Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Cuando los ports para consolas eran obras de arte: MegaDrive, Master System y Game Gear lo demuestran

Cuando los ports para consolas eran obras de arte: MegaDrive, Master System y Game Gear lo demuestran

Por  /  26 de julio de 2020       
65 comentarios
Recientes

El arte de Sega de llevar un juego de 16 bits a los 8 bits y convertirlo en una auténtica obra de arte imprescindible para sus jugadores fue un ejemplo de cómo tratar a tus clientes con el mejor trato posible adaptando el talento a la tecnología disponible. Repasamos algunos de los más célebres ports de juegos de Mega Drive a Master System y Game Gear.

Aunque hacer un port de un videojuego a un sistema tecnológicamente inferior no siempre es plato de buen gusto para las empresas, los que acaban pagando el pato son los usuarios. Casos recientes hemos vivido en Nintendo Switch, con estrenos que grandes firmas han querido aprovechar subcontratando a estudios de tercera para llevar a la circuitería híbrida juegos con los que hay que hacer verdaderos malabarismos para que sean, al menos, jugables allí. Visto en perspectiva, ¿son ports tan inferiores como se dicen? Si queréis mi opinión, la realidad es que en la presente materia creo que los jugadores y las empresas han ganado y aprendido mucho con respecto a lo que se hacía en los tiempos de Wii, PS3 y Xbox 360. Hoy, siendo cierto que hay casos harto decepcionantes, la verdad es que la situación está lejos de los atropellos que sufríamos en los 90 cuando una third party pasaba un juego tecnológicamente superior de arcade a los inferiores 8 o 16 bits.


¿Todos fallaban? Sería injusta la afirmación, hasta descabellada, si está Sega en la ecuación. La empresa japonesa convirtió el port en auténtico arte en la generación de 8 y 16 bits, haciendo producciones que, más allá de ser dignas del nombre del videojuego original, ofrecían un nuevo acercamiento jugable y técnico que convertían a sus principales marcas en éxitos por partida doble. Por si fuese poco, Sega no se limitaba a la recreación juegos cualquiera en Master System llegados de Mega Drive: hablamos de auténticos números 1 que se las ingeniaron para saltar entre generaciones con éxito y convirtiéndose en imprescindibles del amplio catálogo de una y otra plataforma… y Game Gear, que también recibía muchos de los ports realizados y siguió recibiéndolos cuando Master System dejó de ser rentable.


Hoy en 3DJuegos revisamos tres ejemplos y recordamos algunos de los mejores casos de la presente filosofía se Sega y qué le llevó a apostar en el presente campo. Analizamos en las diferencias, estudios y propuestas para entender la maestría seguera en algunos de los juegos más famosos de Mega Drive llevados a Master System y la portátil más mítica de la empresa.


Sonic The Hedgehog

Cuando los ports para consolas eran obras de arte: MegaDrive, Master System y Game Gear lo demuestran

La historia de Sonic es de sobras conocida por todos los aficionados a la empresa azul japonesa. Sin embargo, no muchos jugadores han podido disfrutar de las versiones de 8 bits del clásico, y no es de extrañar lo desconocido y olvidado que es entre la comunidad del erizo. A pesar de ser videojuegos excelentes, por desgracia, hoy no resulta nada fácil jugarlos de forma oficial. Llegaron a estar en Sonic Adventure DX y Gems Collection, pero por algún extraño motivo son piezas olvidadas a la hora de repasar la historia del personaje en los recopilatorios oficiales y reestrenos de Sega. No se deberían pasar por alto: a muchos fans de Sonic les llega a gustar más el de Master System y Game Gear que el de Mega Drive. ¿Es posible?


Cuando los ports para consolas eran obras de arte: MegaDrive, Master System y Game Gear lo demuestran

El juego de Master System era completamente distinto a lo jugado en 16 bits, pero casaba por completo con la experiencia Sonic The Hedgehog pensada por sus autores. El desarrollo se le encargó a Ancient, la empresa de videojuegos fundada por Yuzo Koshiro, compositor de la saga Streets of Rage y liderada por su propia madre y hermana, Tomo y Ayano Koshiro, respectivamente. La primera colaboración de Ancient con Sega no pudo ser mejor: supieron crear un juego de plataformas ágil y rápido, pero con mayor énfasis en las plataformas. De hecho, se añadieron niveles de scroll vertical en los que el jugador perecía si tocaba el límite inferior de la pantalla o niveles de scroll horizontal en los que Sonic tenía que avanzar de forma constante para no perder una vida por el camino. Idea que añadió mayor variedad al juego, que se convirtió en uno de los grandes referentes del sistema.


