Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
20 cosas poco realistas que perdonamos a los videojuegos, ¡son absurdas pero divertidas!

20 cosas poco realistas que perdonamos a los videojuegos, ¡son absurdas pero divertidas!

Por  /  13 de marzo de 2021       
61 comentarios
Recientes

Los videojuegos se esfuerzan mucho para resultar cuanto más creíbles, mejor; pero también tienen muchas cosas que no resultan realistas para nada. A menudo, no podemos evitarlas porque ayudan a mantenerlo divertido, pero al menos podemos agruparlas en un artículo para reírnos un rato.

A los videojuegos les pedimos que sus gráficos sean como los de la vida misma, que sus personajes sean creíbles y que vengan libres de bugs para que no nos saquen de contexto. Pero luego, en ese mismo juego puedes llevar doscientas pociones en el bolsillo para curarte tan felizmente cuando te dan un hachazo en la chepa ¡y no pasa nada! Nadie se queja. ¿Por qué ocurre eso? Pues porque a veces, más realista no significa más divertido. Así que esta semana en 3DJuegos, nos lo hemos pasado bien recordando esas cosas absurdas que tienen muchos de nuestros títulos favoritos y que sencillamente, les tenemos que perdonar.


El siempre risueño Diego Emegé bendice nuestra lista de publicaciones para hablarnos del tema, pero te ofrecemos igualmente un adelanto de lo que puedes esperar en el vídeo: piensa, por ejemplo, en cómo los videojuegos postapocalípticos gestionan la narrativa y la progresión del personaje. Como no hay nadie para hablarte, te enteras de la historia a través de anotaciones que dejan aquí y allá. ¿Quién se pone a escribir su vida durante el fin del mundo? Con la munición y los recursos pasa algo parecido, que por arte de magia encuentras alijos y armas en cualquier casa abandonada. Y a veces, puedes convertir toda tu chatarra en materia prima con una sencilla mesa de trabajo.


¡Qué absurdo todo! Pero no creas que hemos venido aquí a rajar únicamente de Fallout y similares. A ver, tomemos ese The Witcher 3 que tanto te gusta, con esa Ciri y esas expansiones tan molonas. ¿Qué es eso de llamar a Sardinilla en pleno campo abierto y que aparezca mágicamente a tus espaldas? ¿Y lo de encontrarse dos personajes virtualmente idénticos paseando por las calles de Novigrado, eh? ¿Y qué nos dices de las puertas de madera cerradas de Dark Souls que tu personaje no puede romper con el diente de dragón?


Suscríbete al canal de 3DJuegos en YouTube

Nadie se queja porque a veces, más realista no significa más divertido Vamos, que da igual cómo lo mires: los videojuegos se toman libertades todo el rato, y a nosotros no nos queda otra que darlo por bueno. Algunas son completamente intencionales, como por ejemplo que nuestra protegida Ellie en The Last of Us sea indetectable para los enemigos incluso aunque se pasee por medio de la habitación, o que en NieR: Automata nuestra querida 2B suba los escalones de las escaleras a toda pastilla sin caerse: no se sentiría igual si tuviéramos que ir con cuidado de no caernos. Otras tienen que ver con las físicas del juego o extrañas reacciones de la IA, como cuando tu coche de Forza Horizon 4 sobrevive a porrazos insufribles o cuando la multitud de The Sinking City ve normal eso de que haya una abominación paseando por la calle.


Pero sin duda, las cosas que más nos gustan son las cosas que hacemos nosotros mismos como jugadores, porque ahí no hay bug o fallo de diseño al que podamos culpar: lo mismo vas corriendo y rodando por New Donk City en Super Mario Odyssey sin que a nadie le preocupe lo más mínimo, que pasas sigilosamente de los encuentros de una mazmorra de World of Warcraft, que das un par de martillazos al aire para construirte una mesa digna de exposición en Animal Crossing: New Horizons. Son cosas que, sencillamente, elegimos hacer porque podemos y nos divierte. ¿Cuáles son tus favoritas? Háznoslo saber en la caja de comentarios.



Comentarios (61)
Comentarios