Curarse en Scorn puede resultar confuso, pero en esta guía te explicamos cómo se hace

Curarse en Scorn puede resultar confuso, pero en esta guía te explicamos cómo se hace
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

No hay duda de que Scorn es un juego muy particular, tanto que hasta curarse debe hacerse de una forma diferente a lo que estamos acostumbrados. No es que sea complejo como tal, pero requiere de unos pasos determinados, (y algo de estómago). Sin embargo, una vez lo entendemos ya no tiene misterio y, por ello, en la siguiente guía te contamos cómo hacerlo para que puedas seguir explorando esos pasillos oscuros sin problema y que tu salud esté en las mejores condiciones posible.

Guía de Scorn: cómo curar nuestra salud

Para poder curarnos, primero tenemos que avanzar un poco. Concretamente, tenemos que llegar hasta el Acto 2 y conseguir cruzar la puerta con llave. Esta nos llevará a los mismos escenarios que en el Acto 1, pero modificados. Si seguimos, atravesaremos otra puerta con la misma llave y entonces visualizaremos un punto de curación que destaca por tener tubos de sangre. Este será el primero que encontremos. 

Curarse en Scorn

Entonces, tendremos que insertar una especie de parásito con tentáculos, (parece un cangrejo), que se cargará de unas bolas rojas. Estas bolas son las encargadas de curarnos y se pueden consumir en cualquier momento. El parásito las acumula hasta que las gastemos. Eso sí, cuando se terminen, tendremos que ir a otro punto de curación para recargarlo. Y es importante la parte de "otro punto de curación", porque una vez que se consume una estación, ya no se cargará más. Es como si una gasolinera se quedara sin gasolina. También hay que tener en cuenta que no todas las estaciones tienen la misma apariencia, pero que se pueden identificar sin problemas. 

Cuando tengamos esta recarga, podremos curar hasta dos unidades de vida de las que vemos en la parte superior izquierda de la pantalla en forma de barra. Esto consumirá 1 carga y 1 carga son dos barritas de vida. Las cargas son los contadores en forma de esferas, las bolitas rojas que os decía, y que vemos en el mismo lado de la pantalla pudiendo tener un total de 8 esferas, es decir, 16 barras de vida disponibles para curarnos si las tenemos todas.

El proceso de curarnos en sí no tiene mucho misterio. Si jugamos en Xbox, podemos restaurar la vida con "RB" y si jugamos en PC con la tecla "E", pero hay que dejarlas pulsadas hasta que terminemos la restauración para que funcione.

Cómo curarse en Scorn

Esta forma de curar la vida lo que fomenta es el componente estratégico. Al tener las estaciones con cargas limitadas y no saber cuándo encontraremos otra, la necesidad de racionar las bolas rojas está presente en todo momento. Como podéis ver, no es un proceso tan complicado, pero puede no resultar muy intuitivo respecto a otros juegos. Sin embargo, una vez que le hemos cogido el truco, no tiene misterio. 

VÍDEO ESPECIAL

5.728 visualizaciones

19 VIDEOJUEGOS que NUNCA JUGASTE

Pocas cosas duelen más a un fan del videojuego que ver cómo se cancelan o desaparecen en el olvido proyectos que le ilusionaban, y justo de eso va nuestro nuevo especial, en el que te hablamos de una veintena de juegos que nunca llegaron a ver la luz... o si lo hicieron, fue d...