Análisis de Rainbow Six Extraction. Un shooter difícil pero accesible con capacidad para mantenerte enganchado

Análisis de Rainbow Six Extraction. Un shooter difícil pero accesible con capacidad para mantenerte enganchado
Facebook Twitter Flipboard E-mail

Es fácil ver a Rainbow Six: Extraction como la vertiente PvE de Rainbow Six: Siege, y aunque técnicamente no se puede decir que sea mentira, en realidad es difícil no apreciarlo como algo más que eso. Es un juego de acción táctica cooperativa realmente divertido, con mecánicas propias y grandes decisiones de diseño. Echemos un vistazo.

Ubisoft lleva tantos años al mando de Rainbow Six: Siege, que es como si ya lo hubiéramos visto todo. Operadores cada vez más imaginativos, mapas súper refinados e incluso… un virus alienígena que ha puesto a los terrícolas contra las cuerdas. O eso ocurrió, al menos, durante el evento "Brote (Outbreak en inglés)" hará cosa de tres años. Resulta que está de vuelta, más o menos, y esta vez por todo lo alto con su propio videojuego independiente. Se trata de Rainbow Six: Extraction, que tal vez reconozcas también como Quarantine por la desafortunada nomenclatura que tuvo cuando se filtró durante los primeros brotes de COVID.

En 3DJuegos llevamos unos días jugándolo alegremente, con especial énfasis en esa última parte. Trabajar en videojuegos casi siempre te hace verlos de otra manera y a menudo quieres cambiar a otro distinto para desconectar. Con este en concreto, no nos pasa: se nos apetece echar unas pachangas entre horas, porque es un juego con el ritmo y el nivel de desafío justos para obligarnos a estar centrados, pero no agobiados. Además, siendo para tres jugadores, el ambiente es bastante agradable porque todos hablamos a gusto y sin pisarnos. Parece una chorrada, ¿verdad? Pues te aseguro al 100% que no lo es, y aunque rechine un poco encontrar un comentario así al empezar un análisis, creo de verdad que ahí es donde radica su encanto.

Siege tiene una larga trayectoria como una de esas experiencias PvP tácticas, cerradas, tan bien ajustadas que absolutamente todas las esquinas, paredes y cachivaches tienen algún tipo de matiz o sutileza. Los buenos jugadores tienen en cuenta todas estas cosas mientras piensan en lo que están haciendo sus oponentes, cómo y dónde se atrincheran; qué posibilidades tienen en función de los personajes que han seleccionado. Extraction trata de llevar esas mismas sensaciones a un entorno PvE que a título personal me parece poco expresivo, pero desde luego es también muy divertido. Y al final del día, eso pesa mucho más que lo primero. Permíteme unos minutos para explicar por qué es así de interesante.

Los operadores de R6 vs. los arqueanos

Aunque Rainbow Six: Extraction tome "prestados" a varios de los operadores que ya conocemos de Rainbow Six: Siege —tiene sentido, es el mismo universo— en realidad los protagonistas son sin duda alguna los arqueanos. Criaturas originadas a partir de un misterioso virus alienígena que, por alguna razón, es hostil. Se propaga a través de una sustancia vegetal llamada mucílago, aunque a simple vista parece más bien petróleo. El caso es que la dichosa pringue puede originar nidos, trampas orgánicas y toda clase de horrores del averno. Unos te arañan, otros disparan, si bien a medida que la dificultad sube también encuentras algunos más raros con poderes para teletransportarse, apoyar a sus compañeros o golpear con tal fuerza que derriban muros como si fueran de papel. ¿Son inteligentes? ¿Por qué están ahí? ¿Cómo vive la gente esta contienda? Las respuestas a esas preguntas están en cinemáticas o fragmentos de texto, porque esto es un multijugador de tomo y lomo sin campaña tradicional.

