Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
NVIDIA

Nvidia admite enfrentarse a problemas en su adquisición de ARM: podría demorarse más de 18 meses

La oposición a la compra se hace cada vez más fuerte y Nvidia se acerca peligrosamente a un punto muerto.

Por / 20 comentarios
NVIDIA

Hace un año, la compañía Nvidia consiguió cerrar un acuerdo de adquisición histórico con SoftBank para hacerse con ARM. La compañía diseñadora de chips británica pasaría a formar parte de Nvidia como una de sus divisiones, en un astronómico acuerdo de 40 mil millones de dólares. Aunque SoftBank seguiría manteniendo su sede y podría seguir operando con las distintas compañías del mercado con la libertad con la que lo hace en la actualidad, el acuerdo hizo saltar muchas alarmas.


El acuerdo hizo saltar muchas alarmasUno de los primeros escollos llegó por parte de China, ralentizando todo lo posible la compra a través de los organismos antimonopolio del país. Habitualmente, el tiempo que se toman estos organismos para realizar su revisión es de unos seis meses, sin embargo, casi un año después del anuncio de la compra, ni siquiera habían empezad con el proceso. A esto hay que sumar que la magnitud de la operación puede llevar a alargar la revisión hasta más del doble de lo habitual.


Imagen de NVIDIA

Parece que tantos los fabricantes chinos Huawei como ZTE estarían presionando para poner trabas a la compra, ya que saldrían directamente perjudicados del acuerdo de Nvidia. Por otro lado Qualcomm también estaría presionando para evitar que el acuerdo se produzca y así tener la oportunidad de acceder a una participación en ARM. Toda esta serie de dificultades eran sólo el principio, y Jensen Huang, CEO de Nvidia, lo tenía claro cuando lanzó el acuerdo, sabía que agitaría el avispero pero confiaba en poder sortear todas las trabas.


Las prórrogas del contrato llegan hasta finales de 2022En una entrevista a The Financial Times, Jensen Huang ha reconocido que las negociaciones con los organismos reguladores están tomando más tiempo del que pensaba, aunque confía en que sepan ver los beneficios de la adquisición. La oposición a la compra se está haciendo cada vez más fuerte y Nvidia se está acercando a un punto muerto, con un acuerdo de adquisición que espira en un mes, las prórrogas del contrato llegan hasta finales de 2022. Si para entonces no se ha logrado el acuerdo, todo se podría ir al traste.


Imagen de NVIDIA

Son varios frentes los que se presentan en contra de la compra de ARM. Por parte del Reino Unido, los reguladores centran sus dudas en cuestiones de seguridad, mientras que los políticos han denunciado que la compra supone un duro golpe para la industria tecnológica nacional y su soberanía a nivel global. En Estados Unidos, la Comisión federal de comercio también investiga la compra tras las protestas de Qualcomm, Google y Microsoft, que argumentan sobre la limitación que supondría en cuanto a la libre competencia.


En China, el control de este mercado supone un importante peso en la batalla geopolítica con Estados Unidos, y ARM se percibe como una empresa neutral en el peso de las potencias globales de la industria. Los conflictos no dejan de crecer en la ambiciosa operación comercial de Nvidia, todo ello mientras intenta resolver los problemas de escasez de componentes a los que se prevé enfrentar a lo largo de todo el 2022.


Más sobre: NVIDIA y ARM.

  • PC
Tipo:
Hardware
Género:
Otros, Hardware
:
Nvidia
:
Foro | Grupos (1)
Suscríbete a nuestra newsletter:

Recibe un recopilatorio diario y/o semanal de las noticias publicadas:


Diaria (Recibe todas las noticias publicadas en las últimas 24h para no perderte nada)

Semanal (Recibe cada viernes las 10 mejores noticias publicadas desde el último viernes a modo resumen)


No es spam. No compartiremos su correo electrónico. Puede darse de baja en cualquier momento.