|
Inicio
PC
PS4
XOne
Switch
3DS
PS3
X360
Wii U
iOS
Android
Videos
Foros
eSports
  • Portada
  • Noticias
  • Videos
  • Imágenes
  • Análisis
  • Artículos y Reportajes
  • Hardware
  • Guías
  • Trucos
  • Todos los Juegos
  • Top100
  • Lanzamientos
Media Molecule, una fábrica de sueños convertidos en videojuegos

Media Molecule, una fábrica de sueños convertidos en videojuegos

Por  /  14 de abril de 2019       
42 comentarios
Recientes

Nació como un pequeño estudio, crecieron con Little Big Planet y llegaron hasta a firmar un acuerdo con un gigante como Sony para idear videojuegos altamente creativos, siempre apoyados en una fuerte comunidad. Visitamos Media Molecule para conocer qué es lo que la hace tan grande.

La compañía de videojuegos Media Molecule fue fundada en el año 2006, y resulta curioso, porque el equipo de personas responsable de montar la empresa se encontraba en ese momento trabajando en un juego que no tenía mucho que ver con lo que vendría después. Se trataba de Rag Doll Kung Fu, un título de luchas bastante original. Ese videojuego sirvió como nexo de unión para los desarrolladores involucrados, muchos extrabajadores de la mítica Lionhead comandada por Peter Molyneux. Un nexo que no sólo se ha mantenido, sino que se ha fortalecido con el paso de los años.


Algunos de sus desarrolladores (Alex Evans, Mark Healey o David Smith) se encuentran ahora en Media Molecule trabajando en juegos que van sobre otro tipo de lucha: la de ser creativos con cada lanzamiento. Tienen un fuerte aliado a este respecto, Sony, que estuvo presente desde el comienzo de su andadura, prácticamente desde que Little Big Planet fuese un prototipo. Parece extraño… pero así es. Uno de los mayores gigantes de los videojuegos ha permitido la creatividad de un grupo de personas que se niegan a seguir las tendencias del mercado.


La mejor muestra no sólo está en las tres entregas de la saga Little Big Planet, o en Tearaway, sino también en el inminente Dreams, un juego que va sobre crear juegos. Al final, ese nunca dejó de ser el objetivo de la compañía británica: ser creativos, pero al tiempo permitir a los usuarios expresar su propia creatividad. Todo esto puedo confirmarlo personalmente tras haber visitado las oficinas del estudio en Guildford (Reino Unido). Una visita que me ha permitido conocer no sólo su nueva aventura, que podéis consultar en las impresiones jugables de Dreams, sino también comprender su filosofía como estudio de videojuegos. Una fascinante, os lo prometo.



Una empresa de aire familiar LOS HIPPIES DEL SECTOR


De todas las compañías que he podido visitar, Media Molecule es una de las más peculiares. Por fuera no tiene nada de especial: un edificio empresarial situado en la ciudad británica de Guildford, donde comparten espacio varias empresas. Sin embargo, la tercera planta, en que se encuentran los responsables de LittleBigPlanet, es de todo menos convencional. Tras recorrer unos pasillos asépticos, abres la puerta y te das de bruces con una explosión de colores. Hay dibujos en las paredes, post-its con la caricatura de un compañero o un mural con los animales de compañía del equipo, entre otros muchos detalles curiosos.


La mejor definición sería la de que parecía haber caído en un club de amigos con espíritu hippy, tanto por el colorido, como por la apariencia de los desarrolladores, además de ese zumo recién exprimido que trajeron en un carrito con cartelitos hechos a mano… o incluso las declaraciones de la directora del estudio, Siobhan Reddy, al darnos la bienvenida: "Dreams es producto del amor". No me quedaba duda: esto era distinto. Ya no sólo por el ambiente de creatividad que se respira, sino por el aire familiar que se ha querido mantener a lo largo de los años: "Siempre hemos sido menos de 70 personas, para asegurarnos de que cada trabajador tenga un impacto en el videojuego. Decidimos que fuera así".


Cuenta Alex Evans, uno de los fundadores, que cuando crearon la desarrolladora, viajaron por todo el mundo. De hecho, Media Molecule está en realidad formada por ex trabajadores de Bullfrog, Lionhead o Criterion, entre otros. La idea fue la de convivir profesionalmente en un entorno lo más familiar posible. Desde luego, el sitio es acogedor. En la planta de arriba, hay un comedor donde el equipo se reúne y charla a diario. También se puede ver una mesa de ping-pong, varias consolas de videojuegos, sofás, una batería y hasta un piano que de vez en cuando alguien usa para amenizar el ambiente. Media Molecule es diferente.


Cuando Hideo Kojima estaba planeando su estudio, en una entrevista dijo que quería recoger algunas ideas del nuestro, porque el simple hecho de comer juntos es una parte de la cultura que le gustabaAlex Evans, director técnico y cofundador de Media Molecule. Cuando Kojima abandonó Konami, le vimos dar la vuelta al mundo visitando distintos estudios. Uno de ellos fue Media Molecule. Le llamó la atención lo mismo que a nosotros: ese ambiente de calidez y cercanía entre trabajadores. El simple hecho de comer juntos fue algo que Kojima quería para su estudio, porque al final el ambiente que se genera en una empresa tiene un considerable impacto sobre el proceso creativo.
EL DETALLE: La visita de Hideo KojimaCuando Kojima abandonó Konami, le vimos dar la vuelta al mundo visitando distintos estudios. Uno de ellos fue Media Molecule. Le llamó la atención lo mismo que a nosotros: ese ambiente de calidez y cercanía entre trabajadores. El simple hecho de comer juntos fue algo que Kojima quería para su estudio, porque al final el ambiente que se genera en una empresa tiene un considerable impacto sobre el proceso creativo.

