Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Inicio
PC
PS4
XOne
Switch
3DS
PS3
X360
Wii U
iOS
Android
Videos
Foros
eSports
  • Portada
  • Noticias
  • Videos
  • Imágenes
  • Análisis
  • Artículos y Reportajes
  • Hardware
  • Guías
  • Trucos
  • Todos los Juegos
  • Top100
  • Lanzamientos
ESPECIAL

Un vistazo al pasado, ¿cómo de potente fue Xbox 360?

Seguimos repasando el hardware de las consolas de la anterior generación hablando de la mítica máquina de Microsoft.

Por / 188 comentarios
Xbox 360

Tras nuestro especial dedicado al hardware de la PlayStation 3 de Sony continuamos repasando las características de las consolas de la pasada generación con su competencia directa. Hablamos de la Xbox 360, la que sería la segunda consola de la titánica Microsoft, y un sistema cuya influencia ha definido a las consolas como plataforma de videojuegos desde su lanzamiento. Acompañarnos en este repaso por las entrañas de la consola más icónica de los de Redmond.



I. El objetivo de MicrosoftCuando Microsoft comenzó con el proyecto Xbox declararon que su intención era llevar las capacidades multimedia de un PC a todos los salones. Podemos ver mucho de dichas declaraciones en la Xbox original, tanto en su arquitectura como en el hardware utilizado, pero ese fue uno de los grandes problemas que tuvo que afrontar la consola, ya que se trataba de un producto caro de producir y para competir en precios con la consola de Sony, ya asentada, Microsoft tuvo que soportar parte del coste de la consola.


Imagen de Xbox 360

Por ello, cuando en 2003 comenzaron a desarrollar Xenon, precursor de Xbox 360, los de Redmond tomaron una dirección diferente. Iniciaron el proyecto con la colaboración de IBM y ATI, por lo que la nueva consola de la compañía pasaría a utilizar la arquitectura PowerPC, alejándose más de Windows que su antecesora y creando un ecosistema propio, pero también ofreciendo un hardware más asequible para su producción y un mejor aprovechamiento de las características de su hardware.


La misión de Xbox 360 era sencilla, salir al mercado lo más pronto posible para dificultar los lanzamientos de sus competidores y ofrecer, en términos de juego, todo lo que hacía la Xbox original con la potencia extra de un hardware actualizado.


Imagen de Xbox 360

II. Unas especificaciones para conquistar el mercadoComo hemos comentado, la principal novedad de la Xbox 360 con respecto a su precursora fue el cambio de arquitectura para su CPU. El nombre en clave de la consola, Xenon, hace referencia a este mismo componente, con el que comparte denominación.


CPUProcesador IBM Xenon PowerPC de tres núcleos a 3,2 GHz
GPUATI Xenos a 500MHz
RAMBus principal XDR de 512 MB
MedioCD-ROM, DVD-ROM, SACD, Blu-ray Disc (BD-ROM), Dual Disc, Memory Stick, SD Card, CF
Resolución de vídeoSD: 480i, 480p HDTV: 720p, 1080i, 1080p
Conectividad5 puertos USB 2.0, Wi-Fi 802.11a/b/g/n, receptor IR, 100 Mbit Ethernet, Puerto auxiliar.
Consumo de energía175W

Este procesador se componía de tres núcleos PowerPC en paralelo, con dos hilos cada uno funcionando a 3.2 GHz, unas especificaciones más llamativas que otros equipos de la época, pero menos potente que los que podíamos encontrar en PC por aquel momento, al tratarse de una arquitectura RISC -con instrucciones reducidas-, aunque esto abría la puerta a una mejor optimización de los recursos de la consola.


Imagen de Xbox 360

La memoria del sistema, de 512Mb era compartida entre el procesador y la GPU de la consola, el procesador gráfico Xenos, diseñado con la colaboración de la antigua ATI.


Esta memoria compartida se convertiría en una de las mayores ventajas de la consola con respecto a la competencia, como también lo haría su arquitectura. Sin embargo, uno de sus puntos flacos fue su lector ya que obligaba a la consola a largos procesos de instalación con varios discos, frente al Blu-Ray que ofrecía su competencia. Pese a ello, un disco duro de gran capacidad y fácil acceso logró suplir el problema.


En cuanto a otros aspectos de su hardware, la Xbox 360 estaba diseñada para ser el centro de entretenimiento de tu salón, por lo que la consola incluía multitud de accesorios para cumplir dicho propósito. Lectores para DVD, teclados inalámbricos y similares eran solo algunas de las propuestas licenciadas por Microsoft.



III. La consola de referencia en la Séptima generaciónImagen de Xbox 360

Todas estas características, junto a su temprano lanzamiento en 2006 y un precio ajustado, hicieron de la Xbox 360 la consola más atractiva de su momento. Esto sirvió para conseguir lo que no pudo con la Xbox original: cuota de mercado sobre la que vender software. Y este no tardó en llegar, con lanzamientos tan importantes como Gears of War, TES IV: Oblivion o Call of Duty 2 en el mismo año de lanzamiento, Xbox 360 se asentó rápidamente en el mercado. Uno de los puntos clave de su éxito.


Otro de sus puntos fuertes fue, como ya hemos comentado, su arquitectura y la facilidad de trabajar con su hardware. PowerPC fue el corazón de Xenon (Xbox 360) y Cell (PS3), los procesadores de las consolas del momento. Sin embargo, PS3 resultaba ser una consola más difícil sobre la que trabajar por las peculiaridades de su hardware y la precariedad de muchas de las herramientas de desarrollo.


Imagen de Xbox 360

Este hecho llevó a muchas desarrolladoras a optar por centrar sus esfuerzos en las versiones para la consola de Microsoft para posteriormente "portear" y pulir su trabajo en la consola de Sony. Una labor poco sencilla en PlayStation 3.


Todo esto sirvió para colocar a X360 en una posición preferente a la hora de desarrollar títulos Third Party durante el transcurso de la generación, una situación recurrente hasta los últimos estadios de esta, en parte, por el trabajo de Microsoft para mejorar las herramientas de desarrollo para su consola, como lo fue el DirectX de la época, herramientas familiares para muchas de estas compañías.



El legado de Xbox 360La consola de Microsoft no estuvo libre de problemas y tuvo que pasar por diversas revisiones a lo largo de su vida. A pesar de ello, se mantuvo relevante dentro del mercado durante toda su vida útil y siguió funcionando como el estándar de la industria hasta el lanzamiento de su sucesora Xbox One a finales de 2013.



Esta consola supondría un importante cambio en las políticas de la división Xbox en Microsoft, pero a nivel de hardware tomaría el testigo dejado por su antecesora, con un ligero acercamiento a PC que, junto a las maniobras de la competencia, ayudarían a estandarizar las versiones de los títulos lanzados durante dicha generación.


Y hasta aquí nuestro especial sobre Xbox 360, una consola influyente con un hardware sencillo y capacitado que le sirvió a Microsoft para asentarse como una de las grandes compañías de la industria, esperamos que os haya agradado y, como siempre, os invitamos a compartir vuestras impresiones en el foro. Con este especial, queda tan sólo una consola de la llamada séptima generación de consolas, nuestra última parada en este viaje al pasado reciente.


Más sobre: Xbox 360 y Microsoft.