Análisis de Box Boy 3. Mens cuadrada in corpore cubo

Análisis de Box Boy 3. Mens cuadrada in corpore cubo
Facebook Twitter Flipboard E-mail

Amantes de los puzles, estáis obligados a asistir a una despedida especial, la de una licencia que nos ha hecho pensar al cubo. Con ingenio, con encanto, llega una tercera entrega que se presenta como el punto álgido de la trilogía.

Una noche terrible, de esas en que no acabas de coger la postura y ves cómo van moviéndose las manecillas del reloj, recordándote lo agotado que vas a estar al día siguiente como no consigas dormirte. Lo que más tengo a mano no es un libro. Ni tan siquiera el mando de la tele, sino mi Nintendo 3DS. Creí que sería buen momento para comprobar las propiedades de Bye-Bye BoxBoy! (no lo digo con exclamación, es que el dichoso juego se llama así).

Ya defendí en las anteriores entregas, tanto una como otra, que es un juego ideal para partidas cortas. Pequeños pero ingeniosos puzles en que los diseñadores de HAL Laboratory conjugan un diseño de niveles ejemplar y mucha simpatía. Nuestro personaje es un cubo que puede generar copias de sí mismo, siendo esta la simple pero a la vez potente idea que da sentido al videojuego.

Y digo lo de potente, porque el mayor atributo de esta licencia es encontrar motivos para sorprenderte a cada nivel que superas. Las mecánicas saben adaptarse a tus expectativas para que nunca sientas monotonía, para que ese cubo tan soso, pero a la vez simpático, no genere una jugabilidad cuadriculada, sino más bien redonda. Vaya paradoja... pero es así. El mayor triunfo de la serie Box-Boy! consiste en hacer que sus puzles se sientan siempre frescos.


Puzles cuadriculados

Una de las más divertidas introducciones en esta entrega es la posibilidad de usar Amiibos para manejar a personajes que os sonarán...
Una de las más divertidas introducciones en esta entrega es la posibilidad de usar Amiibos para manejar a personajes que os sonarán...


Bye-Bye BoxBoy! tiene las suficientes pruebas como para que tu mente acabe agotada antes de que puedas superarlas. No me parece un juego de darte un atracón, pero sí de otorgarle ese espacio tan "random" que suponen los tiempos muertos en casa o trayectos. Cumple su papel en esos instantes en que no tienes tantas fuerzas ni tiempo como para echar una partida a Zelda o The Witcher.

La mejor prueba es que comienzas a jugar a los pocos segundos de ejecutar el videojuego. Ni largas explicaciones, ni tiempos de carga. Sólo aprender que tu personaje se mueve, que puede generar cubos y que mediante su utilización puede superar obstáculos. Las variantes en mecánicas se introducen paulatinamente, con un ritmo tan bien ajustado que parece magia.

Mens cuadrada in corpore cubo


Bajo una aparente simplicidad, tanto jugable como audiovisual, esconde mucho talento

No conviene contar más de la cuenta, ni tan siquiera en este tipo de experiencias. Para eso está el tráiler oficial, que prácticamente os hace "spoilers" de todo. Sin embargo, es conveniente afirmar que hay mucha genialidad en los planteamientos, con cubos que vuelan como cohetes, u otros que se comportan como portales. Problema, solución, problema, solución… y entre medias estas innovaciones, estos cambios en mecánicas, que van haciendo cada vez más complejo y difícil el asunto. Exquisito y perfecto: una maravilla de diseño.

Mens cuadrada in corpore cubo


Posiblemente, me diréis que la fórmula ya está muy vista, y en cierta manera llevamos dos entregas, con lo cual razón no os falta. En este sentido, Bye-Bye BoxBoy! adolece del mal de las grandes franquicias. Vaya, otra paradoja… Sin embargo, también hay que decir que se introducen variantes significativas, como que debamos ayudar a unos pequeños cubos a avanzar, junto a nosotros, hasta el final de los recorridos. Con esto, la corriente continuista se compensa con innovaciones interesantes. No se en-ca-si-lla (jojojo).

A pesar de ello, no es un juego largo, en 3-4 horas lo tendréis terminado, incluso considerando que desbloqueéis algunos de los desafíos adicionales. Porque esa es otra… El juego no se acaba con superar los retos sin más. Hay unas coronas a coleccionar, y recolectar algunas de ellas suponen un auténtico despropósito hacia el usuario. Desarrolladores malintencionados que quieren que gritéis de sufrimiento.

Mens cuadrada in corpore cubo


Pero es también la magia del título. Uno que bajo una aparente simplicidad, tanto jugable como audiovisual, esconde mucho talento. Un juego que nadie se extrañaría ver en el MOMA, porque hace de lo poco convencional una virtud. Donde otros se preocupan en poner cuanto más polígonos y texturas mejor, a Bye-Bye BoxBoy! sólo le hacen falta unas líneas negras sobre fondo blanco. Y esa lección es la mejor despedida. Esa, y que pudiera dormir plácidamente aquella noche.

Excelente

Recomendado
Mens cuadrada in corpore cubo

Bye-bye BoxBoy!

Por: El equipo de 3DJuegos
Recomendado

Para trayectos, para antes de irse a dormir, para cualquier momento en que tengas unos minutos libres… Esta licencia vuelve a demostrar la valía de sus puzles todoterreno en Nintendo 3DS con una despedida que deja el listón muy alto dentro de este particular y a veces menospreciado género. Un juego para poner tu mente cuadrada mientras obtienes diversión al cubo, y por cierto, por sólo 5 euros.

  • Puzles con identidad propia, mucha personalidad
  • Mecánicas variadas con cada nivel que superas
  • Ajustada sensación de progresión y dificultad
  • Minimalista y encantador en lo audiovisual
  • Continuista en su planteamiento, a pesar de los giros jugables introducidos
Jugadores: 1
Idioma: Textos en español
Duración: 3-4 horas
Comentarios cerrados
VÍDEO ANÁLISIS

3.814 visualizaciones

Llevaba años esperando un juego de terror como este: Análisis de The Callisto Protocol

Del creador de DEAD SPACE nos llega THE CALLISTO PROTOCOL, una aventura de terror con altas dosis de sangre y gore para que nunca nos abandone la sensación de miedo. ¿Lo consigue? En este video análisis del survival horror más esperado del año te contamos todos sus detalles.