El brutal rito vikingo del Águila de Sangre de Hellblade 2 es muy distinto ahora que sabemos lo que la ciencia ha demostrado sobre él

El brutal rito vikingo del Águila de Sangre de Hellblade 2 es muy distinto ahora que sabemos lo que la ciencia ha demostrado sobre él

  • El ritual vikingo se ha replicado en muchos juegos y películas

  • No hay evidencias reales de que ocurriese en ninguna batalla vikinga

Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail
Hellblade 2

La cultura popular ha abrazado el mito del Águila de Sangre como si fuese la representación perfecta de la brutalidad de los vikingos. Lo vimos en la película Midsommar, en la serie Vikings, en el videojuego Assassin’s Creed Valhalla y, tal y como ocurrió con la primera entrega, también ha vuelto de la mano de Hellblade 2. No hay evidencias reales de que eso pasase ni una sola vez en el mundo real.

Sin embargo, desde que llegó a nuestras manos el primer Hellblade y nos mostró el brutal ritual de tortura en todo su esplendor, hay algo que sí ha cambiado. La ciencia se ha acercado a comprobar si eso de sacarle a alguien las costillas y los pulmones, como si fuese la atracción de feria más bizarra que puede llegar a darte el mundo de la escultura, podía llegar a ser cierto o no. Lo que descubrió el estudio es que el Águila de Sangre es anatómicamente posible. No es poca cosa.

Qué es el Águila de Sangre del mito vikingo

Como dijo Ragnar Lodbrok primero, y Jack el Destripador después, vamos por partes. El Águila de Sangre es, según las sagas nórdicas, un ritual de ejecución vikingo en el que, como forma de venganza divina, se castigaba de la forma más brutal posible a aquellos enemigos que merecían un digno castigo de los dioses.

Manteniéndolo en todo momento con vida, al enemigo se le abre la espalda, se separan sus costillas abriéndolas hacia afuera como si simulasen las alas de un águila, y se le estiran los pulmones para atarlos sobre los hombros reafirmando esa sensación de estar ante, como el propio nombre indica dejando poco lugar a la imaginación, un Águila de Sangre.

"Después, el conde Einarr se acercó a Halfdan y realizó el “águila de sangre” en su espalda, de tal manera que clavó su espada en su pecho a lo largo de la columna vertebral, cortando todas las costillas hasta los lomos, y luego extrajo los pulmones; y así fue la muerte de Halfdan".

Acercarse al origen del rito, sin embargo, está lejos de ser igual de fácil que visualizar en la cabeza tan desagradable destino. Hay escritos sobre ello, sí, pero todos se escribieron varios siglos después de los acontecimientos que relatan y, aunque grabados y dibujos de la época invitan a creer que hay algo de cierto en fragmentos como el citado de la Saga Orkneyinga, jamás se han encontrado pruebas físicas de que eso ocurriese en algún momento en la vida real.

Ragnar

Frente a la duda de si estamos ante un mito o algo que sucedió en realidad, y con el precedente de cómo la historia se ha encargado de glorificar las hazañas de los héroes y demonizar las acciones de sus enemigos -sin ir más lejos el ejemplo de los relatos del cristianismo sobre los vikingos pintaron a un pueblo que sólo se movía por la sed de sangre y saqueo que aún se mantiene como válido en determinados círculos-, la ciencia quiso ir un paso más allá.

Lo que dice la ciencia sobre el Águila de Sangre

La mejor forma de desmentir que el Águila de Sangre existió, más allá del simple hecho de haber encontrado cuerpos mutilados de batallas vikingas pero ningún ejemplo de un ritual como este, era analizar hasta qué punto sería posible realizar un sacrificio como el citado en las sagas nórdicas.

La Academia Medieval de Estados Unidos publicaba en la revista Speculum que, ante la pregunta sobre si sería anatómicamente posible realizar el ritual del Águila de Sangre, la respuesta era un sí rotundo. Eso sí, habría que tener varias cuestiones en cuenta que, en cierto sentido, romperían gran parte del relato al que aquellos textos primero, y la cultura popular después, nos han acostumbrado.

Hellblade1

En primer lugar, aunque sería posible realizar los cortes necesarios para realizar la citada apertura sin riesgos para la víctima, el simple hecho de perforar la cavidad torácica sería suficiente para que falleciese a los pocos segundos a causa de una hemorragia masiva, lo que rompería con esa idea de dejar el cuerpo como trofeo mientras agoniza consumido por los cuervos de Odín.

En segundo lugar, realizarlo requeriría de unos conocimientos anatómicos muy avanzados y, sobre todo, unas herramientas de gran precisión más cercanas a las que podemos encontrar hoy en día en un quirófano que a las espadas y puntas de flecha que se utilizaban en la época. Por muy fiero que fuese el guerrero destinado a realizar semejante operación, ni su experiencia ni sus armas le habrían servido de mucho a la hora de intentar firmar tan fina carnicería.

Puede que aquella idea sólo naciese como una forma de saldar deudas que se limitaba a un dibujo en la espalda que terminó exagerado o, ante la duda, es posible que alguien sí decidiese llevar en algún momento el sádico mito un paso más allá. En cualquier caso, lo que sabemos hoy al jugar a Senua's Saga Hellblade 2 y desconocíamos al disfrutar del primer juego de la franquicia de Ninja Theory es que realizar el ritual del Águila de Sangre es posible, pero también muy poco probable.

En 3DJuegos | Cuando los Tercios lucharon contra los samuráis más temidos de Japón

En 3DJuegos | Cómo un inglés se convirtió en el primer samurái occidental de Japón, la historia real de Shogun

VÍDEO ESPECIAL

15.765 visualizaciones

20 MUNDOS ABIERTOS con MISIONES MUY REPETITIVAS

Hace no mucho estuvimos en 3DJuegos analizando cuáles fueron 20 títulos de este género que se sienten verdaderamente vivos y que te hacen sentir, de verdad, que formas parte de su trabajadísima atmósfera jugable. Pero también en este género, ya tan concurrido en los últimos añ...