Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Un payaso asesino, una cabra intratable y un gran misterio que convirtió a Broken Sword en leyenda

Un payaso asesino, una cabra intratable y un gran misterio que convirtió a Broken Sword en leyenda

Por  /  12 de agosto de 2020       
62 comentarios
Recientes

Con un humor especial y una historia de las que atrapan, Broken Sword es una de esas aventuras gráficas que no te puedes perder incluso 20 años después de su estreno. Divertida, ingeniosa y con un encanto especial, en este especial Memorias Retro rendimos tributo al videojuego protagonizado por George Stobbart, quien hizo frente a un payaso asesino, un dios maya y hasta… ¡una cabra diabólica!

Un recuerdo que permanece intacto en la memoria de los amantes de las aventuras gráficas es aquella misteriosa explosión que acontecía en el café de la Chantelle Verte de París. Un terrible atentado que ocurre pocos minutos después de que un inquietante payaso se cruzara en nuestro camino, dirigiéndose raudo a un callejón. ¿Quién era? Y más importante, ¿fue el causante de la explosión? Estas fueron las dudas que nos asaltaron como jugadores hace ya casi 25 años, cuando en la piel del abogado George Stobbart, nos adentramos en una emocionantes y peligrosa investigación que acabaría convirtiéndose en todo un referente de las aventuras gráficas.


No era poca cosa, teniendo en cuenta que los años 90 fueron especialmente buenos para este género. La tendencia en aquel entonces era contar historias emocionantes, hacer personajes carismáticos y casi siempre adornarlo con un toque de humor. Con LucasArts convertido en una pieza clave de la industria, fueron otros los que se sumaron a la tendencia, y así nació en 1996 Broken Sword, que acabaría convirtiéndose en una saga de éxito de la mano de Revolution Software.


La combinación de un personaje divertido y capaz de ser recordado en el tiempo - siguiendo el precedente de Guybrush Threepwood en Monkey Island-, buenas nociones de historia y una trama negra como hilo conductor, hicieron de Broken Sword: La leyenda de los Templarios un rotundo éxito y un videojuego a día de hoy considerado clásico del género. Gracias a la acogida, tan solo un año después llegó Broken Sword II: Las fuerzas del mal, que no se iba a quedar lejos de las buenas críticas de su predecesor, pero esa es otra historia. Hoy el protagonista es un juego que en su día marcó a miles de jugadores en todo el mundo, haciéndoles disfrutar de un relato apasionante en el que los puzles, el misterio y la acción se fusionaban de la mejor forma posible. Hoy, en nuestro especial Memorias Retro dedicado a Broken Sword, te hablamos de una de esas aventuras que después de tantos y tantos años, aún permanece en el corazón de los más aventureros.


La historia detrás del mito

Fecha de lanzamiento: 5 de noviembre de 1996;
Plataforma: PC;
Ventas: Más de 1 millón de copias;
Género:Aventura Gráfica;                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 
Desarrollador: Revolution Software;
Personal clave en su producción: Charles Cecil, Tony Warriner, David Sykes, Noirin Carmody;
Motor gráfico:Virtual Theatre.Ficha técnicaFecha de lanzamiento: 5 de noviembre de 1996; Plataforma: PC; Ventas: Más de 1 millón de copias; Género:Aventura Gráfica; Desarrollador: Revolution Software; Personal clave en su producción: Charles Cecil, Tony Warriner, David Sykes, Noirin Carmody; Motor gráfico:Virtual Theatre.

Las andanzas de Broken Sword comienzan en 1992, cuando Charles Cecil, diseñador de videojuegos y cofundador de la compañía británica Revolution Software termina el proyecto de Lu the Temptress y arranca uno nuevo, Beneath a Steel Sky. Sus buenos resultados lo llevaron a reunirse con su socia Noirin Carmody y el jefe de publicaciones de la famosa distribuidora Virgin Interactive, Sean Brennan, para proponerles una nueva aventura gráfica que tenía en mente desde hacía tiempo. Su primera idea se centraba en Egipto y estaba llena de jeroglíficos y puzles complejos dentro de las pirámides.


