era rediseñar este título, sino devolverlo de la mejor manera a nuestras manos con todo su sabor intacto. Y eso lo han hecho de una manera inmejorable, encomiable y hasta con sensatez a la hora de pedirnos cuánto debemos pagar por esta revisión. Su modo de vidas infinitas para realizar un primer acercamiento, el rediseño de su aspecto visual y sonoro, e incluso la matización de su narrativa para darle más empaque a la aventura, son elementos puestos ahí por un grupo de desarrolladores y artistas que aman el original. Y para aquellos que lo aman tanto como ellos, es para los que este juego es absolutamente recomendable. Se ha hecho para ellos, para Dani y para mí. Así que gracias, Jankenteam.

Hecho con corazón

Recomendado
Un regreso que me ha recordado lo difíciles que eran antes los juegos

Alex Kidd in Miracle World DX

Por: El equipo de 3DJuegos
Recomendado

Alex Kidd in Miracle World DX es una revisión que no altera para nada la dura jugabilidad del título original, pero que sabe aportar nuevos acercamientos más accesibles al título. Los "problemas" del juego original siguen estando ahí, pero la misión del equipo de desarrollo era dejarlos intactos, revisar sus modos, su aspecto gráfico y hasta aportar varios detallitos hechos por ellos para redondear la aventura. Todo esto lo han hecho genial, es por ello que Alex Kidd in Miracle World DX es un videojuego absolutamente recomendable para el público al que va dirigido: quienes jugaron al original y quieren revisitarlo con un aspecto renovado, con nuevos modos y con alguna que otra sorpresita. Por su dificultad, por cierto, puede llegar a duraros más de 20 horas acabaros el título en su modo retro.

Comprar Alex Kidd in Miracle World DX
5 cosas que debes saber:
  • Es el mismo juego de 1986 pero con sorpresitas
  • Se ha renovado el estilo gráfico sin traicionar el original
  • Hay modos de vidas infinitas, retro y de batalla contra bosses
  • No se han renovado las mecánicas ni las dinámicas originales
  • La narración también se ha ajustado con acierto
Jugadores: 1
Idioma: Textos en español
Duración: 2-20 horas
Comentarios cerrados
VÍDEO ESPECIAL

17.698 visualizaciones

Los MEJORES MOMENTOS de los PREMIOS 3DJUEGOS by Doritos 2022

Por segundo año consecutivo la industria del videojuego en España se reunió para celebrar los Premios 3DJuegos by Doritos, un gran evento en el que se dieron a conocer los galardones a los títulos más importantes de 2022, con candidatos tan exitosos como Elden Ring, God of War...