Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Especial

Retrospectiva: Destripamos la primera Xbox y te contamos qué supuso para el mundo de las consolas

Hablaremos del hardware y las características que definieron a la famosa caja de la X verde de Microsoft.

Por / 78 comentarios
Xbox

"Esto es un insulto hacia mi persona y todo mi trabajo" fueron las duras palabras que Bill Gates, cofundador de Microsoft, dejó al equipo de desarrollo de la Xbox original cuando supo que no usaría Windows como base. Fue la intervención de uno de los presentes la que alertó de la situación del mercado de las consolas a principios del nuevo milenio; si los de Redmond no entraban en el mercado, la posición de Sony y su PS2 quedaría incontestada. Poco podían saber de la magnitud que hubiera tenido descartar el proyecto DirectX box para la compañía, hoy día una de las divisiones más rentables de Microsoft y responsable de toda una saga con la X por bandera.


Sus primeros años fueron algo convulsos aún después de su lanzamiento; pero nos dejó tras de sí una consola interesante que ha asentado, casi sin saberlo, muchas de las bases de las consolas actuales y que ha sido hogar de algunas sagas realmente queridas por los jugadores. Hoy queremos hablar sobre la primera Xbox, de su hardware, y sobre algunas de sus peculiaridades que han sido el germen de la marca hasta nuestros días.



I. "La X marca el lugar"Aunque ya nombramos esto en una de nuestras anteriores retrospectivas, es interesante volver a recordarlo. El objetivo de Xbox era traer las capacidades multimedia del PC a todos los salones, e introducir a Microsoft en ese mercado. Este objetivo nació a raíz del enorme éxito de PlayStation y de las declaraciones de Sony; la compañía nipona dejó claro que su futura consola aspiraría a dominar el mercado doméstico del entretenimiento. Unas declaraciones que, tras algunas negociaciones fallidas, se tomarían desde Redmond como un ataque y que pondrían en marcha a lo que después se transformaría en la división Xbox.


Interior de una Xbox original. Pueden apreciarse en su interior su similitud con un PC tradicional; siendo la placa principal el elemento más discordante.// Imagen: iFixit.Interior de una Xbox original. Pueden apreciarse en su interior su similitud con un PC tradicional; siendo la placa principal el elemento más discordante.// Imagen: iFixit.

La primera Xbox, casi sin saberlo, asentó muchas de las bases de las consolas actualesPara conseguir su objetivo, los responsables del desarrollo de la consola aceptaron que debían asentar algunas bases dentro de esa industria, y qué mejor modo de hacerlo que apoyándose en un sector con un hardware más potente y del que ya tenían experiencia previa como el del PC. Los encargados de desarrollar el proyecto tenían claro que, para que su consola fuera distinta al resto de consolas que salían al mercado, debían traer consigo todas las herramientas y cualidades del PC que podían competir con lo que tenía que ofrecer PlayStation 2 en el mercado. Desde la presentación de esta última en 1999, todos los esfuerzos del proyecto girarán en torno a cómo podían ofrecer algo mejor que dicha consola.



II. Un hardware con carácterSólo hay que echarle un vistazo al interior de la Xbox original para darse cuenta de que su objetivo de crear "un PC de salón" no era un simple slogan. La consola se diseñó en torno a DirectX 8.1 y a las herramientas con las cuales Microsoft había colaborado con Sega en Dreamcast; pero el desarrollo de Xbox fue rápido debido a las pretensiones de la compañía y a llegar tarde a la sexta generación. A razón de ello, gran parte del hardware que usó la consola tuvo que venir de productos que ya estaban en el mercado y adaptarlos a las necesidades de una consola de sobremesa; no desarrollarlos desde cero como era habitual. Esto dio a Xbox un carácter muy singular para la época, casi más cerca de un PC que de una consola tradicional.


Imagen de Xbox

Esto que señalamos se ve claramente en factores como el lector óptico que usó la consola, o su disco duro, pionero en este tipo de sistemas y que ayudaría notablemente en la faceta en línea de la consola. Destacaremos el caso de su procesador, que era una revisión de un Pentium III de Intel con modificaciones menores en frecuencias y factor de forma; así como la aparición del chip NV2A de Nvidia en la consola, un chip derivado de la serie GeForce 3 de la compañía. Estas especificaciones eran impensables en una consola y sorprendieron en la época, la Xbox original estaba más cerca en especificaciones con un PC de gama media que con ninguna de sus competidoras. Una característica que definía la consola.



III. Asentando las bases del juego en línea en consolaXbox no fue la consola más exitosa de su generación en cuanto a ventas, pero sí que marcó muy hondo el camino a seguir para las futuras generaciones en cuanto a estándares y servicios. La consola contaba con un modem Ethernet de 100 Mbit integrado, a través del cual Microsoft – una empresa centrada en el software y servicios – quería sacar a relucir las bondades del juego en línea para las consolas; un concepto explorado antes por consolas como la ya nombrada Dreamcast, pero del que Microsoft quería exprimir algo más y que se transformaría en la mayor baza de la consola y su reclamo más claro: el juego y los servicios online en un momento en el que en las consolas no había nada firmemente establecido.


