Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
¿Te acuerdas de Millennium Event 2000? El día que Square presentó tres Final Fantasy a la vez

¿Te acuerdas de Millennium Event 2000? El día que Square presentó tres Final Fantasy a la vez

Por  /  28 de junio de 2020       
57 comentarios
Recientes

Presentar de una tacada tres juegos de una saga importante podría parecer absurdo en los tiempos que corren… pero no son “los tiempos que corren”; nos vamos al año 2000 para revisar lo que fue y se dijo en uno de los eventos más únicos de la historia del videojuego: el Millennium Event de Square. ¿Qué le deparó a Final Fantasy en los inicios del nuevo milenio?

¿Echas de menos los eventos presenciales de videojuegos? ¡Nosotros sí que los echamos de menos! Aumentaron, de hecho, al echar un vistazo a mi librería y desempolvar un número aleatorio de mi revista de referencia de juventud: Loading. Concretamente la de marzo del año 2000. Para que os hagáis una idea de lo que era actualidad entonces, aún se debatía el estreno de Pocket Station en España, se desvelaba la nueva entrega de The Legend of Zelda (conocida entonces como Máscara de Mujula, adaptación del nombre original en Japón), Shenmue se estrenaba en Japón vendiendo 280.000 unidades y teníamos los primeros datos de la distribución española de la deseada Neo Geo Pocket, que correría a cargo de la empresa barcelonesa Aplisoft & IDED. Sin embargo, la gran noticia del nuevo milenio era otra: el Millennium Event de Square.


Imagina un mundo alternativo distinto a la actual locura que nos ha tocado vivir. Estamos en tiempos de E3 y Square Enix reúne a los medios para presentar sus novedades. ¿Te imaginas que, de golpe, presente Final-Fantasy XVI, Final Fantasy-XVII y Final Fantasy-XVIII? Suena como una idea absurda y loca, ¿verdad? Pues con semejante idea se plantó la empresa, tiempo antes de su fusión con Enix, para presentar en Tokio de una tacada tres nuevos capítulos de la saga Final Fantasy. Y no tres juegos banales: Final Fantasy IX, Final Fantasy X y Final Fantasy XI. Cada uno por un motivo distinto, pero son capítulos capitales en la franquicia, de ahí que su presentación en bloque suponga un gesto extravagante, extraño y, en definitiva, único.


¿Quieres saber cómo fue? Acompáñanos a un viaje al año 2000 para saber qué se dijo de cada entrega, qué se esperaba de cada videojuego y cómo era la Squaresoft antes de Square Enix. Nos vamos al Square Millennium Event, el lugar en el que Final Fantasy inició su camino en el siglo XXI.


El Millenium Event del año 2000

Los más jovencitos no lo recordaréis, pero la sociedad estaba obsesionada con el cambio de milenio. No ayudó la paranoia del llamado Efecto 2000 (una suerte de obsesión comunitaria por un posible apagón digital que nunca sucedió), pero el cambio de la unidad de millar ilusionaba y asustaba a todos por igual. Comunicativamente hablando, todo tenía que ver con el misterioso nuevo milenio, y los videojuegos no fueron una excepción. En la lucha, por ejemplo, todo era Millennium: Capcom VS SNK: Millennium Fight, KOF 99: Millennium Battle, SNK VS. Capcom: The Match of the Millenium. Square, por su parte, invitó a los medios a Tokio para celebrar un evento propio llamado Millennium Event. La sorpresa iba a ser mayúscula.


Final Fantasy IX, que ya se presentó brevemente en un evento anterior, fue mostrado a los invitados. Lo que pocos podían esperar es que también se darían a conocer los primeros detalles de la primera entrega de la saga en PlayStation 2, Final Fantasy X, y se mostraría su primer gameplay y sus ambiciosos planes en línea. Planes en línea que, de hecho, quedaron en poca cosa al darse a conocer, también, las primeras claves de Final Fantasy XI, que se convertiría en el primer videojuego MMORPG de la franquicia. El intervalo de estrenos de unos y otros no pasaba, al menos en los planes originales de la editora, de los 15 meses. Una ola de estrenos de Final Fantasy muy difícil de masticar y que, si no hubiese sido por las filtraciones de los presentes, poco se habría sabido y visto.


