Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Tras 4 meses jugando en xCloud estas son mis impresiones con el juego en la nube de Xbox

Tras 4 meses jugando en xCloud estas son mis impresiones con el juego en la nube de Xbox

Por  /  29 de diciembre de 2020       
42 comentarios
Recientes

La sombra del Xbox Game Pass es cada vez más alargada y ya va más allá de dar acceso a una enorme variedad de videojuegos. El servicio de Microsoft también incluye opciones tan interesantes como xCloud, el servicio de juego en la nube del que vamos a hablaros en profundidad. ¿Cuáles son sus principales virtudes? ¿Qué ofrece? ¿Qué le diferencia de sus competidores? Hay mucho de lo que hablar.

Ha pasado mucho desde Project xCloud se diera a conocer, pero desde su concepción y a base de actualizaciones y mejoras se ha postulado como una de las propuestas más ambiciosas e interesantes del ya enorme catálogo de servicios que ofrece la marca Xbox. Su versión final, ya despegada del "Project" en su nombre, recibió luz verde el pasado mes de septiembre en dispositivos Android, con planes para expandirse a iOS y PC el próximo año 2021. Sin embargo, desde que se presentara el servicio hasta nuestros días el panorama actual del videojuego basado en la nube ha cambiado enormemente, y ahora los de Redmond van a tener que verse las caras con titanes de la talla de Google con Stadia o Amazon con Luna por el trono de una forma de juego que, si bien promete mucho, a día de hoy parece no terminar de hacer clic en la mente del jugador medio.


El panorama para xCloud parece duro, pero la experiencia de Xbox y la influencia de Microsoft le avalan. Si la propuesta de los chicos de Phil Spencer tiene lo que debe para asentarse en un mercado tan convulso como lo es el juego en la nube sólo el tiempo podrá decírnoslo; pero, hasta entonces, hemos querido explorar a fondo las bondades del xCloud actual para -a título personal- ser conscientes de cuál es el estado actual del potente y ambicioso servicio de Microsoft. ¿Qué ofrece? ¿Cómo rinde? ¿Merece la pena? De todo ello te hablo en este especial tras dedicar varios meses a jugar a numerosos videojuegos en esta plataforma de juego en la nube.


Como encender la consola fuera de casa

Tras 4 meses jugando en xCloud estas son mis impresiones con el juego en la nube de Xbox

Creo que es bueno comenzar el grueso de este texto comentando mi primera toma de contacto, empezando por decir que no había tenido la suerte de probar xCloud en sus versiones posteriores a su integración en el Xbox Game Pass, por lo que no era consciente de qué me iba a encontrar una vez configurada la aplicación móvil. La primera vez que abrí el servicio me encontré con una interfaz que evocaba directamente a la aplicación de Xbox de Windows 10, con la sorpresa de comprobar que bajo el apartado de "recientes" se encontraba Celeste, un título que pocas horas antes había estado jugando desde mi equipo. Fruto de la curiosidad pulsé en él con mi dedo, y tras unos segundos de conexión y sincronización, ahí se encontraba mi partida tal y donde la dejé; pero con una pantalla de unas pocas pulgadas frente a mí y unos controles contextuales que me invitaban a seguir jugando. Las primeras impresiones cuentan, y esa fue una gran primera impresión.


Que nos encontremos con nuestro catálogo y progreso como si hubiéramos accedido a nuestra consola es un gran punto a favor Tras 4 meses jugando en xCloud estas son mis impresiones con el juego en la nube de Xbox

Una vez a los mandos, las sensaciones eran correctas, y el tamaño de la pantalla, tapada parcialmente por mis dedos, suponía mayor inconveniente que la duda sobre el tiempo de respuesta de una pulsación a otra, que en ese contexto no podía discernir. A los pocos minutos de chocar frontalmente con dicha distribución decidí echar mano a los botones físicos; salí de forma inmediata al menú y conecté un controlador antes de continuar descubriendo qué me deparaba el servicio. Con el teléfono por delante pude ir probando, con asombro, algunos de los juegos que ya había jugado anteriormente en la plataforma de Microsoft; todos ellos justo donde los dejé. A nivel de rendimiento no me sorprendió especialmente la propuesta, habiendo probado servicios como Stadia o GeForce Now puedes ser consciente de que, en la mayoría de las ocasiones, la experiencia de juego con la nube "de por medio" depende más del estado de tu conexión que de cualquier otro impedimento.