Si querías jugar a través de internet fuera del PC tu única opción real era XboxSi querías jugar a través de internet fuera del PC tu única opción real era Xbox, en ello centró sus esfuerzos la compañía norteamericana. De este ejercicio conjunto nació Xbox Live, con el que aún se conoce al servicio de juego online de la compañía. La idea detrás de él era sencilla: aprovechar la infraestructura de Microsoft para lanzar una plataforma pensada para ofrecer comodidades a la hora de jugar en línea; atributos como el chat de voz, las listas de amigos y otros factores que vemos en consolas actuales nacieron con este servicio como modelo.



Otro punto destacable en este aspecto sería Xbox Arcade, que llegaría poco antes del salto generacional hacia la Xbox 360. Arcade era una versión refinada para consola de lo que podíamos ver en PC por aquel momento, una plataforma en la que comprar, descargar y jugar a títulos en tu consola. Un modelo que vemos actualmente en todas las consolas y que en PC ha demostrado su viabilidad tiempo atrás. Tal vez sean estos servicios lo que más han permeado en la industria; ahora estamos viendo una evolución de estos con propuestas como GamePass y PSNow, más sofisticadas.


La primera Xbox no estuvo exenta de grandes lanzamientos.La primera Xbox no estuvo exenta de grandes lanzamientos.

IV. Un catálogo de futuras estrellasAunque el hardware y sus servicios tuvieron mucho que ver en cómo serían sus sucesoras, como en toda consola, lo que más definió a la Xbox original fueron sus videojuegos. El componente online del dispositivo fue un reclamo para la aparición de títulos que aprovechaban estas características, muchos de ellos shooters provenientes del PC. Este escenario se impulsó aún más con la aparición del Jefe Maestro en el primer Halo y que catapultó a la consola como una plataforma para blockbusters de acción; un género que evolucionaría mucho la siguiente generación. Gran parte de las obras que vimos en Dreamcast de la mano de Sega también verían la luz en la consola, como resultado del uso de DirectX 8.1.



Pero lo que más destacaríamos de los títulos que podíamos disfrutar en la Xbox original eran sus similitudes – gráficas – con los ordenadores de gama media de la época. Los ports de PC a consola eran fáciles de producir gracias a las herramientas de Microsoft y el hardware de la consola habilitaba que los apartados técnicos de estas obras brillarán en la plataforma.



V. A qué problemas se enfrentó la consolaAunque en tierras americanas la consola fue todo un éxito, fuera del continente Xbox tuvo una recepción comedida. La consola llegó tarde a los mercados japonés y europeo, en un entorno en el que la PS2 había sido un éxito absoluto de ventas y acapara todas las miradas a nivel comercial. Microsoft tuvo que lidiar con un mercado muy asentado y focalizado en una única plataforma. Un entorno en el que factores como un marketing poco inspirado en el continente europeo, o una mala recepción en tierras niponas hicieron que el sistema pasará desapercibido.



Tal vez su mayor inconveniente fuera una de sus mayores bondades: el hardware de la consola. Xbox era más potente que sus rivales, pero también era mucho más cara, con un precio de salida de 479 dólares. Muchos usuarios no encontraron motivo para migrar a una plataforma que era más cara y que aún no tenía una comunidad de usuarios detrás, por lo que Microsoft tuvo que llevar a cabo algunas maniobras de absorción de costes para bajar el precio del sistema y aumentar sus ventas; con un éxito moderado.


Apenas cuatro año después, llegó Xbox 360 y el éxito para la plataforma.Apenas cuatro año después, llegó Xbox 360 y el éxito para la plataforma.

Los de Redmond tomarían nota de los problemas que sufrió la Xbox original para su sucesora, que centraría sus esfuerzos en mantener las bondades de la consola original – sus servicios, sus títulos y su foco en el juego en línea – para volver con fuerza tan sólo cuatro años después de su lanzamiento original, con la que sería la consola más exitosa de Microsoft hasta la fecha.



VI. Unas palabras finales sobre el futuro del nombre Xbox¿Qué futuro nos brindará Microsoft Xbox Series X?¿Qué futuro nos brindará Microsoft Xbox Series X?

Sorprende ver la cantidad de similitudes que podemos ver entre la propuesta de la Xbox original y la futura Xbox Series X. Pues con un hardware presuntamente potente, Game Pass funcionando bien y el juego cruzado como objetivo, los servicios y similitudes "Xbox con PC" vuelven a estar a la orden del día. Serie X no se enfrentará a los mismos problemas que la iteración original del nombre, ya que la consola cuenta con una entusiasta comunidad tras de sí para su lanzamiento, por lo que queda ver qué nos tiene que decir Microsoft sobre su próxima consola.


Más sobre: Xbox y Microsoft.