Según fuentes presentes en el evento, Square quiso controlar el flujo de lo mostrado en Tokio, por lo que pidió a todos los presentes que no tomasen vídeos o compartiesen imágenes de lo que se iba a ver en la que, para muchos, era uno de los primeros grandes eventos de la industria del videojuego en el año 2000. La lluvia de flashes no tardó en hacerse realidad, y los módems del momento tiraron de músculo y paciencia para servir las primeras imágenes de los tres juegos a toda la comunidad on-line. Acostumbrados hoy a la fibra óptica podría parecer increíble la resolución en la que veíamos los vídeos de Real Player en su momento y lo que tardaban en descargarse, pero tampoco se demorarían demasiado en llegar y ofrecer un primer vistazo al futuro de Final Fantasy. ¿Qué se dijo entonces de ellos?


Final Fantasy IX

Nuevas imágenes y vídeo del videojuego se presentaron y mostraron en el evento. Se explicó que el título ya encaraba los últimos meses de su desarrollo y que cerraría la legendaria trilogía de 32 bits de Final Fantasy, la que le ayudó a situarse como una de las marcas más importantes de la industria del videojuego en todo el planeta. ¿Por qué a finales del verano del 2000? Según parece, Square no quería coincidir con Dragon Quest VII, uno de los J-RPG más esperados del año y creado por su entonces rival, Enix. Ni una ni otra podían imaginar lo que se avecinaría en el año 2004 con su fusión.


Ya se sabía de su anterior presentación, pero sorprendió a propios y extraños su regreso a la fantasía medieval y la estética SD ausente en las dos entregas anteriores, más cerca de Final Fantasy V y Final Fantasy VI. IGN, presente en el evento y una de las pocas crónicas digitales que a día de hoy se pueden consultar en la red, se atrevió a definir el noveno episodio de la saga con una inocente comparación: “un Chrono Cross con fondos prerrenderizados”. Se destacó también la primera escena cinematográfica mostrada y se bromeó con la fecha de estreno: los planes de Square pasaban por acelerarlo tanto como fuese posible. Parece que los fondos estaban siendo agotados por la ambiciosa película de Final Fantasy en la que el propio Sakaguchi estaba inmiscuido como uno de sus proyectos estrella. No sabían qué se les venía encima aún.


Final Fantasy IX acabaría siendo el último gran éxito de Final Fantasy en los 32 bits de Sony. La pieza apostaría por una visión muy clásica de la saga que supo encandilar al público occidental y oriental por igual, dejando claro que las fronteras ya no eran un problema para la franquicia de Square. Tras muchos años inédito en el suelo de PlayStation, Square Enix por fin pudo reestrenar Final Fantasy IX en plataformas contemporáneas, lo que ha permitido a jugadores de todo el planeta a disfrutar de Yitan y compañía. Puede que fuese el proyecto menos impactante de los tres presentados en el Millennium Event, pero sí acabó siendo, seguramente, el más celebrado y aclamado de los tres.


Final Fantasy X

No habría que esperar mucho para disfrutar de Final Fantasy X en la nueva consola de Sony, PlayStation 2. Según los planes originales de la empresa, el objetivo pasaba por lanzarlo en la primavera de 2001. La primera muestra nos servía para conocer a Tidus y verlo moverse con un apartado técnico excepcional en un escenario completamente tridimensional, lo que parecía jubilar para siempre a los mapeados prerrenderizados y hacía realidad una afirmación que antes de verlo en movimiento podía parecer ser osada: iba a ser el Final Fantasy más ambicioso de su larga historia. Solo vimos a Tidus y Yuna con un menú de juego muy curioso y basado en niveles de experiencia, algo que se acabaría quitando en el juego final.


