Heroes of Ruin: Impresiones multijugador

Heroes of Ruin: Impresiones multijugador
Facebook Twitter Flipboard E-mail

Profundo, accesible y al mismo tiempo muy interconectado. Heroes of Ruin nos muestra su propuesta multijugador, una idéntica a la campaña pero que goza del interés de ser compartida por cuatro usuarios. Probamos durante una hora el particular Diablo para Nintendo 3DS que los estadounidenses de n-Space están diseñando.

Nintendo 3DS, con ya más de un año en el mercado, va poco a poco cubriendo en su catálogo, y con bastante calidad, todos y cada uno de los géneros existentes. El próximo ejemplo lo tendremos en Heroes of Ruin, un RPG de acción al más puro estilo Diablo (es decir, con toques "hack 'n slash" y "dungeon crawler") que llegará a las tiendas dentro de muy poco, en concreto el 15 de junio.

Con motivo de tan cercano acontecimiento, Nintendo nos ha invitado a probar una versión (ya muy avanzada) del título creado por los estadounidenses de n-Space, que aunque no hayan contado -hasta ahora- con grandes videojuegos en su currículum, sí que han demostrado saber hacer en el terreno portátil, gracias a adaptaciones como Toy Story 3, CoD: Black Ops o TRON: Evolution para Nintendo DS.

¿Pistolero, Vengador, Salvaje o Alchitect? Estas serán las cuatro clases disponibles en Heroes of Ruin, un videojuego fuertemente apoyado en el multijugador (de hasta 4 usuarios).
¿Pistolero, Vengador, Salvaje o Alchitect? Estas serán las cuatro clases disponibles en Heroes of Ruin, un videojuego fuertemente apoyado en el multijugador (de hasta 4 usuarios).

Héroes y mazmorras
Sin embargo, es este su proyecto más ambicioso, una nueva propiedad intelectual que supone un auténtico homenaje a los clásicos al permitirnos escoger entre cuatro mercenarios (los equivalentes a los tradicionales arquero, guerrero, tanque y mago) con el fin de cumplir una valerosa misión: salvar a Ataraxis, gobernador de la ciudad de Nexus, de una maldición que lo está matando lentamente.

Ya os contamos en anteriores tomas de contacto en qué se traducía todo esto, pero ahora tenemos otro dato más: la campaña principal será de 15 horas aproximadamente, en pos de una aventura que podremos jugar en individual, por supuesto, pero también en compañía. Ésta ha sido la vertiente que pudimos probar en esta ocasión, un multijugador para hasta cuatro usuarios simultáneos que admitirá desde la conexión local hasta la online (tanto con amigos como con desconocidos).

Y se nota mucho la dedicación que n-Space está dedicando a este apartado, uno que compartirá de hecho las mismas misiones que el juego en solitario, incluso con los mismos "artworks" que nos acompañan en las introducciones. Todo se mantiene tal cual en un videojuego fuertemente apoyado en la mecánica de avanzar por escenarios laberínticos -nutridos de varias rutas en ocasiones- que nos llevarán recurrentemente hasta un jefe final.

Puede que las capacidades de personalización no sean las mejores (tono de piel, tipo de pelo...), pero hasta 80.000 objetos -muchos equipables- suplirán las carencias.
Puede que las capacidades de personalización no sean las mejores (tono de piel, tipo de pelo...), pero hasta 80.000 objetos -muchos equipables- suplirán las carencias.

Ahora bien, no os penséis que la experiencia individual será idéntica a la multijugador. Gracias a la generación aleatoria de contenidos, cada vez que emprendamos un nuevo viaje tanto el diseño de mazmorras como la colocación de enemigos y tesoros serán diferentes. Una extraordinaria cualidad que enfatiza otra vez la concepción rolera tan clásica que arrastra la obra, que a pesar de todo no deja de lado la accesibilidad, más que nada para intentar llegar al máximo número de usuarios.

Esto no quiere decir que elementos típicos como la adquisición de experiencia, la subida de niveles o el desbloqueo de habilidades vayan a ausentarse, pero sí que se ha puesto dedicación en conseguir que todo sea lo más llevadero posible. Así, por ejemplo, cada vez que subamos de nivel podremos escoger entre tres aspectos a mejorar en nuestro personaje (fuerza, vigor o alma). De igual forma, los controles se han simplificado al máximo, dedicando la toma de pociones curativas y la posibilidad de equipar armas a la cruceta direccional, mientras que los gatillos (L y R) se dejan para recoger objetos del escenario y esquivar ataques.