Los operadores tienen que curarse entre misiones, obligándote a dominar varios

El caso es que todos ellos tienen unas cuantas mecánicas interesantes, y no se trata solo de cómo se comportan, sino que los objetivos de las misiones también están hechos para sacarles partido. Todo un hito, diría yo, porque hay unos cuantos y tienen que amoldarse a cuatro niveles de dificultad. Hablaremos de ese tema en breve, pero hay algunas cosas más que debes saber antes de llegar a ese punto. Por ejemplo, que los arqueanos obedecen a estrechas relaciones sinérgicas entre sí; cualquiera de ellos puede alertar a sus aliados (son alarmas móviles) y estos a su vez responden de maneras distintas. Los nidos son inofensivos, pero comienzan a producir mucílago sin control además de enemigos adicionales; estos se estacionan o incluso derriban paredes si deducen que alguien de tu equipo se ha atrincherado en una habitación. ¡Solo por nombrar algunos de sus ases bajo la manga!

Un shooter difícil pero accesible con capacidad para mantenerte enganchado

Claro, al final hablamos de una IA simple, pero tan bien hilada que dormirse en los laureles resulta una condena. Los primeros niveles son más permisivos, así que uno puede adelantarse para explorar o limpiar pasillos por su cuenta; pero con el paso de las horas y las pantallas de game over terminas sintiendo cierto respeto por los enemigos. Cuando entras en una sala y la cosa está fea de verdad, sencillamente lo sabes; así que terminas agachándote, identificando a cada monstruo de uno en uno, tratando de matarlos sigilosamente o de tal forma que no atraiga la atención de sus semejantes. Hay algunos momentos muy potentes o satisfactorios mientras haces eso, por cierto. Por ejemplo, tus armas van equipadas con una luz ultravioleta que te ayuda a ver el sistema nervioso de los arqueanos a través de las paredes para que puedas eliminarlos antes de que te vean; y las animaciones para destruir nidos que cuelgan de lugares elevados es, a falta de una palabra más apropiada, muy molona.

Aunque Extraction nos esté dando esa clase de alegrías desde el primer minuto, como decía más arriba se reserva una serie de cosas para el postre. A medida que subes el nivel de tus personajes y le pillas el tranquillo a la acción, terminas afrontando misiones más complicadas: no es que los arqueanos tomen menos daño o golpeen más duro —puedes creerme, si cualquiera te cruza, las heridas se notan muchísimo— sino que están mejor distribuidos o cuentan con unidades especiales entre las filas que te ponen contra las cuerdas. Una de sus opciones es añadir un mutágeno, que hace las veces de modificador de misión como pudiera pasar en Back 4 Blood; y estos a su vez tienen efectos pasivos, activos o visuales. Puede que encuentres que los enemigos llevan esporas cegadoras (trampas) pegadas en el cuerpo y dispuestas a saltar al tuyo o que el mucílago sea tóxico, hiriendo al que pase por encima.

Un shooter difícil pero accesible con capacidad para mantenerte enganchado

Los momentos de tensión que eso genera son muy divertidos, y en cierto modo se siente un poco como la incursión de los marines coloniales de Aliens: El Regreso en las áreas infestadas porque estás viendo ese lodo negruzco bajo tus pies, intentando abrirte paso a través de él con tus armas, mientras te acosan criaturas hostiles capaces de mandarte a paseo con apenas un par de arañazos. Desde mi punto de vista, es una lástima que algo así de bueno tenga un diseño visual tan modesto: humanoides sin rasgos definidos que cumplen funciones estrictamente mecánicas. Un rasgo de identidad así se hubiera aprovechado mejor con unos escenarios mucho más apagados, más lúgubres, más inmersivos. Pero a Rainbow Six: Extraction no le interesa mojar los pies en el terreno del horror, no. Sus muchas virtudes están siempre al servicio de la legibilidad, así que lo que no entra por los ojos al menos sí que se queda bien grabado en la mente, que es lo que importa en este caso.

