Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Xbox Series X

La firma de analistas DFC sostiene que los modelos de Xbox Series "confunden" a los jugadores

Microsoft anunció recientemente Xbox series S, una alternativa más barata a la Xbox Series X.

Por / 148 comentarios
Xbox Series X

Aunque beneficia a su estrategia digital a largo plazo, el estreno de 2 tipos de consola de nueva generación este año, uno premium y uno más asequible, será contraproducente para la venta de consolas de Xbox, de acuerdo con un reporte de la firma de análisis de mercados, DFC Intelligence, misma que califica como confusa y desordenada la estrategia de comunicación de Microsoft.


Apenas esta semana y, derivado de una filtración, Xbox presentó sendos precios y fechas de lanzamiento para sus 2 sistemas de nueva generación, la Xbox Series X y la Xbox Series S, con prestaciones y precios distintos, y una más barata que la otra.


El jugador core no quiere conformarse con la segunda mejor [opción]"El problema es que el jugador core no quiere conformarse con la segunda mejor [opción], incluso con un agudo descuento. Esto se aplica especialmente a los compradores anticipados que representarán el objetivo de los sistemas de juego durante el primer año después del estreno", explicó la compañía estadounidense, fundada en 1994.


Para DFC Intelligence, el anuncio del accesible modelo sin unidad de disco refuerza la idea de que Microsoft apuesta por ganar la carrera digital a largo plazo, pero deja la contienda por la venta de unidades en manos de la competencia.


"La confusión del consumidor no es positiva para Microsoft en este caso. Los consumidores ahora tienen la alternativa de pagar $300 dólares por un sistema de segunda clase y quién sabe cuánto más por el producto completo (se espera que la Xbox Series X cueste $500 dólares). Esa estrategia puede funcionar para un iPhone, pero una consola de videojuegos es diferente", continuó la firma.


El análisis, sin embargo, sólo parece venir a confirmar el discurso de Phil Spencer, mandamás de Xbox, quien apenas en agosto aclaró que la meta de su marca no era vender más que la competencia. "Si vender consolas fuera nuestro enfoque, no pondríamos nuestros juegos en PC o en Xbox One, no haríamos xCloud y no permitiríamos a la gente jugar en sus teléfonos", declaró, en su momento, Spencer.


"La marca Xbox parece enfocada en un futuro digital para las franquicias clásicas, entregado a través de Game Pass y Cloud Streaming. Como lo hemos discutido, esta podría ser una sólida estrategia a largo plazo. Sin embargo, resulta menos que ideal para vender un nuevo sistema de juegos de gama alta. Las actuales consolas Xbox One bastan para la estrategia digital de Microsoft."


Ambas, tanto Xbox Series S, como Xbox Series X debutarán el 10 de noviembre, con precios de $299 dólares y $499 dólares respectivamente. Además, Xbox ha redoblado esfuerzos en materia de servicios, al robustecer el valor de la suscripción Xbox Game Pass Ultimate con el catálogo de EA Access. Ambos movimientos, tanto el nuevo modelo, como los precios, han sido bien recibidos por la comunidad en general. Resta por conocerse la estrategia específica de Sony con la PlayStation 5.


Más sobre: Xbox Series S y Xbox Series X.