Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis

Análisis de GRID

Análisis por  /  14 de agosto de 2008       
Comentar
Recientes

Después de recorrer el mundo en la “next-gen”, los coches de Race Driver: GRID encogen y se meten en una doble pantalla que, aunque con un motor menos potente, dispone de algunas características especiales con las que conseguir una gran experiencia de conducción.

Los bólidos de Firebrand Games vuelven a calentar neumáticos en el asfalto táctil de Nintendo DS. La compañía escocesa, aliada indiscutible de los maestros de Codemasters, arranca motores otra vez y nos sorprende con una obra que pretende superar a su anterior Race Driver: Create and Race a la vez que intenta mantener todo el espíritu con el que los coches de Race Driver: GRID brillaron en la “next-gen”.


El resultado ha sido muy satisfactorio, con un videojuego de conducción que mezcla arcade y simulación en la doble pantalla de una portátil que mejora con esta incorporación su catálogo dentro de una parcela que no se le había dado especialmente bien.


Eso al menos hasta hace menos de un año, cuando Race Driver: Create and Race sentó las bases de lo que iba a ser este Race Driver: GRID, continuación gráfica, sonora y jugable de su predecesor, al cual ha adelantado en pista gracias a una propuesta más variada, más profunda y con más posibilidades. En términos automovilísticos, podríamos decir que Firebrand Games ha batido su propio récord de circuito, poniendo las cosas muy difíciles a todos aquellos que se dignen a lanzar al mercado un título que intente competir con estos especialistas en el género de la conducción.


GRID aprovecha el rebufo de su predecesor Race Driver: GRID no nos sorprende en cuanto a números: unos 30 coches y cerca de 20 circuitos (cifras parecidas a las del anterior videojuego de los escoceses), tampoco en cuanto a modos de juego, pero es que las apariencias engañan, sobre todo cuando nos damos cuenta de que bajo dos simples nombres (Modo Piloto de Carreras y Modo Multijugador) se esconden fácilmente unas veinte horas de juego.


GRID análisisRace Driver: GRID nos ofrecerá cerca de 30 coches diferentes que se irán desbloqueando para que comprobemos que cada uno de ellos tiene características diferentes en carretera, como la velocidad, el agarre o la aceleración.

Como si nos encontráramos ante matrioskas (muñecas rusas), lo último de Firebrand Games va descubriéndonos su tremenda amplitud a medida que jugamos. Dentro del Modo Piloto de Carreras, nos meteremos en el habitáculo de coches europeos, japoneses y estadounidenses, dependiendo de si nos encontramos en Europa, Japón o EEUU, los tres grandes emplazamientos disponibles dentro de Race Driver: Grid.


Cada zona del globo se compone de varias pruebas y, a su vez, cada prueba superada nos plantea nuevos objetivos hasta que ganemos todos los desafíos y batamos todos los récords. La libertad para escoger entre diversas competiciones es aquí una de las claves más atractivas del producto, puesto que en cualquier momento tenemos la posibilidad de cambiar de continente e intentar así mejorar nuestra reputación, además de lograr desbloquear nuevos circuitos, coches e incluso actualizaciones para los vehículos presentes en el videojuego.


Profundidad de conducción Como buen videojuego de conducción que es, Race Driver: GRID basa gran parte de sus pruebas en competiciones con otros vehículos controlados por la CPU. Los eventos son de diversa índole, con carreras por los suburbios de Tokyo, por las inclinadas calles de San Francisco o rodeando los rascacielos de una ciudad como Detroit. No obstante, predomina más el ámbito profesional, donde circuitos tan míticos como el de Donington Park, Nürburgring, Jarama o Spa-Francorchamps son los más habituales, sobre todo en el caso de Europa.


No obstante, y aunque ganen en presencia, las carreras no lo serán todo. Uno de los aspectos más atractivos de lo nuevo de Firebrand Games es que hay mucha variedad, repartida en opciones tan interesantes como pruebas de velocidad, trazados con obstáculos, fases de persecución y adelantamiento, tests de frenada, eventos de “drifting” (derrapes), etc.


GRID DSHabrá muchas ciudades que recorrer en GRID y cada una de ellas tendrá sus monumentos típicos. El grado de detalle puesto en los escenarios es muy grande. Tanto, que a veces será inevitable que sintamos ligeras caídas de “frame rate”.

