Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Los 4 juegos que mejor aprovechan el raytracing hasta el momento

Los 4 juegos que mejor aprovechan el raytracing hasta el momento

Por  /  7 de enero de 2020       
52 comentarios
Recientes

El trazado de rayos en tiempo real, más conocido como raytracing, lleva un año con nosotros. Apenas hemos visto nacer esta tecnología y dar sus primeros pasos, pero ya contamos con algunos juegos que han dejado su huella personal gracias al raytracing. Con este artículo repasamos qué cuatro juegos han destacado en 2019.

Ay, los rayitos. Parece que fuera ayer cuando el jefe de Nvidia, Jensen Huang, salió al escenario con una RTX 2080 para vendernos que el futuro estaba en el raytracing, pero resulta que ha pasado más de un año y ya tenemos entre nosotros unas cuantas muestras de lo que es capaz de recrear esta tecnología. Por eso cabe preguntarse cuáles son las mejores experiencias con raytracing. Venga, que seguro que, quien más quien menos, alguno o alguna ha acabado haciéndose con una RTX durante el Black Friday…


Raytracing es la palabra de moda en la industria. Las nuevas consolas se sumarán a la moda, y todo el mundo está esperando para ver qué hará AMD al respecto durante 2020. Pero hay raytracing y raytracing. En los últimos meses hemos visto montones de mods que “aplican trazado de rayos a cualquier juego”, incluso han llevado el raytracing al venerable Crysis. Pero no todo lo que brilla es raytracing. Se supone que “el de verdad” funciona calculando las intersecciones de rayos y triángulos para determinar sombras, reflejos, iluminación global y demás cuestiones relacionadas con la luz. A efectos prácticos, los juegos que usan bien esta tecnología son escasos. De hecho, de toda la lista de juegos con raytracing, hemos decidido quedarnos con cuatro. Pero ¡rayos! ¿Os apetece saber cuáles son?



Battlefield V Uso del raytracing: reflejos.



Battlefield V fue el juego que abrió la veda del trazado de rayos, y lo hizo con una actualización que habilitó los efectos de esta tecnología. Al principio la implementación fue algo desastrosa, con un desempeño mediocre incluso con la tarjeta gráfica más potente a 1080p. Al activar los efectos DXR en Bajo, el rendimiento del juego se reducía hasta la mitad, y era mucho peor el Ultra. A partir del parche que el juego recibió en diciembre de 2018, la cosa mejoró.


Desde entonces, tenemos un juego que ya de partida presenta una apariencia gráfica excelente, pero que al activar los efectos DXR obtiene reflejos mucho más precisos que los de espacio de pantalla por defecto, que suelen presentar artefactos por doquier. Evidentemente, estamos hablando de un juego más multijugador que otra cosa, por lo que en pleno combate no nos paramos a ver los reflejos que aparecen en pantalla, y mucho menos por el bajón de rendimiento que supone activarlos, pero es el primero de la tanda y sigue siendo una maravilla visual ver esas explosiones proyectándose en los charcos del suelo y los cristales de los coches cuando estamos en escenarios como Rotterdam.



Metro Exodus Usan raytracing: en la iluminación global.



Este es el primer juego en el que el raytracing ofrecía de verdad algo especial. A diferencia del Battlefield V, que solo proyecta reflejos, o Shadow of the Tomb Raider, que proyecta sombras, Metro Exodus da el salto a la iluminación global mediante raytracing. En este caso nos encontramos no solo con iluminaciones más precisas, técnicamente hablando, sino que el apartado artístico cambia. Donde más se nota es en interiores, donde los desarrolladores eliminan la luz de relleno artificial para depender de la “luz natural” que entra desde fuera o, especialmente en el DLC The Two Colonels, la luz emitida por las bombillas en zonas cerradas.


Con esto se obtiene una iluminación que, vaya, puede no gustar a todo el mundo, pero resulta mucho más realista. Tras una horita jugando con los efectos de raytracing activados, resulta incluso desagradable jugar sin ellos. Efectivamente, es un título que ve afectado su rendimiento profundamente al activar las versiones más avanzadas de estos efectos, y por desgracia en Metro Exodus no contamos con muchas opciones gráficas para compensarlo, pero merece la pena verlo con vuestros propios ojos.



Control Uso del raytracing: reflejos y la iluminación global.



Nos cuesta justificar por qué recomendamos jugar a Control con el trazado de rayos activado, porque a efectos jugables supone una bajadita de fps considerable, pero merece mucho la pena. Es un juego que cuenta con dos opciones prestablecidas: Medio y Alto. La primera activa los reflejos y los reflejos transparentes, mientras que la segunda añade también luz difusa y sombras de contacto, aparte de añadir raytracing a los escombros. Es un juego con un diseño arquitectónico excepcional que presenta montones de superficies reflectantes, sean suelos pulidos o los ventanales de las oficinas.


Puede que para muchos el nivel de reflejos de Control resulte exagerado, pero a nosotros de alguna forma nos cuadra perfectamente en esa experiencia que contrasta la extrema sobriedad del brutalismo arquitectónico y el contexto fantástico o de ciencia ficción. El juego “refleja por los cuatro costados”, y cuando activamos los efectos por raytracing estos reflejos son mucho más impresionantes y precisos, aparte de que en las ventanas no aparecen de otra manera. Control es un juego que demuestra la capacidad del raytracing para ambientar la experiencia visualmente con estilo y precisión. Todavía tiene fallos de granulado, pero se nota que estamos en el buen camino.



Quake II RTX Uso del raytracing: reflejos, sombras, iluminación global y un largo etcétera.



Sigue pareciéndonos excelente que un juego del 97 siga siendo la mejor muestra de cómo se pueden llegar a aplicar los efectos de trazado de rayos en tiempo real. Para ser sinceros, es complicado jugar a Quake II RTX por lo exigente que resulta. A ratos nos parece más una demo que una experiencia jugable a día de hoy —que incluso permite cambiar el tipo de iluminación al vuelo— pero es la mejor forma de ver de a lo que podemos aspirar con esta clase de renderizado. Recrea con la mayor fidelidad toda clase de efectos por raytracing, sin artefactos ni granulados, a costa de sepultar las gráficas con una carga de trabajo que no es fácil de mover.


Con la última actualización, Quake II RTX ha mejorado rotundamente su apariencia visual con un pulido de texturas a todos los niveles y una ligera mejora de rendimiento. El resultado, no obstante, es que un juego que normalmente corre a 1000 fps en una RTX, baja hasta los 40 fps si nos descuidamos al activar los efectos de raytracing. Nadie nos impide jugarlo, pero desde luego tenemos la impresión de que esta experiencia será una especie de referencia de todo lo que se puede recrear con los rayos en tiempo real cuando no se restringen de ninguna manera. Evidentemente, nadie nos impide jugarlo, pero a día de hoy se nos antoja como una especie de acceso anticipado de un título al que solo podremos jugar bien con la llegada de las próximas Ampere de Nvidia y la segunda generación Navi con raytracing.


Comentarios (52)
Comentarios