Como cabía esperar dado el resultado, a Brennan no terminó de convencerle la idea porque había comprobado que los videojuegos con esa temática no terminaban de cuajar, por lo que propuso a Cecil que cambiase el contexto y las connotaciones históricas y se centrara en perfeccionar su idea. Gracias a que en ese momento estaba leyendo el libro por excelencia de Umberto Eco, El péndulo de Foucault, se le ocurrió basar su historia en los caballeros templarios y ambientarlo en París.


Un payaso asesino, una cabra intratable y un gran misterio que convirtió a Broken Sword en leyenda

Una de las fuentes de Broken Sword fue el libro El enigma sagrado, de Lincoln, Baigent y LeighCon la aprobación de Virgin Interactive, Cecil tuvo que viajar de inmediato a la ciudad del amor para inspirarse en las localizaciones e investigar más sobre el periodo histórico que había elegido, cargado de misterios, leyendas e información poco precisa. Él mismo llegó a reconocer que una de sus fuentes había sido el libro El enigma sagrado escrito por Henrry Lincoln, Michael Baigent y Richard Leigh en 1982, que pretende ser histórico pero realmente está lleno de conjeturas.


Después de tener la idea atada, el cofundador de Revolution Software comenzó a trabajar con Dave Cummins y Jonathan Howard en el diseño del videojuego y en cómo encajaría la historia que tenían pensada en los diferentes escenarios. Para perfeccionarlo, tuvieron que asistir a un cursillo de guionistas y pedirle a Alan Drury, dramaturgo de la BBC, que lo revisara. Para realizar los bocetos iniciales se contrató a Steve Ince, un artista de confianza de la compañía que ya había trabajado anteriormente con el equipo.


El perfeccionamiento se realizó dibujando los fondos de cada escenario a lápiz y dándoles color con la herramienta más famosa de Adobe, Photoshop. Posteriormente se utilizó el motor gráfico Virtual Theatre en 2D, diseñado por Revolution Software para aventuras gráficas. Este sistema encajaba a la perfección con la interfaz point & click, la más recurrente en los clásicos del género y una forma sencilla de poder jugar en el ordenador.


¡Que nadie se olvide de la cabra

Un payaso asesino, una cabra intratable y un gran misterio que convirtió a Broken Sword en leyenda

Nadie puede negar que Broken Sword empezaba por todo lo alto. ¿Un atentado terrorista en las calles de París? Un terrible suceso que a la postre servía para que ansiáramos profundizar más y más en la oscura historia de misterio por la que apostaba esta aventura gráfica, con un dueto protagonista que poco tardó en ganarse el cariño de los aficionados al género. Con George Stobbart y Nicole Collard explorando localizaciones inspiradas en el mundo real, la relación entre ambos personajes y lo ingenioso de los puzles a los que debían hacer frente hicieron de este un juego especial; fiel a la esencia de las grandes aventuras gráficas del momento, pero con un estilo propio que contribuía a dotarle de gran personalidad. No era una de tantas aventuras de la época, sino una que pronto se convertiría en referente para miles de jugadores en todo el mundo. Y no es para menos.


Lo mejor de Broken Sword

Un payaso asesino, una cabra intratable y un gran misterio que convirtió a Broken Sword en leyenda
  • Personajes carismáticos que saben ganarse el aprecio de los jugadores
  • Gráficos dibujados a mano con un gran diseño de escenarios y los propios personajes
  • Puzles verosímiles que te obligan a pensar bien cada paso que das
  • Aún con el tono sombrío de la historia, momentos divertidos que te sacan una carcajada
  • En España, un gran doblaje para otorgar una identidad fuerte a sus personajes
  • Un atractivo trasfondo histórico para una aventura con tintes de novela negra

Disección e influencias

Un payaso asesino, una cabra intratable y un gran misterio que convirtió a Broken Sword en leyenda

La trama y los personajes de Broken Sword sin duda dejaron huella en los jugadores. Aunque los precedentes de LucasArts estaban ahí, Charles Cecil quiso incorporar una segunda protagonista femenina, Nico, que hiciera de guía por su nacionalidad francesa y que posteriormente sería igualmente jugable en algunos puntos. Una manera de generar tensión y de cortar secuencias en los momentos álgidos de la narrativa intercambiando el control de los personajes.


