Análisis de Bound by Flame. Aprendiz de todo

Análisis de Bound by Flame. Aprendiz de todo
Facebook Twitter Flipboard E-mail

En un mundo tan duro como es el de los RPG, Spiders intenta hacerse un hueco poniendo toda la carne en el asador con su juego más ambicioso. Bound By Flame es una mezcla de las tendencias actuales del rol, pero ¿habrá logrado su objetivo de competir contra los gigantes del género?

Bound by Flame quiere ser muchas cosas, lo cual sorprende en primera instancia. Notas un aire a The Witcher en sus escenarios y estilo de juego, a Dragon Age en la estructura de los mapas de Bioware, a un RPG clásico en las opciones de subir de nivel, creación de objetos y mejora de armas; incluso en cierta medida a Dark Souls en el combate. Visto así, el título posee una ambición tremenda, pero el problema de hacer tantos malabares con mecánicas de juegos que se especializan mucho en una sola, puede ser peligroso.

La historia que se nos presenta es muy típica del género. Unos seres de ultratumba se levantan para asolar el mundo conocido. Parecen estar dominados por la magia de los Señores del Hielo, unos poderosos seres oscuros que pretenden devolver al mundo en su época glaciar. Nosotros somos un mercenario de las Espadas Libres, una compañía contratada por un grupo de eruditos que están investigando el modo de combatir este mal. Pero su hechizo tiene consecuencias inesperadas, dando como resultado que un misterioso ser de apariencia demoníaca nos posea, dándonos poderes relacionados con el fuego.

Atracón de hielo y fuego

La trama, con sus aportes, no es muy original, pero no esconde sus paralelismos con otras obras de fantasía. Tiene sus inspiraciones en la saga Dragon Age y en la obra de George R.R. Martin y su Canción de Hielo y Fuego, con esa analogía de hielo-malo, fuego-bueno con reservas. Incluso la compañía de mercenarios del protagonista, las Espadas Libres, parece un grupo más como la Compañía Dorada o los Segundos Hijos creados por el autor. Spiders intenta dar profundidad también a todos sus personajes, permitiéndonos ser acompañados por un secundario a nuestra elección, interactuando con él para conocer su pasado y su visión del mundo.

Es sin embargo en los pequeños detalles donde el estudio no consigue sobresalir. Y sin embargo, estos son los más importantes. Las conversaciones con nuestros compañeros deslucen mucho al no tener planos cinemáticos, y cuando los hay para la historia principal, no están muy cuidados, salvo algunas escenas de combate. Tampoco ayuda un doblaje donde los actores no parecen comprometidos con su personaje y una traducción con bastantes errores de contexto que pueden sacarte de la trama.

Junto a su ambientación, el combate es el pilar central del título. Spiders ha querido ofrecer variedad tanto a la hora de luchar como a la hora de prepararse para él. Tenemos dos estilos claramente diferenciados: la lucha con espada de dos manos, o con dagas. La primera es más directa con golpes pesados, mientras que las dagas nos permiten movernos rápidamente por el escenario, esquivar e incluso utilizar opciones de sigilo para empezar la contienda con un extra de daño al enemigo. El alma de Bound By Flame es este sistema de combate, porque es lo que más haremos a lo largo del juego y aquí es donde hubiéramos preferido menos ambición y más pulido para sus mecánicas.

Podemos elegir que Vulcan, nuestro protagonista, sea hombre o mujer, así como cambiar algunos aspectos estéticos como la cara y el pelo, pero sin mucha libertad.
Podemos elegir que Vulcan, nuestro protagonista, sea hombre o mujer, así como cambiar algunos aspectos estéticos como la cara y el pelo, pero sin mucha libertad.

El sigilo no termina de funcionar, ya que el escenario no se adapta para este tipo de mecánica; las dagas quedan deslucidas y en general, el ritmo es difícil de lograr. Bound By Flame quiere ser un poco Dark Souls, se nota en dos factores: su dificultad y su sistema de "lock-on" en un enemigo, que nos permite encararle como en la saga de FromSoftware. Pero donde un Souls triunfa dando la libertad al jugador de fallar o vencer por su habilidad, la obra de Spiders intenta esconder su verdadera personalidad de combate machacabotones con unos bloqueos y parries que no terminan de funcionar bien, y unas animaciones toscas y tardías que impiden la fluidez. Su concepto de dificultad, porque morirás muchas veces incluso en el modo normal, es el de colocar muchos enemigos con una gran cantidad de vida. Lamentablemente, parece una malinterpretación de la filosofía de FromSoftware; lo importante no es la dificultad en sí, sino dar las herramientas al jugador para superarla y sentir que eres mejor jugador gracias a ella.