Sonic 2 también repitió el formato del Sonic de Ancient, pero pasó a manos de Aspect, que también hizo un enorme trabajo con el erizo en los 8 bits de Sega. Se perdió a Tails, al que no veríamos como personaje jugable hasta el tercer Sonic en Master System, Sonic Chaos, pero se ganó una aventura memorable que llegó a estrenarse, incluso, antes que la versión de 16 bits. Ambos acomodaron su experiencia a Game Gear con gran éxito, siendo el primero y el tercero dos de los abanderados de la nueva Game Gear Micro.


Castle of Illusion

Cuando los ports para consolas eran obras de arte: MegaDrive, Master System y Game Gear lo demuestran

Seguramente sea uno de los mejores juegos protagonizados por Mickey Mouse en toda su historia. Castle of Illusion es una obra ejemplar en lo visual y jugable, convirtiéndose en una de las joyas del catálogo de Master System y Mega Drive. Siendo juegos muy distintos en lo jugable, la realidad es que ambas experiencias son perfectamente complementarias entre sí. Eso sí, tecnológica y visualmente, el de 16 bits era escandalosamente superior, lo cual no impidió en Master System a crear un videojuego muy bello y competente también en lo gráfico, tomando algunos elementos de la versión de Mega Drive pero adaptándolo a las limitaciones de su circuitería.


Cuando los ports para consolas eran obras de arte: MegaDrive, Master System y Game Gear lo demuestran

Se da la circunstancia que ambos videojuegos fueron desarrollados por el mismo equipo, lo que seguramente ayudó a mantener la esencia de una y otra producción y garantizar la incuestionable calidad del sello Sega a principios de los 90. Es cuestión de gustos, naturalmente, pero en el conjunto global, siempre me ha parecido el juego de Master System una producción mucho más redonda: mejor estructura en los niveles, mejores enemigos finales y un manejo más simple y efectivo. La música también era mejor en Mega Drive, pero se hizo un gran trabajo sonoro en Master System con algunas melodías que aún son recordadas por los que entonces lo disfrutamos.


Como ya pasó con Sonic en ambos sistemas, la saga siguió rumbos en paralelo a partir de Castle of Illusion. Mientras que en Mega Drive continuó con el sobresaliente World of Illusion (que incluía al Pato Donald en la ecuación jugable y cooperativa), en Master System siguió con el superlativo Land of Illusion y olvidable Legend of Illusion de Game Gear. Tuvo un remake pésimo y una secuela espiritual en Nintendo 3DS amparada por la saga Epic Mickey. Ninguno estuvo a la altura de su grandeza, y es lógico: es uno de los grandes.


Moonwalker

Cuando los ports para consolas eran obras de arte: MegaDrive, Master System y Game Gear lo demuestran

El caso de Moonwalker, el videojuego inspirado en la película protagonizada por Michael Jackson, es curiosísimo. Sega se hizo con gran parte del pastel a la hora de explotar los derechos del juego, pero US Gold se encargó de hacer lo propio en los microordenadores de la época, lo que deparó una auténtica colección de juegos distintos basados en la misma licencia. Sega se las ingenió para hacer un arcade de acción cooperativa para tres jugadores en vista isométrica en el que tres Michael Jackson debían acabar con los planes del pérfido Mr. X. El concepto del juego fue obra del mismo Michael Jackson, lo cual explicaría lo delirante de la propia idea. En consolas se limitó a estudios internos de Sega.


Cuando los ports para consolas eran obras de arte: MegaDrive, Master System y Game Gear lo demuestran

El juego de Mega Drive corrió a cargo de Sega R&D2, uno de los equipos más exigentes y duros de la empresa según los testimonios de muchos desarrolladores. De aquí han salido artistas de la categoría de Yuji Naka, Naoto Oshima o el mismísimo Marc Cerny. Moonwalker pasó de ser un arcade cooperativo a convertirse en un juego de plataformas en el que el jugador debía rescatar a niños secuestrados por Mr. X. El juego es un escándalo tecnológico para los tiempos que corrían y comparado con otras obras del propio sistema, con una excelente animación para Michael Jackson y algunas de sus mejores melodías de Thriller y Bad adaptadas a la tecnología sonora de Mega Drive con gran éxito. ¿Qué podíamos esperar de Master System?


