Análisis de MySims

Análisis de MySims
Facebook Twitter Flipboard E-mail

Salvar una ciudad no es una tarea propia de un Sim, pero en Wii la historia ha cambiado mucho. Electronic Arts nos propone otra forma de ver su exitosa franquicia a través de los ojos saltones de unos personajes cabezones y de baja estatura. Sed bienvenidos a un videojuego que puede marcar un punto de inflexión dentro de la franquicia. Los Sims con mayor capacidad de construcción y personalización han llegado por fin a Nintendo.

Desde el año 2000, los Sims han hecho historia con cada una de las apariciones que han protagonizado en el mundo del videojuego. Concebido como un t´tulo para todas las edades, el simulador de vida social, sin embargo, nunca ha logrado calar hondo en un mercado tan exigente como es el japonés. Ante este panorama, Electronic Arts debía de poner una solución, y su decisión fue la de ir a por todas creando un título que además sería exclusivo para las consolas Nintendo, las cuales respaldan indudablemente los mismos principios que EA ha aplicado para desarrollar este nuevo producto.

Pero My Sims es algo más que un intento por llegar de una vez a todos los mercados, ya que son muchas las cosas que han cambiado con respecto a todo lo anterior. Ahora los personajes están caricaturizados, son cabezones y viven en casas que parecen de juguete. Todo tiene un gran colorido e incluso existe la sensación, en ocasiones, de estar delante de una película de dibujos animados con estilo cómic o, si se prefiere, manga. ¿Qué es lo que ha pasado? Es muy sencillo. Electronic Arts quería dar un nuevo aire a la franquicia de los Sims, además de intentar, por el camino, convencer a los japoneses de que éste era el título que andaban buscando.

El Sim que salvó nuestra ciudad
Para conseguirlo, han dado un giro a la serie, reorientando el concepto de simulador de vida social a otro donde lo más importante va a ser la personalización de una ciudad entera, desde nuestro propio personaje hasta el tejado de la casa en la que va a vivir. Pero todo tiene un comienzo y, en este caso, viene dado por un problema: una ciudad ha perdido casi todos sus habitantes y su alcaldesa está buscando a alguien capaz de revivirla. Como podréis adivinar, esa persona la constituiremos nosotros que, con wiimote y nunchuk en mano (usaremos en todo momento los dos controles), nos dispondremos, en primer lugar, a crear nuestro propio personaje.

En My Sims tendremos la posibilidad de comportarnos de forma agradable o desagradable con cada uno de nuestros vecinos. De nuestras decisiones dependerá que un determinado Sim se quede o se vaya de la ciudad, además de dar paso a que vengan otros como un cocinero o un DJ. Las esencias jugarán aquí un importante papel, ya que si la ciudad se impregna de tonos “sabrosos”, pronto llegará un chef italiano para plantar su negocio de pizzas.
En My Sims tendremos la posibilidad de comportarnos de forma agradable o desagradable con cada uno de nuestros vecinos. De nuestras decisiones dependerá que un determinado Sim se quede o se vaya de la ciudad, además de dar paso a que vengan otros como un cocinero o un DJ. Las esencias jugarán aquí un importante papel, ya que si la ciudad se impregna de tonos “sabrosos”, pronto llegará un chef italiano para plantar su negocio de pizzas.

Desde el nombre hasta la gorra que más nos guste. Nuestro Sim será completamente personalizable: tipo de pelo, color de ojos, forma de la boca, vestuario, accesorios... Incluso estará el detalle de escoger la voz para cuando tengamos una conversación durante el videojuego. Una vez que lo tengamos todo a nuestro gusto, será hora de darnos un primer paseo por una ciudad que, sin duda, no se encuentra en su mejor momento. Muchas casas están abandonadas y la población en los últimos meses ha descendido considerablemente. Pero ahí está precisamente la gracia del juego, ya que nuestro objetivo será trabajar duro para intentar que los mejores y más variados habitantes lleguen atraídos a nuestra pequeña aldea.

Construyendo con el wiimote
Un cocinero, un científico loco, un pinchadiscos... Habrá cerca de 80 personajes únicos a los que atraer y que darán un toque característico a la ciudad. Pero antes de comenzar con nuestra faena, lo más importante será crearnos un hogar. Para ello, entraremos dentro de un modo editor que dispondrá ante nuestros ojos una serie de materiales en forma de bloques, tejados, ventanas, puertas, adornos, chimeneas... Todos estarán al alcance del wiimote que, como si fuera nuestra grúa, moverá cada una de las partes hacia la posición que indiquemos dentro de una superficie cuadriculada.