Comentaba en otro artículo de impresiones para 3DJuegos PC, que a diferencia de otros shooters cooperativos similares que han salido en los últimos tiempos (en referencia a GTFO y Ready or Not) R6E tiene clarísimo que aunque sea complicado, debe explicar las cosas a todo el mundo para que podamos disfrutarlo sin la necesidad estricta de acudir a tutoriales externos. Sin NPC hablándote o puntos de ruta preestablecidos, el juego te da libertad de movimiento tendiéndote la mano solo para hablarte de cómo funciona cada menú, cada objetivo, cada mecánica. Recuerdo, por ejemplo, que durante una misión de captura mi personaje recibe una llamada de radio con instrucciones simples: "lleva a esta criatura a la trampa y atrápala allí". ¿Cómo se hace eso? Pues ahí ya te las apañas como puedas. Se trata de captar su atención para conducirla por todo el mapa hasta un punto del exterior, por cierto; lo cual nos lleva a hablar de ese otro aspecto que tenía en el tintero: el diseño de misiones.

Las misiones de un Rainbow Six PvE

Un shooter difícil pero accesible con capacidad para mantenerte enganchado

Falto de una campaña al uso, Extraction adopta un modelo más o menos similar al de un roguelike. Hay varias capas de progresión asociadas a ello, pero de primeras te interesa saber que cada vez que entras en un mapa (prediseñado, ojo) tendrás que enfrentarte a una serie de objetivos semi aleatorios repartidos por tres subzonas, cada una de las cuales es más dura que la anterior. Completar esos objetivos te aporta puntos de experiencia, al igual que jugar sigilosamente, matar muchos arqueanos o conservar la salud del operador: cuanto mejor se te da, mejor es la recompensa. Teniendo en cuenta todo lo que hemos comentado hasta ahora, supongo que estarás de acuerdo conmigo en que jugar a R6E implica someterse a una batalla de desgaste. A medida que alarmas a los enemigos o cometes descuidos del estilo, vas recibiendo unos daños difíciles de contrarrestar. Eso te abre dos caminos: arriesgarlo todo por recompensas cada vez mayores, o pedir una extracción e irte con lo que tienes.

Hay varias sorpresas bajo la manga de los oponentes arqueanos

Eso no está lejos de lo que proponen muchos concursos de la tele, de esos que dicen "¿tiras otra vez o te vas a casa con 2000 euros?" y francamente, aquí donde nos ves el equipo de la redacción estuvo sopesando con mucha cautela esta clase de decisiones. La experiencia nos dice que los objetivos de control son más duros que los de recoger muestras con bajas sigilosas, así que rara vez nos enfrentamos a los primeros cuando están en la tercera subzona. Te habrás dado cuenta ya, pero esa misma dinámica es la que da nombre al juego: Ubisoft confía en que ahí esté la gracia, algo con lo que estoy bastante de acuerdo porque es una apuesta arriesgada, emocionante, con gancho. No conforme con dividir las misiones entre éxitos y fracasos, Extraction reparte las recompensas sabiamente en función de cómo te ha ido: que todo haya ido bien es un posible resultado, pero a lo mejor la misión termina con un camarada caído en combate. ¿Qué pasa en ese caso?

Un shooter difícil pero accesible con capacidad para mantenerte enganchado

Pues que el jugador se lleva menos experiencia, así de primeras, pero también que los operadores desaparecidos en combate (declarados MIA) se han quedado físicamente en la zona y por lo tanto, desaparecen de tu plantilla de agentes en activo. Los compañeros de REACT los recuperan automáticamente mientras tú haces otras cosas, pero es más probable que termines haciéndolo tú mismo mediante una misión especial la próxima vez que visites el área donde se han quedado atascados. ¡A eso me refería con lo de roguelike! Ahora bien, tenemos más de un sistema de progresión y uno de ellos, que es el nivel de personaje, desciende cuando cae un operador. Ese nivel no afecta a las estadísticas, pero sí determina las armas que puedes equipar. Limitar o castigar al jugador de esta forma resulta un poco antinatural y creo que una vez el juego esté disponible llegarán quejas, pero lo que sí pinta a que se quedará tal cual es la gestión de la plantilla. Si los daños, las bajas y los estados críticos son permanentes, entonces el juego te obliga a comprender las sinergias entre todos los personajes disponibles.