Con todo, Bound by Flame puede ser un buen aliciente para aquellos ávidos de rol, a la espera de los grandes nombres. Tiene un mundo bien construido, con profundidad y con un buen puñado de horas por delante para llegar a su conclusión. También tenemos un sistema de karma en el que nuestras decisiones podrán variar el curso de los acontecimientos, e incluso nos afectará físicamente, como ya vimos en Fable 2 o Mass Effect 2. Si logras verte atraído por la historia, es posible que seas capaz de perdonarle sus defectos, teniendo en cuenta que no estamos hablando de una mega producción y sí de un proyecto que intenta hacerse un hueco entre los grandes del género.

El combate es el aspecto que empobrece más todo el conjunto. Posee una dificultad tosca realizada a base de subir la barra de salud de los enemigos y aumentar los checkpoints.
El combate es el aspecto que empobrece más todo el conjunto. Posee una dificultad tosca realizada a base de subir la barra de salud de los enemigos y aumentar los checkpoints.

Entre generaciones -Gráficos y Sonido-

Gráficamente hablamos de un título que está a medio camino entre generaciones. Se nota la aplicación de algunas técnicas más modernas, sobre todo en lo relacionado con la iluminación, la vegetación en algunos mapas, y el tratamiento de materiales que necesitan un buen acabado en armas y armaduras. Pese a que algunas animaciones están trabajadas, sobre todo en secuencias, el resto del juego adolece de ellas, especialmente en los combates, donde deberían ser fundamentales, se tornan repetitivas, propias de un MMO de hace unos cuantos años.

En general, se puede decir que Bound By Flame no tiene alardes tecnológicos, pero tampoco es un título que vaya a decepcionar en este apartado. Sigue mucho la línea de BioWare, recortando escenarios y fondos, y dando protagonismo a los detalles de los personajes y los caminos cerrados por los que transitamos. El diseño es probablemente su punto más flojo, ya que en esta mezcla de mundos de fantasía épica no logra destacar ni ofrecernos ninguna de esas estampas que nos hacen soñar.

Como anticipábamos, el tratamiento del sonido no ha sido el más apropiado en cuestiones de doblaje. Se nota y mucho la poca empatía de los actores hacia sus personajes, con diálogos que parecen dictados y poco más, así como una traducción que aunque correcta, no respeta el universo fantástico del juego (si estamos en un mundo fantástico, la opción lógica para traducir "Fairy Tale" sería la directa "Cuentos de Hadas" y no "Cuentos chinos"). Los efectos de sonido salvan el conjunto, siendo los apropiados para el choque entre espadas, la recreación de los escenarios, y sobre todo de las extrañas y variadas criaturas a las que nos enfrentamos.

La estructura de los mapas es muy similar a las obras de Bioware. Cerrados, pero con buen detalle y variedad de entornos.
La estructura de los mapas es muy similar a las obras de Bioware. Cerrados, pero con buen detalle y variedad de entornos.

Bound By Flame peca de su propia ambición. Entendemos que para competir en las más altas esferas del rol occidental hace falta poner toda la carne en el asador, pero a veces cuando intentas abarcar demasiado, no logras despuntar en ninguno de tus apartados. Ser un "aprendiz de todo" es algo que valoramos muchísimo, pero cada una de las obras en las que se inspira es maestra en una cosa, y lo es por centrarse mucho en ella. Bioware no tendrá mundos abiertos, pero tiene historias y ambientaciones profundas. The Witcher se centra en ser tecnológicamente perfecto y crear escuela narrativa; la saga Souls tiene el mejor combate que puedas ver en un RPG... Si intentas ofrecer todo ello sin la debida atención, al final quedas limitado por tu propia llama.

Mediocre

Sin sello
Aprendiz de todo

Bound by Flame

Por: El equipo de 3DJuegos
Sin sello

Bound by Flame es un RPG recomendable sólo a los más fervientes aficionados del rol occidental, que estén atravesando una época de sequía. Se agradece el intento de Spiders por ofrecer un juego que cubra todos los grandes aspectos del género, con excepción del mundo abierto. Si logras adentrarse en su universo y verte atraído por su historia de eterna lucha entre el hielo y la llama, tendrás un buen número de horas por delante; pero lamentablemente todos sus apartados quedan empobrecidos al no centrarse debidamente en ninguno de ellos.

Comprar Bound by Flame
  • La historia, sin ser nada del otro mundo, puede llegar a engancharse gracias a su duración.
  • La ambientación y los escenarios, aunque lineales, están conseguidos en ocasiones.
  • El combate. Ir de duro no lo es todo.
  • Falta maestría en todos sus apartados que quedan empobrecidos por falta de pulido y detalle.
Jugadores:
Idioma:
Duración:
Ver requisitos del sistema
Comentarios cerrados
VÍDEO ESPECIAL

8.653 visualizaciones

15 JUEGOS QUE CUESTA CREER QUE SIGAN EN DESARROLLO

Hay videojuegos que fueron anunciados hace ya demasiado tiempo y de los que no sabemos gran cosa. ¿Qué ha sido de ellos? En este reportaje especial os hablamos de 15 juegos con un desarrollo más largo de lo habitual y que en muchos casos son muy prometedores. En la redacción e...