Una vez que tengamos nuestro personaje y casa preparados, lo siguiente será aprender a usar el taller, otro de los grandes alicientes del título. Construido también a través de nuestro wiimote, este centro de trabajo nos dará diversos materiales en forma de tablas con todas las formas y tamaños imaginables. Gracias a ellos, y por medio de los modelos que iremos adquiriendo a lo largo del juego, podremos crear nuevo mobiliario que añadir a nuestra casa o a la de los vecinos, ya que aquí no se tratará sólo de hacer que nuestro hogar sea el más agradable, sino de conseguir que la ciudad en que vivamos sea de cinco estrellas.

Una ciudad de cinco estrellas
Y no es una forma de hablar. Las estrellas serán muy importantes, ya que conseguir una no querrá decir otra cosa más que vamos por el buen camino, el cual se recorrerá a través del control analógico del nunchuk dentro de un mundo completamente tridimensional. Un entorno que podremos apreciar con todo detalle gracias a una cámara que se podrá acercar, alejar y rotar 360 grados. Pero lo más importante será una mano mágica que en todo momento tendremos disponible para interactuar con los diversos elementos en pantalla, los cuales vendrán muchas veces marcados con menús que aparecerán cuando, por ejemplo, nos acerquemos a un Sim para charlar.

En ese momento, aparecerán una serie de opciones que seleccionaremos con nuestro control. En unas ocasiones se tratará sólo de mantener una conversación, pero muchas otras tendremos la posibilidad de mostrarnos agradables o desagradables dependiendo de nuestros intereses con dicho habitante. Sea cual sea nuestra elección, el personaje desprenderá una serie de esencias, elementos fundamentales de este videojuego, que guardaremos para dar a nuestras creaciones un determinado estilo del que acabará impregnándose toda la ciudad.

La esencia de tu ciudad
Retomando este último aspecto, prácticamente todo en la ciudad será personalizable, desde la casa del vecino hasta el ayuntamiento, siendo posible que el conjunto adquiera una determinada orientación que le haga parecer un sitio extremadamente divertido, friki, siniestro, mono, estudioso o sabroso. Todo dependerá de las esencias aplicadas, las cuales repercutirán en los diseños de los edificios, ambientación y tipo de personajes, ya que si hacemos una ciudad basada en esencias de tristeza, obtendremos un entorno oscuro y con casas tenebrosas y decadentes.

Edificar tu propia casa nunca había sido tan sencillo. Una mano mágica actuará para arrastrar cada uno de los bloques a la posición que queramos. A nuestra disposición tendremos puertas, ventanas, adornos… y todo lo necesario para que nuestro hogar sea la envidia del vecindario.
Edificar tu propia casa nunca había sido tan sencillo. Una mano mágica actuará para arrastrar cada uno de los bloques a la posición que queramos. A nuestra disposición tendremos puertas, ventanas, adornos… y todo lo necesario para que nuestro hogar sea la envidia del vecindario.

Así pues, My Sims no será un título como todos los anteriores. En esta ocasión, la personalización se hace con el poder más que nunca, gracias a un concepto que resulta enormemente entretenido y que da muchas razones para que lo juguemos una y otra vez. Los Sims ya no tienen preocupaciones de sueño, higiene o comida. Aquí lo que importa es pasárselo bien, llevar la ciudad lo más lejos posible y convertirnos en el mejor arquitecto virtual poniendo en práctica toda nuestra imaginación creadora.

Las herramientas están puestas, sólo queda el cerebro que haga ganar estrellas a una ciudad que, con el paso del tiempo, nos abrirá puertas a nuevos secretos y áreas por explorar. El videojuego en este sentido no es largo, pero ofrece tantas posibilidades que a nosotros nos ha resultado difícil aburrirnos de él. Sólo tiene un aspecto negativo, los tiempos de carga, contadas ralentizaciones y alguna que otra melodía que se hace un poco repetitiva, pero si eres capaz de pasar por alto estos pequeños detalles, seguro que no quedas defraudado por la nueva apuesta de Electronic Arts.

Muy Bueno

Sin sello

MySims

Por: El equipo de 3DJuegos
Sin sello

Los Sims han dado un giro de 180 grados en Wii para ofrecernos una nueva forma de ver la simulación estratégica que en su día ideó Will Wright. El resultado ha sido sobresaliente, con una mecánica de juego basada en una libertad creadora donde la personalización es la clave articuladora de un relato que nos pone en el papel de un alcalde que debe de remontar el vuelo de una ciudad decaída. El diseño es adorable, el control excelente y la idea fascinante. Si tienes espíritu creador, My Sims te encantará.

Comprar MySims
Jugadores:
Idioma:
Duración:
Comentarios cerrados
VÍDEO ESPECIAL

6.923 visualizaciones

Los 20 MEJORES JUEGOS de CIENCIA FICCIÓN

El género de la ciencia ficción nos ha regalado historias verdaderamente increíbles en videojuegos que marcan época, así que ya iba siendo hora de que dedicáramos un vídeo especial a los mejores juegos sci-fi que hemos disfrutado.