Mientras que otros se quedan sólo en la superficie de la simulación, Race Driver: GRID para Nintendo DS ha sabido profundizar. Dispone de un variado planteamiento jugable, pero también de pequeños detalles que han logrado sorprendernos, como el hecho de plantearnos algo que no nos pone directamente a bordo de un coche, sino en el escritorio de un diseñador de circuitos que debe de elaborar trazados en base a una serie de exigencias.


Conviértete en diseñador de circuitos El destacado editor de trazados que ya pudimos disfrutar en la primera entrega de Race Driver no sólo se ha rescatado, sino que se ha mejorado con infinidad de nuevas rectas y curvas con las que crear un Gran Premio a nuestro gusto. Distintas variantes, chicanes, pasos elevados, túneles, tribunas y otros elementos ornamentales se despliegan en un potentísimo intento por mejorar la faceta de personalización del videojuego. Por poderse, se puede hasta controlar la iluminación del circuito y la imagen de fondo que veremos cuando corramos sobre él.


Todo ello gracias al poder de un lápiz táctil que simplifica enormemente nuestra tarea como diseñadores, y es que el stylus se convierte, en este caso en particular, en una herramienta con la que arrastrar carreteras y demás elementos hasta el lugar del plano que más nos interese.


Las posibilidades son realmente infinitas, más aún si os contamos que se da la posibilidad de compartir nuestras creaciones con otros jugadores, tanto si se encuentran a nuestro lado con su Nintendo DS (por conectividad inalámbrica) como si se hallan a una gran distancia (a través de la Conexión Wi-Fi de Nintendo).


Para pilotar, mejor la cruceta Evidentemente, no siempre hay que estar con el stylus a cuestas. En realidad, sólo lo necesitaremos para navegar entre menús, manejar el editor mencionado y poco más. El resto sigue un esquema de control tradicional, dando así con una solución donde la cruceta direccional se destina al manejo del vehículo, mientras que los botones servirán para acelerar, frenar, cambiar de marchas, modificar la perspectiva o mirar hacia atrás.


En total, disponemos de cuatro cámaras diferentes desde las que seguir el movimiento de nuestro coche (una cámara desde detrás, otra más elevada, una vista desde el capó y una última desde el morro del bólido). Todas ellas serán igual de eficientes y tendrán el mismo papel de dejarnos apreciar una notable sensación de velocidad a través de la pantalla superior de la “dual screen”.


GRIDFirebrand Games ha rescatado el editor de circuitos de Race Driver: Create and Race. Se han añadido nuevas opciones de construcción, dando lugar así a un editor muy completo que suma muchos puntos de personalización a la obra.

Durante las carreras no será necesario, en ningún momento, la interacción activa con la pantalla inferior, que se limita a ofrecernos un mapa del circuito que rota a medida que tomamos las curvas, ofreciéndonos así una gran ayuda a la hora de apreciar lo que se nos avecina. Adicionalmente, hay una serie de pilotos luminosos en el lateral de esta misma pantalla, destinados a mostrarnos los daños sufridos en materia de cambio de marchas, de dirección, de suspensión, de motor y de ruedas.


Un motor “capado” pero con mucho potencial Desgraciadamente, y nos tememos que por limitaciones técnicas de la máquina, Race Driver: GRID no ha sido capaz de manifestar daños visibles en las carrocerías de los vehículos. Asimismo, los cambios en el comportamiento de los coches averiados no alcanza ni de lejos el detalle mostrado en la “next-gen”, aunque sí que se logra realizar un leve acercamiento que ya debería de llenar de orgullo a los programadores de este destacado título.


Nintendo DS no daba para mucho más, de manera que nos encontramos con un nuevo Race Driver que no logra sentar una gran diferencia gráfica con respecto a su predecesor. Tal vez existe un mayor detalle en los entornos, una gran cantidad de objetos simultáneos en pantalla y algunos efectos destacados (como el del humo al derrapar), pero todo está en consonancia con el anterior trabajo de Firebrand Games.


Todo excepto novedades positivas como las condiciones meteorológicas variables (con lluvia, cielos nublados, atardeceres y carreras nocturnas) y otras no tan bien recibidas, como es el caso del “frame rate”, que en muchas ocasiones no logra mantenerse en los 60 FPS – frames por segundo – de su predecesor, aunque cierto es que las caídas no son demasiado frecuentes.