Tan sólido y pulido como esperabas en lo técnico

Un shooter difícil pero accesible con capacidad para mantenerte enganchado

Ni que decir tiene que buena parte de los recursos de desarrollo de Rainbow Six: Extraction son idénticos a los de Rainbow Six: Siege o toman aquellos como punto de partida. Todos sabemos que Ubisoft es muy afín a eso del reciclaje, para lo malo… pero también para lo bueno. Así pues, R6E funciona prácticamente igual de bien que el anterior. En 3DJuegos hemos estado trabajando con la versión de PC, que tiene unos requisitos de sistema ligeramente superiores a los de la contraparte PvP pero igual de asequibles en general (pasa de pedir una GTX 460 a una GTX 960 en mínimos, para que te hagas una idea). Siendo el tipo de juego que es, está diseñado para conseguir tasas de fotogramas por segundo altas y estables; incluyendo soporte para Nvidia DLSS y Reflex en este caso. Ese último, recordemos, es para mejorar los tiempos de respuesta, porque no solo de FPS vive el hombre. También cuenta con un benchmark interno e incluso la API Vulkan, una favorita de los fans.

Algunas capas de progresión son penalizables si caes en combate o fallas

En resumidas cuentas, cualquier preocupación por temas de rendimiento o fluidez está de más. Si miramos hacia arriba en vez de hacia abajo, los entusiastas del PC también estamos de enhorabuena porque, como no podía ser de otra manera, hay un buen puñado de opciones de configuración gráfica y funcional a nuestra disposición. Los controles por defecto están bastante bien en general, pero si lo deseas puedes reasignar teclas a placer, así como el comportamiento de una variedad de acciones; o personalizar infinidad de aspectos de la interfaz y de la calidad gráfica. Por supuesto, también hay soporte para monitores ultrapanorámicos, algo que viene realmente bien para mejorar la visión en espacios cerrados. Debes saber también que R6E se estrena con un sistema de Buddy Pass (o "pase de amigo" como llaman algunos juegos aquí) para que puedas invitar a tu sesión a otros dos jugadores que no lo hayan comprado aún. La única restricción es que la promoción solo dura catorce días, pero si no te parece lo suficientemente fácil, también puedes jugar desde Game Pass de lanzamiento. El juego cruzado viene activado por defecto, también, lo que creo que (entre unas cosas y otras) convierte a este en uno de los juegos de pago más fáciles de acceder de la generación.

Muy divertido

Recomendado
Un shooter difícil pero accesible con capacidad para mantenerte enganchado

Rainbow Six: Extraction

Por: El equipo de 3DJuegos
Recomendado

Rainbow Six: Extraction es uno de los juegos de acción cooperativos que mejor balancean la accesibilidad con la profundidad y la dificultad. Ubisoft nos pone muchas facilidades por delante para montar una escuadra, y una vez nos ponemos manos a la obra descubrimos que hay muchas cosas que aprender. Ante todo es uno de esos juegos donde la victoria no se da por contada, así que cuando ocurre es gratificante; una señal de que entiendes cómo funciona la compleja amenaza arqueana, que sorprende para bien en términos de mecánica. Un juego para quienes desean desafiarse a sí mismos, sin entrar en el terreno de la frustración.

5 cosas que debes saber:
  • Buddy Pass, Xbox Game Pass, juego cruzado… muchas opciones para formar grupo.
  • Fuertemente basado en las mecánicas y operadores de Rainbow Six: Siege.
  • La amenaza arqueana es más profunda que la vista en el evento Outbreak.
  • Un multijugador genial: buen balance entre ritmo, intensidad, dificultad y progresión.
  • Algunas mecánicas únicas e interesantes en la gestión de la plantilla de personajes.
Jugadores: 1-3
Idioma: Textos en español y voces en español / inglés
Duración: Incalculable
Ver requisitos del sistema
Comentarios cerrados
VÍDEO ESPECIAL

6.923 visualizaciones

Los 20 MEJORES JUEGOS de CIENCIA FICCIÓN

El género de la ciencia ficción nos ha regalado historias verdaderamente increíbles en videojuegos que marcan época, así que ya iba siendo hora de que dedicáramos un vídeo especial a los mejores juegos sci-fi que hemos disfrutado.