El juego se presentaba con una función llamada PlayOnline que después se convertiría en uno de los elementos capitales de Final Fantasy XI. Permitiría al jugador entrar en Internet durante su partida y poder acceder a consejos, fichas de personajes, chats y foros de la comunidad para saber cómo avanzar en el juego en caso de quedarse bloqueado o similar. Puede parecer una absoluta banalidad en los tiempos que corren, pero en realidad era algo sumamente avanzado en el año 2000 y que situaba a Final Fantasy X en un nivel superior en lo tecnológico y comunicativo. PlayOnline no acabó haciéndose realidad en Final Fantasy X: se argumentó que era por falta de tiempo, pero seguramente tuvo mucho que ver que la conexión a Internet de PS2 no fue lo que se esperaba en un principio.


La apariencia del Tidus moreno y la demostración del juego en movimiento es absolutamente alucinante, muy alejada de lo que acabaría saliendo al final. Tendríamos que esperar muchos meses hasta que se diesen a conocer nuevos detalles de la décima entrega, pero el contenido filtrado por los asistentes al Millennium Event ya valieron para que los más fanáticos de la saga dejasen volar su imaginación con lo que se venía en la nueva generación de consolas de 128 bits. A pesar de las diferencias, Final Fantasy X acabó siendo un videojuego muy querido por la comunidad, y en nada repercutió lo impactante de la primera muestra del software en el evento de Square.


Final Fantasy XI y el futuro de Final Fantasy

Square Enix se volvería a atrever con una de esas presentaciones años después, pero el resultado no sería tan buenoFinal Fantasy XI era un proyecto en el año 2000 muy avanzado a su tiempo. No se había planteado aún oficialmente un proyecto del campo J-RPG tan grande en el territorio del MMORPG, por lo que es normal que los aficionados recibiesen la noticia con asombro y misterio. Desgraciadamente, no hubo grandes detalles de Final Fantasy XI en el evento. Una presentación con el tema clásico de la saga, el logotipo, una serie de ilustraciones conceptuales del proyecto y algunas imágenes del juego en las que ya podíamos adivinar que, efectivamente, la aventura MMORPG iba a ser muy próxima a los capítulos tradicionales de la franquicia y alejado del tono de la séptima y octava parte.


Sakaguchi explicaría poco después en una entrevista rescatada por Loading que su trabajo en la película de Final Fantasy le estaba impidiendo ser más activo en Final Fantasy XI, por lo que cedió el mando a su equipo de confianza y cedió una parte de la historia del juego. ¿Tocaría esperar mucho para saber cómo le sentaría a la saga el salto a los MMORPG? ¡Tampoco! El objetivo de Square pasaba por estrenar Final Fantasy XI en el verano de 2001. Dejaba los tres nuevos estrenos de la saga Final Fantasy en una ventana de lanzamiento de unos 15 meses. Desgraciadamente, habría cambio de planes: la undécima entrega llegaría a PS2 en mayo de 2002 y la décima tendría un pequeño retraso hasta julio de 2001, ambos en Japón.


Ya fusionada con su rival, Square Enix se volvería a atrever con una de esas presentaciones multitudinarias muchos años después, pero el resultado no sería tan bueno. Sería en el E3 de 2006 en Los Ángeles, lugar en el que desvelaría el gran proyecto de la decimotercera entrega de la saga: el Fabula Nova Crystallis, o dicho de otra forma, Final Fantasy XIII (que acabaría sumando otras dos secuelas a la cuenta original), Final Fantasy Versus XIII (que acabaría siendo Final Fantasy XV) y Final Fantasy Agito XIII (que acabaría siendo Final Fantasy Type-0). No, el resultado no fue tan espectacular, pero eran otros tiempos, otra Square y otro Final Fantasy. No era un evento o unos juegos que fuesen a ser recordados durante todo un milenio.


Comentarios (57)
Comentarios