Atribuido el desarrollo a Arc System Works, en Master System se bajó el pistón de la animación y se adaptaron los niveles a las circunstancias jugables de la consola de 8 bits. Sí, se perdieron las entradillas y los niveles ya no eran tan variados, pero sus desarrolladores consiguieron replicar y adaptar con éxito la experiencia de uno a otro sistema manteniendo todos los niveles, gran parte de las principales ideas que hicieron grande al juego en los 16 bits y reescribiendo el final con una desafiante sección de naves en la que controlábamos a Michael Jackson convertido en una suerte de caza futurista. Locuras de Jacko.


Otros casos de éxito

Sí, las animaciones y la cantidad de enemigos que aparecían simultáneamente en pantalla descendieron de forma drástica, pero se las ingeniaron para crear una experiencia muy competente en 8 bits con muchas de las características que convertirían en leyenda al beat 'em up de Sega. Con la música, desgraciadamente, no había mucho que hacer: lo de Mega Drive sigue siendo insuperable a día de hoy.Streets of RageSí, las animaciones y la cantidad de enemigos que aparecían simultáneamente en pantalla descendieron de forma drástica, pero se las ingeniaron para crear una experiencia muy competente en 8 bits con muchas de las características que convertirían en leyenda al beat 'em up de Sega. Con la música, desgraciadamente, no había mucho que hacer: lo de Mega Drive sigue siendo insuperable a día de hoy.Sí, no es un videojuego de Sega, pero se sabe que la firma azul se tomó el port del juego de Capcom a Mega Drive como algo muy personal, con un excelso trabajo de Yuji Naka que hizo realidad uno de los ports arcade más meritorios de los 16 bits. En el paso a los 8 bits también se hizo un trabajo muy competente, llevando una de las mejores aventuras de Sir Arthur manteniendo muchas de las claves jugables y adaptando lo visual con éxito a las circunstancias técnicas de Master System.Ghouls'n GhostsSí, no es un videojuego de Sega, pero se sabe que la firma azul se tomó el port del juego de Capcom a Mega Drive como algo muy personal, con un excelso trabajo de Yuji Naka que hizo realidad uno de los ports arcade más meritorios de los 16 bits. En el paso a los 8 bits también se hizo un trabajo muy competente, llevando una de las mejores aventuras de Sir Arthur manteniendo muchas de las claves jugables y adaptando lo visual con éxito a las circunstancias técnicas de Master System.Puede que no fuese el port arcade de Sega a Mega Drive más espectacular de todos los hechos en los primeros años del sistema, pero sí se las ingenió para crear un beat 'em up cooperativo muy competente. En Master System obraron un milagro tecnológico, con sprites del tamaño de Mega Drive y manteniendo las claves jugables que lo convirtieron en un éxito. Eso sí, perdió el multijugador y solo nos dejaba jugar con Ax Battler.Golden AxePuede que no fuese el port arcade de Sega a Mega Drive más espectacular de todos los hechos en los primeros años del sistema, pero sí se las ingenió para crear un beat 'em up cooperativo muy competente. En Master System obraron un milagro tecnológico, con sprites del tamaño de Mega Drive y manteniendo las claves jugables que lo convirtieron en un éxito. Eso sí, perdió el multijugador y solo nos dejaba jugar con Ax Battler.Los juegos en tercera persona con pistola montada del estilo Operation Wolf fueron muy famosos en los salones recreativos, de ahí que Sega no dudase en sacarle partido al género y llevarlo a sus consolas. Siendo una producción competente en Mega Drive, el trabajo realizado en Master System llega a ser mucho más meritorio. Un título técnicamente espectacular que también logró convertirse en un grande de los 8 bits.Dynamite DukeLos juegos en tercera persona con pistola montada del estilo Operation Wolf fueron muy famosos en los salones recreativos, de ahí que Sega no dudase en sacarle partido al género y llevarlo a sus consolas. Siendo una producción competente en Mega Drive, el trabajo realizado en Master System llega a ser mucho más meritorio. Un título técnicamente espectacular que también logró convertirse en un grande de los 8 bits.


Comentarios (65)
Comentarios