Títulos como Doom Eternal o The Master Chief Collection sorprendían por su aparente buena respuesta, mientras que otros como mi muy amado Forza Horizon 4 sufrían algo el letargo de la conexión; aún no me había puesto a revisar el rendimiento de forma atenta, pero la sensación general, al encontrarme mi biblioteca personal destacada y todas mis partidas intactas, era la de estar jugando a mi consola desde fuera de casa.


¿Una experiencia de juego solvente?

Tras 4 meses jugando en xCloud estas son mis impresiones con el juego en la nube de Xbox

Los requisitos para jugar a través de xCloud no son especialmente elevados, tan sólo necesitamos un mínimo de 10 Mbps de conexión a Internet estable, preferiblemente en una línea de 5GHz para nuestros dispositivos,un controlador oficial de Xbox, o alguno compatible con el servicio, y un dispositivo Android compatible con la aplicación Xbox Game Pass. Este último requisito es el principal factor limitante del servicio hasta el momento, pues su competencia directa cuenta con compatibilidad con más plataformas -hasta PlayStation Now puede disfrutarse en Windows 10- y lleva más tiempo funcionando en su estado final. Sin embargo, si optamos por entender a xCloud como una suerte de añadido a lo que ya incluye el Xbox Game Pass, esta limitación se hace algo más comprensible, porque contamos con todo el catálogo de títulos disponible en varias plataformas, con sincronización completa y sin grandes limitaciones de una plataforma a otra. Pero nada tapa complemente el hecho de que la disponibilidad limitada del servicio, recluido únicamente a Android hasta el próximo año como te contábamos, hace que se sienta aún como un periodo de beta aunque el rendimiento así no lo avale.



El servicio funciona muy bien en dispositivos de gama bajaY ahora que menciono el rendimiento, creo que es buena idea comentar qué me he encontrado durante estos meses de uso del servicio. Como adelantaba en el anterior apartado, xCloud a los mandos se siente muy bien siempre y cuando cumplamos religiosamente con los requisitos recomendados. El servicio de Microsoft se aprovecha de la infraestructura de Microsoft Azure y del hardware de Xbox One S para aportar una experiencia muy parecida a la mencionada consola, y los de Redmond ya han comunicado su intención de actualizar el hardware a sus recientes Xbox Series en el futuro próximo, un mensaje muy agradecido y que esperamos que solucione uno de los problemas que me he encontrado en mi tiempo usando el servicio, del que hablaré un poco más adelante.


Las sensaciones generales son buenas una vez hemos comenzado a movernos en un título. Obras como Gears 5 funcionan como un tiro, con un tiempo de reacción muy similar a lo que podemos percibir en un televisor convencional, convirtiéndose en una experiencia perfectamente disfrutable durante todo el recorrido de la misma, y tan sólo con la aparición de stuttering ocasional (leves parpadeos en la imagen) como recordatorio de dónde estamos jugando. Durante el transcurso de la primera misión del título de The Coalition he tenido que comprobar pantalla con pantalla contra mi equipo personal para encontrar diferencias susceptibles más allá del frametime de un dispositivo a otro; donde se hace fehaciente que el trabajo de compresión que realiza xCloud para transmitir nuestros juegos salta algunos cuadros para agilizar la experiencia general.


Las medidas son una estimación, razón por la cual la hemos dispuesto dentro de una imagen y no como una tabla propia.Las medidas son una estimación, razón por la cual la hemos dispuesto dentro de una imagen y no como una tabla propia.