Esta capacidad de contar historias paralelas dentro del mismo hilo contribuyó a la creación de numerosos escenarios distribuidos por varias partes del mundo como Irlanda, Siria, España o Escocia, donde George Stobbart debía enfrentarse a peripecias que se escapaban a su control. Y si bien tanto puzles como diálogos destacaron en su momento, fue su historia la que acabaría influenciando a muchos otros con el paso de años años. Charles Cecil realizó una investigación y teorizó sobre lo que después harían otros como Dan Brown en El Código Da Vinci o, mucho más edulcorado, la base del primer Assassin’s Creed.


Un payaso asesino, una cabra intratable y un gran misterio que convirtió a Broken Sword en leyendaUn payaso asesino, una cabra intratable y un gran misterio que convirtió a Broken Sword en leyenda

Los templarios fueron una de las órdenes religiosas militares más famosas de la cristiandad, fundada en 1118, precisamente en Francia, y supuestamente exterminada 200 años después. Durante sus años de vida, se cree que reunieron una inmensa cantidad de riquezas, hasta el punto de que los monarcas les pedían préstamos. Por este motivo, muchas son las leyendas que afirman que todavía hay tesoros y reliquias escondidos en el mundo y la incertidumbre no deja de acompañarlos. Con esta mina de oro en forma de historia de misterio, Cecil consiguió crear un videojuego que no exigía para nada tener conocimientos sobre ello para avanzar o resolver puzles.


Su estudio en guiones lo ayudó a ir dándole las perlas necesarias al jugador mientras realizaba los descubrimientos a la vez que George. Broken Sword es una grandísima lección de historia, pues todo lo que cuenta se basa en pesquisas y personajes reales. Conseguir divertir e interesar aprendiendo es uno de los mayores logros de su creador. Por eso George Stobbart se convirtió en un compañero y un amigo con el que vivir aventuras. Con la capacidad heróica, salvando las distancias, de Lara Croft, y el humor ácido y absurdo de Guybrush Threepwood, su carisma ha influenciado a numerosos personajes posteriores. No teme a gastarle alguna broma a uno de los mafiosos más peligrosos de la ciudad, y sus conversaciones superfluas que no interfieren para nada en el avance del juego entretienen y le dan el toque final a la trama.


Pero también los puzles eran ingeniosos y desafiantes, y por supuesto, las conversaciones con los variopintos personajes con los que te encontrabas contribuían a hacer de esta una aventura gráfica apasionante, de esas que te atrapaban sin remedio.


El legado de Broken Sword

Un payaso asesino, una cabra intratable y un gran misterio que convirtió a Broken Sword en leyenda

Broken Sword fue aclamado tras su lanzamiento por su gran calidad y los resultados en ventas no quedaron atrás. Un mes después de su salida, el videojuego ya había alcanzado las 825.000 copias vendidas y Revolution Software tuvo que ponerse manos a la obra para crear la continuación. En 2001 se confirmó que el título había superado el millón de unidades combinadas entre PC y PlayStation, convirtiéndose así en una de las aventuras gráficas con mejor inserción en el mercado.


La segunda entrega de la saga no se quedó atrás y continúo manteniendo los elementos que habían triunfado en su antecesora. De nuevo, con el protagonista afincado en París y viviendo una aventura repentina, pero esta vez con más momentos de acción, la posibilidad de morir en varios puntos, y unos escenarios repartidos por el mundo con más profundidad y lugares que visitar. Además, en esta entrega se incorporó la jugabilidad alterna con Nico de coprotagonista, viviendo simultáneamente sus momentos de tensión y de descubrimiento.