Limitaciones tecnológicas, pero no jugables A nivel tecnológico, el videojuego cumple, con pantallas de carga muy breves y un aprovechamiento preciso de la tecnología de Nintendo DS, incluyendo también a sus delicados altavoces, que nos van a permitir percibir el apartado sonoro de un título que mejora, por poco, la experiencia estéreo (también se puede seleccionar sonido para auriculares o para sistemas surround) de Race Driver: Create and Race.


GRID DSAntes de cada evento, la máquina nos propondrá los diferentes modelos de coche a escoger. Allí estarán el Toyota Corolla, el Nissan Skyline GT-R, el Mazda RX-7, el Corvette C6-R, el BMW 320SI, el Aston Martin DBR9...

Lamentablemente, el sonido de los impactos sigue siendo tan poco variado como en el pasado, aunque el rugir de los motores y los efectos de los derrapes parece ser que han ganado en calidad. La música de los menús, por su parte, es muy adecuada, aunque puede que el estilo “techno” no siente siempre bien a los eventos que disputemos. Por pedir, hubiera sido deseable que durante las carreras una voz nos diera información sobre nuestra posición con respecto a los adversarios, pero tampoco se le puede pedir mucho más a una portátil que nunca podrá emular el acabado del Race Driver: GRID de la “next-gen”.


La intención no era ni mucho menos esa, sino la de conseguir un título que mantuviera la filosofía Codemasters a la hora de plantearnos una obra que ha logrado lo más importante: una gratificante experiencia de conducción.


Codemasters gana la carrera también en Nintendo DS No era algo fácil, pero Firebrand Games ha sabido demostrar otra vez que si se reconocen como especialistas en el género de los videojuegos de conducción es por, aparte de todo lo ya mencionado, incluir unas modalidades multijugador completas y capaces de multiplicar por dos el tiempo de disfrute total de la obra.


Con Race Driver: GRID para Nintendo DS podemos jugar de todas las maneras posibles: con múltiples tarjetas, con una sola tarjeta o a través de la Conexión Wi-Fi de Nintendo, estando disponible la opción de disputar desde una simple carrera hasta compartir récords y puntuaciones con jugadores de todo el mundo.


Así pues, no hay mejor palabra que “completo” para calificar a un videojuego que perfecciona la experiencia creada por Firebrand Games hace un año en Race Driver: Create and Race. Si por aquel entonces ya consiguieron tomar la delantera en la carrera por conseguir el mejor juego de conducción realista para la “dual screen”, ahora suman un compañero de equipo a ese coche ganador, con más potencial, más entrega, más profundidad y más durabilidad. Codemasters se ha vuelto a superar a sí misma.


Recomendado
“Excelente”
GRID

Sin la intención de emular el gran acabado que consiguió en la “next-gen”, Race Driver: GRID para Nintendo DS logra mejorar el resultado obtenido con la anterior obra de Firebrand Games. Un videojuego con una gran experiencia de conducción, una elevada duración, una deslumbrante variedad jugable y un destacado apartado gráfico. Eso es este GRID portátil, una prueba más de que, cuando se habla de juegos de conducción, Codemasters no tiene rival.

Comprar

Seguir juego
Escribe un comentario
Sé el primero en escribir un análisis
El análisis de los usuarios
Comentarios
Valoración y estadísticas
Recomendado
Valoración 3DJuegos
“Excelente”
Sobre el sistema de valoraciónEscribe tu análisis
Popularidad:
Inexistente
¿Qué es?
Ranking:15787 de 37500 juegos
En la comunidad:
Usuarios (17) | Grupos y clanes (1) | Más
Expectativas / Valoración (338 votos)
6,7
Tu voto:
12345678910
Tienda
Race Driver: GRID

¡No busques más! te ofrecemos el mejor precio.

Race Driver: GRID
Tienda
Plataforma
Precio
DS
11,99€
Media
Videos (1)
GRID: Vídeo del juego 1
0:56
GRID: Vídeo del juego 14 de abril, 2008
Imágenes (13)
GRIDGRIDGRID
Más videos  |  Más imágenes
Foro del juego

Participa en el foro de este juego
Si eres un fuera de serie o todo un crack con “Race Driver: GRID” de Nintendo DS, o simplemente quieres intercambiar tus trucos, guías o dudas sobre este juego, no lo dudes, pásate por su foro.

Y recuerda, si estás atascado en este videojuego puedes crear un tema de ayuda en su foro.
Universo relacionado