Esto está lejos de ser un problema en la última entrega de Gears, pero sí que acusa cierta inconsistencia en el servicio de Microsoft, ya que este efecto no es igual de difícil de percibir en todo el catálogo de juegos que nos ofrece Game Pass Ultimate. En obras como el mencionado Celeste o Street of Rage 4 estos saltos son casi inexistentes, así como en juegos como The Master Chief Collection, o en Doom Eternal, ambos de las sorpresas más gratas de mi tiempo probando el servicio. Pero no son tan gentiles con títulos más rápidos. Sin ir más lejos, el ya nombrado Forza Horizon 4 debe ser el videojuego que más dolores de cabeza me ha dado a lo largo de mis pruebas, con inconsistencias entre carreras en función del escenario, así como una mayor susceptibilidad al estado de mi conexión, que por otro lado cumple con los requisitos de Microsoft.


En general, parece que las secciones de conducción son el hueso más duro de roer para este tipo de servicios, pues en juegos como Forza Motorsport 7 se acusan problemas similares, incluso dentro de títulos ajenos al género, como en Batman Arkham Knight en su pesada -gráficamente- sección inicial. Aunque es difícil atribuirle alguna culpa a Microsoft por ello, ya que es un problema que he visto en otros servicios de juego en la nube. Intuyo que, sencillamente, aún falta algo más de maduración para este aspecto.


Tras 4 meses jugando en xCloud estas son mis impresiones con el juego en la nube de Xbox

Donde sí que he visto un problema importante con respecto a otros servicios disponibles en el mercado actual es en los tiempos de conexión y carga de xCloud. Entre que pulsamos con el dedo en el título escogido para jugar hasta que podemos verlo en pantalla puede pasar de unos pocos segundos a medio minuto, y todo ello sin contar con los tiempos para sincronizar partidas o cargar el propio juego. Aquí es donde espero un mayor margen de mejora para el servicio, especialmente cuando actualicen a los equipos derivados de Xbox Series, que deberían traer consigo una mejora sustancial para los tiempos de carga del propio juego, que deberían restar al total que esperamos desde seleccionar un título hasta comenzar a movernos en él.


Mis conclusiones sobre el estado actual de xCloud

Tras 4 meses jugando en xCloud estas son mis impresiones con el juego en la nube de Xbox

Mi experiencia con xCloud ha sido mayormente positiva. Aunque no sería capaz de decir que el servicio sepa diferenciarse a nivel de rendimiento de otras propuestas sólidas, como la que encontramos con Nvidia, y creo firmemente que aún estamos algo lejos de poder sustituir totalmente nuestro hardware, tal y como Stadia propone; la integración de xCloud en el Xbox Game Pass le otorga un matiz diferenciador que confío que pueda servir como ventaja frente a todos los anteriores.


Microsoft ha entendido que el juego en la nube para el jugador actual es más un complemento que una alternativa Tras 4 meses jugando en xCloud estas son mis impresiones con el juego en la nube de Xbox

La mayoría de los modelos de juego en la nube nos propone el acceso a un servicio más o menos sólido, pero en general para acceder a sus videojuegos debes pagar por ellos. Algo que no ocurre en el caso de xCloud, pues su catálogo es mayormente el que ofrece Xbox Game Pass, lo que es una ventaja muy a tener en cuenta. Esto no sólo es un reclamo para aquellos jugadores interesados en el juego en la nube, sino que también abre las puertas a que muchos otros jugadores prueben el servicio por mera curiosidad o interés, sin tener que activamente buscar dicha interacción, aunque necesitan urgentemente ampliar horizontes y expandir la disponibilidad del servicio a más plataformas.


En cualquier caso, Microsoft sólo debe asegurarse de ofrecer una experiencia de juego sólida, que no espante a los más indecisos, y creo firmemente que con su infraestructura actual y la promesa futura de su mejora los de Redmond tienen todas las herramientas necesarias para evitar esto. Muchos de los juegos que ya incluye el servicio son perfectamente disfrutables a día de hoy. Sí, aún nos encontramos con problemas que ya habíamos visto en otros servicios meses antes de toparnos con la propuesta de la equis verde, pero mi experiencia con títulos como Halo: The Master Chief Collection me inundan de un positivismo que no tenía por xCloud hasta ahora. De todas las piezas que Microsoft ha dispuesto sobre el tablero, xCloud es una que tendré en cuenta.


Comentarios (42)
Comentarios