En pocas palabras, la botonería de Nintendo 3DS está aprovechada al máximo, sin que ello implique necesariamente una pérdida de profundidad en la propuesta. Los cerca de 80.000 objetos a conseguir hablan por sí solos. Y es que no sólo harán las delicias de los amantes del "loot", sino que también multiplicarán las posibilidades de personalización, ya que cada armadura y accesorio tendrá un impacto visual sobre el diseño de nuestro protagonista.

Podremos unirnos a cualquier partida en el momento que deseemos, viviendo una campaña multijugador junto a amigos humanos y escenarios que se generan aleatoriamente.
Podremos unirnos a cualquier partida en el momento que deseemos, viviendo una campaña multijugador junto a amigos humanos y escenarios que se generan aleatoriamente.

El Diablo de Nintendo 3DS
Con todo, podéis imaginar lo difícil que será obtener todo lo que n-Space nos propone, aunque os aseguramos que resultará mucho más sencillo si jugáis con otros usuarios. El motivo está en que otra de las características más llamativas de Heroes of Ruin es que podremos intercambiar objetos durante la partida, o incluso iniciar una compra/venta mediante dinero o pociones.

Las reglas las ponen los jugadores en un videojuego donde será posible sumarse a otra partida en cualquier momento. Los desarrolladores no han precisado aún si van a permitir jugar juntos a usuarios de diferente nivel, pero podemos constatar que la progresión es rápida, haciéndose relativamente simple alcanzar a nuestros compañeros en cortos períodos de tiempo. Eso, por supuesto, si logramos superar a las hordas contrarias, que subirán su exigencia considerando también al resto de integrantes de nuestro grupo.

Por tanto, no se puede decir que los estadounidenses no hayan puesto empeño en conseguir una experiencia equilibrada en un producto que, además, también hace un gran esfuerzo por aprovechar casi todas las características de Nintendo 3DS, empezando por la pantalla táctil (ideal para navegar entre menús u orientarnos en el mapa de cada mazmorra) y terminando por el micrófono, puesto que nos va a permitir poner en funcionamiento el chat de voz (exclusivamente con usuarios registrados en nuestra consola).

Chat de voz, menús táctiles, intercambio de objetos por StreetPass, descarga de misiones por SpotPass, visión 3D... Heroes of Ruin aprovecha muchas de las ventajas de 3DS.
Chat de voz, menús táctiles, intercambio de objetos por StreetPass, descarga de misiones por SpotPass, visión 3D... Heroes of Ruin aprovecha muchas de las ventajas de 3DS.

Entre medias, contamos con el StreetPass para intercambiar objetos durante nuestros trayectos, y con el SpotPass, que entre otros nos faculta para descargar las 365 misiones -una por día- que los creadores prometen. Muchas ventajas, en conclusión, que se expanden con la intención de dar lugar a una amplia comunidad, ya con el anuncio de una página web donde aparte de ver los retos completados también podremos entrar en contacto con otros usuarios y hasta crear grupos.

Por supuesto, la característica estrella de la portátil, el efecto estereoscópico, no se ha dejado atrás, y aunque no vaya a ser impactante, sí que acentúa la correcta perspectiva isométrica empleada (de vista fija y automática) que nos sigue durante la aventura. Un viaje de ambientación oscura que contrasta, sin embargo, con algunos personajes de apariencia animal, pero que en general respira un apartado artístico cuidado, sobre todo en los escenarios, que van desde las junglas hasta las ruinas.

Los modelados y animaciones, en este sentido, resultan adecuados al estilo de juego, aunque un aspecto en el que deberían dedicar tiempo los desarrolladores es el "frame rate", bastante inestable cuando se trata de mostrar varios elementos en pantalla (algo que se pronuncia cuando hacen acto de presencia los, por otro lado, vistosos efectos visuales).

Sea como fuere, no es algo que creemos que vaya a empañar demasiado el resultado final, uno que se presenta con fuerza, mucho más después de que hayamos conocido que vendrá traducido y doblado al español. Heroes of Ruin, el particular Diablo de Nintendo 3DS, avanza hacia su lanzamiento, y nosotros estaremos presentes en el momento de su lanzamiento para desvelaros si finalmente se convierte en lo que parece ser ahora mismo: un exponente profundo pero al mismo tiempo accesible y muy completo (multijugador incluido) dentro del subgénero de los "dungeon crawler".

Comentarios cerrados
VÍDEO ESPECIAL

4.975 visualizaciones

El FINAL de GOD OF WAR RAGNAROK explicado

Si ya has tenido oportunidad de completar la última gran aventura de Kratos y Atreus en PS5 y PlayStation 4, te invitamos a debatir y hablar sobre su desenlace en este nuevo especial En Busca del Lore en el que analizamos al detalle todo lo que ha supuesto la historia de God o...