De creadores para creadores JUEGO EN COMUNIDAD


A veces lo interesante de una entrevista ocurre cuando acaba y no estás grabando. Me ocurrió con David Smith, otro de los cofundadores de Media Molecule. Una vez transcurridos los diez minutos de charla reglamentaria, nos quedamos hablando, y me sorprendió una de sus declaraciones: "Mira, una de las cosas que más me gustan de trabajar aquí es que hacemos juegos muy diferentes de la mayor parte de la industria. Me da la sensación de que hay demasiados juegos que van sobre disparar, acabar con enemigos. A ver, no digo que esté mal, y yo juego a esos títulos, pero también tienen que existir juegos sobre construir cosas, no destruirlas".


Aquella reflexión me pareció interesante, y creo que fundamental para entender a Media Molecule. Abbie Heppe, manager de comunicación, me contó en particular que "la cultura de la compañía está basada en disfrutar de las creaciones y la creatividad". En otras palabras, la clave de esta empresa reside en permitir a los usuarios expresar su creatividad, porque es algo que los propios desarrolladores llevan dentro. Quieren poner en manos de otros la posibilidad de hacer a lo que a ellos les apasiona: "Por eso Dreams ha sido algo natural para nosotros. Nos encanta crear videojuegos, y queríamos compartir la experiencia".


A este respecto, Alex Evans (director técnico) nos comentó que el objetivo de Media Molecule es "democratizar la creación y permitir que la gente haga cosas para otros jugadores". Se trata de una idea que en realidad han mantenido desde la fundación del estudio, más en concreto desde el primer LittleBigPlanet: "Fue nuestro primer intento. Era un juego sobre hacer juegos, pero fue antes de la era myspace". Ahora estamos rodeados de herramientas para compartir, de la tecnología streaming, y eso es algo que les ha llevado aún más lejos, ahora con Dreams: "Para nosotros es la misma idea que teníamos en los orígenes de la compañía, sólo que actualizada", recalca Evans.


En Media Molecule todos los empleados tienen creatividad y quieren formar parte del proceso creativo. Somos gente que disfruta creando, y es algo que plasmamos en los juegos que hacemos. Cuando entras en Media Molecule, lo primero en que fijas son unos bocetos colgados en la pared. Mientras paseas por los escritorios, ves unos camiones y helicópteros de Lego. Al subir las escaleras para llegar al comedor, hay post-its con garabatos por todos lados. La creatividad fluye en un estudio muy pintoresco, verdaderamente único.EL DETALLE: Rodeados de creatividadCuando entras en Media Molecule, lo primero en que fijas son unos bocetos colgados en la pared. Mientras paseas por los escritorios, ves unos camiones y helicópteros de Lego. Al subir las escaleras para llegar al comedor, hay post-its con garabatos por todos lados. La creatividad fluye en un estudio muy pintoresco, verdaderamente único.

Independencia creativa CON EL APOYO DE SONY


Para el desarrollo de Dreams, los estudios de Media Molecule han contado con varios años de desarrollo, y una libertad creativa realmente envidiable, más considerando el abultado presupuesto que manejan. Al contrario de lo que se podría pensar, y en palabras de los propios desarrolladores, Sony ha dejado vía libre a la empresa, característica de la que han gozado desde que fuese fundada allá por el año 2006.


Aunque pueda sorprender, la entrada del gigante nipón a partir del desarrollo de Little Big Planet 2 no cambió la forma de trabajar de los británicos. Si acaso, el apoyo financiero ayudó a la desarrolladora a llevar a cabo todos los sueños que tenían. Primero con la serie LBP (el tercero fue desarrollado por Sumo Digital), para después pasar a Tearaway hasta llegar al actual y ambicioso proyecto que tienen entre manos: Dreams. Nos cuenta Alex Evans (cofundador de Media Molecule) que desde el comienzo se aseguraron de que fuese así: "Preguntamos a Sony que cuál era la razón por la que querían comprarnos, y nos contestaron que por nuestras ideas y creatividad. Entonces dijimos que trato hecho".


Evans recalca que si existen es para hacer videojuegos creativos: "La verdad es que creo que no podríamos hacer las cosas de otra manera". Así, aunque perdieran su independencia empresarial tras el primer Little Big Planet y se unieran a Sony, han sabido mantener la independencia creativa que les identificó desde sus inicios. La sensación cuando entras en las oficinas de Media Molecule, es la de encontrarte dentro de un equipo de desarrollo grande, con recursos, pero que al mismo tiempo quiere mantener su esencia, basada en innovar y proponer cosas siempre nuevas.


Me agrada pensar que existimos porque hemos creado cosas como Tearaway y ahora Dreams, porque hacemos cosas muy locas y creativas que son las que nos gustan en realidadAlex Evans, director técnico y cofundador de Media Molecule. En la planta superior de Media Molecule hay un ático con un comedor y una zona de juego con varias consolas y videojuegos. Pero lo que más llama la atención es una batería y un piano, que no están de mero adorno. De hecho, los empleados suelen usarlo, y como podéis ver suben vídeos a Youtube con sus interpretaciones.EL DETALLE: Pasión por la músicaEn la planta superior de Media Molecule hay un ático con un comedor y una zona de juego con varias consolas y videojuegos. Pero lo que más llama la atención es una batería y un piano, que no están de mero adorno. De hecho, los empleados suelen usarlo, y como podéis ver suben vídeos a Youtube con sus interpretaciones.

También te puede interesar VÍDEO IMPRESIONES



Comenta este artículo (42)
Comentarios