Un payaso asesino, una cabra intratable y un gran misterio que convirtió a Broken Sword en leyendaUn payaso asesino, una cabra intratable y un gran misterio que convirtió a Broken Sword en leyenda

Después del éxito de estos dos títulos, Broken Sword dio el salto al 3D manteniendo personajes y dinámicas, pero con un aspecto visual muy diferente. Quizás por este motivo, el aura de aventura gráfica clásica y el encanto que había encumbrado las dos primeras se perdió y el éxito fue disminuyendo, aunque no desapareciendo del todo. Su irrupción en consolas fue más grande gracias a este avance gráfico y el tirón se mantuvo hasta la presente generación, pues en 2013 se publicó Broken Sword: La maldición de la serpiente para todas las plataformas, después de una exitosa campaña de Kickstarter.


En resumen, Broken Sword tuvo la suficiente fuerza como para dar lugar a cuatro secuelas oficiales. Todas estas aventuras, además, dejaron para el recuerdo numerosos momentos de tensión, hilarantes, icónicos y personajes con mucha identidad. Recuerdo en especial un momento del juego original que me marcó, y que acabó siendo también una seña de identidad de la franquicia. Es la escena del castillo de Lochmarne, donde se supone mora un fantasma, pero lo que encontrabas allí era mucho peor. ¡La maldita cabra! Una criatura endemoniada -no de verdad- que te cortaba el paso, y sin tirar de guías, deshacerse de dicho animal era una tarea complicada y algo frustrante, pues cualquier movimiento era capaz de desencadenar su ira. La superación de este reto y otros de los que se iban presentando en la historia consiguió infundir a los jugadores una sensación divertida y épica.


¿Sabías qué?

Un payaso asesino, una cabra intratable y un gran misterio que convirtió a Broken Sword en leyenda
  • Charles Cecil se inspiró en los libros de Umberto Ecco para realizar la historia.
  • A pesar de su éxito en PC, Virgin no creía que el juego fuera a funciona en PlayStation, así que Cecil contactó directamente con Sony y llegó a un acuerdo para que su creación estuviera en la consola
  • En EEUU el título se cambió por “Circle of Blood” (Círculo de sangre), idea que no gustó a Cecil, quien pensaba que podría confundir a los jugadores sobre qué tipo de juego iban a adquirir.
  • Se crearon más de tres horas de música para el juego, siendo uno de los elementos que después valoró mejor la crítica especializada.
  • Aunque sabían quién iba a doblar a Nico, Hazel Ellerby, tuvieron problemas para encontrar un actor que diera voz a George Stobbart. La propia Hazzel pidió a su ex compañero de clase Rolf Saxon que se encargara del trabajo, siendo finalmente contratado.
  • El coste total de la producción fue de un millón de libras.

¿Cómo jugea a Broken Sword hoy?

Un payaso asesino, una cabra intratable y un gran misterio que convirtió a Broken Sword en leyenda

Jugar a Broken Sword hoy día es bastante sencillo. Steam se hizo con todas las entregas, también las versiones remasterizadas, y están disponibles a bajo coste en la plataforma. También se editó un pack de aniversario de Revolution Software en formato físico que puede adquirirse en tiendas especializadas.


Otra opción es conseguir el juego de segunda mano, todavía hay muchos vendedores que lo tienen y están dispuestos a ofrecerlo por poco dinero. En GOG.com se pueden adquirir las versiones remasterizadas, pero si se quiere jugar al original, puede hacerse a través del mítico SCUMM. Eso sí, para arrancar el sistema clásico de LucasArts habrá que hacerse con los archivos del juego y no es que sea la forma más legal de todas.


Comentarios (62)
Comentarios