Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Probamos a fondo la nueva beta Project xCloud. ¿Qué conclusiones sacamos del juego en streaming de Xbox?

Probamos a fondo la nueva beta Project xCloud. ¿Qué conclusiones sacamos del juego en streaming de Xbox?

Por  /  19 de mayo de 2020       
126 comentarios
Recientes

Tras nuestra última toma de contacto con Project xCloud en el E3 de 2019, volvemos al juego en streaming de Xbox para ver cómo ha evolucionado la plataforma de Microsoft en todo este tiempo. ¿El resultado? Descúbrelo tras haberlo visto en profundidad.

El juego en la nube parece ya una alternativa que convivirá con el juego tradicional a lo largo de los próximos años, a medida que cada uno de los interesados va ultimando los pormenores de sus últimas plataformas. En poco menos de un año os hemos ofrecido nuestras impresiones de cada uno de los servicios. De hecho, Project xCloud fue uno de los primeros, gracias a las pruebas que mostró Microsoft en el E3 de 2019. Poco después, apareció Google con su plataforma Stadia y una visión de negocio diferente y Nvidia ultimó sus largos meses de pruebas para lanzar GeForce Now recientemente.


En todo este tiempo, Microsoft sigue puliendo su servicio en la nube, asegurándose de estar preparada para que la experiencia sea lo más precisa posible. Cabe destacar que, a diferencia de sus competidores, su juego en streaming tiene dos variantes, a las cuales se puede acceder desde la aplicación Game Streaming Preview, aunque por el momento es exclusiva para teléfonos y tabletas de Android. La primera forma de acceder al servicio es el llamado Console Streaming, una forma de transmitir tus juegos desde tu consola de forma local, utilizando tu Xbox One en el proceso. Project xCloud, sin embargo, es la modalidad de juego en la nube que permite transmitir una serie de juegos desde cualquier sitio, siempre que tengas una decente conexión a Internet, claro.


Es esta modalidad, que recientemente ha estrenado un programa de Preview en la aplicación, en la que nos vamos a centrar hoy. ¿En qué estado de forma se encuentra Project xCloud? Vamos a descubrirlo.



Calidad y rendimiento


Vamos con lo importante: ¿Cómo se comporta Project xCloud en nuestro teléfono? Antes de responder, el equipo que hemos utilizado para nuestras pruebas es un teléfono Android Pixel 3A XL y un One Plus 5T, así como una conexión suministrada por la compañía Vodafone de 600 Mb simétricos. Más que suficiente para este tipo de pruebas por Wi-Fi. En este caso no nos hemos centrado en modalidades de conexión de datos y hemos estado siempre próximos al modem para tener la mejor conexión posible.


Para jugar con el teléfono hemos dispuesto de un mando Bluetooth de Xbox One, así como el clip que, a modo de pinza, sujeta el móvil. Recordad que para utilizar este mando es necesaria la versión Bluetooth, puesto que los primeros modelos del mando de Xbox One no disponen de este tipo de comunicación.



Ahora bien, ¿cuál es el resultado de esta nueva versión preview? Cuando la conexión a los data center es óptima, la experiencia es más que aceptable. Las pruebas que hemos hecho denotan que en ocasiones existen problemas de conexión que generan pérdidas de paquetes de información con los servidores y cada día que lo pruebas difiere mucho del siguiente. Se nota mucho también en el sonido, que puede escucharse entrecortado en algunas ocasiones. En el peor de los días hay una conexión pobre y es difícil jugar. En el mejor de los casos, sin embargo, el rendimiento es fluido incluso en juegos de exigencia media y alta, aunque todavía se echa de menos una menor latencia. La respuesta en esta versión de xCloud oscila entre los 150 y 200 ms de respuesta, una tasa que permite jugar, pero que todavía puede mejorarse un poco más hasta los 100-150 que suelen dar otros servicios en streaming.


Si la conexión es estable, podemos mantener el control, pero es fácil perderlo en una pérdida de datosTodo esto también depende del juego y del input lag propio de estos, que puede variar mucho incluso de manera local. Dentro de los exigentes, Halo 5 es quizá el mejor exponente, ofreciendo una suavidad muy lograda y una buena respuesta en el manejo y apuntado. La experiencia menos cómoda ha sido con Forza Horizon 4. Controlar tu bólido a altas velocidades es complicado, ya que requiere de mucho feedback. Cuando la conexión es estable, podemos mantenernos sobre el asfalto, pero es fácil perder el control en una pequeña pérdida de datos. Además, es el juego donde más se interrumpe el sonido, lo cual en nuestras pruebas ocurre constantemente. Su homónimo, Forza Motorsport 7, sin embargo, se controla con una gran respuesta para la precisión que demanda el juego a la hora de tomar una curva a altas velocidades. No sabemos si Microsoft está priorizando la banda ancha en algunos juegos, o si el input lag nativo influye en la experiencia, pero los juegos con mejores resultados nos dejan entrever la calidad del servicio cuando Project xCloud salga de su modo Preview.


Otro ejemplo interesante es el reciente Gears 5. Al ser un shooter, Gears requiere de constantes reajustes con el stick derecho para controlar la puntería y también la potencia de las armas. Lo cierto es que jugar en una dificultad alta es una tarea complicada, ya que apuntar con la mirilla requiere de mucha precisión y, aunque jugable, no es tan fluido como Halo 5. La mejor prueba del retardo que hay ahora mismo en el servicio, de hecho, nos lo da la clásica recarga activa de la franquicia, que nos permite medir la estabilidad de la conexión. Cuando la conexión es fuerte, hemos conseguido clavar la recarga, mientras que cuando es débil debemos pulsar el botón anticipadamente para conseguir la munición con extra de daño.



La inestabilidad en la conexión y la necesidad de una precisión hace que tengamos problemas en las partidas largasEl resultado de estas primeras pruebas denota un progreso significativo con respecto a la versión que probamos en el E3 de 2019, en la que incluso con la mejor de las conexiones y un cable de Ethernet conectado al smartphone, había un lag acusado. Ahora es posible mantener un cierto control en experiencias desafiantes, como Halo 5 o Forza 7, aunque no son todavía las más recomendables para jugar con el dispositivo durante horas, ya que la inestabilidad en la conexión y la necesidad de una precisión constante hace que siempre nos topemos con algunos problemas en las partidas largas. Para pruebas esporádicas y en los momentos óptimos de conexión, es donde podemos ver brillar en el futuro el servicio de streaming de Microsoft.


Ahora bien, ¿cómo se comporta con respecto a otros servicios ya en activo? Primero, hay que tener en cuenta que tanto Stadia como Geforce NOW ya son servicios que han terminado sus etapas de prueba, mientras que xCloud todavía no. Un buen ejemplo de comparación es el que nos ofrece Destiny. El carácter cross-save del juego de Bungie nos permite hacer pruebas en el mismo momento de la partida y en circunstancias muy similares. Tanto las pruebas realizadas en Stadia como en GeForce NOW ofrecen resultados óptimos incluso para partidas de varias horas, con uno de los juegos con una exigencia a los reflejos alta que mejor se ha adaptado al juego en streaming. GeForce NOW sigue ofreciendo la mejor calidad de imagen, mientras que Stadia obtiene una respuesta al mando muy precisa. En Project xCloud, por el momento, y aunque la experiencia se sostiene correctamente, notamos todavía diferencia en cuanto a input lag, resolución y calidad de compresión. Habrá que esperar a la versión final para poder establecer una comparativa real.


Ahora bien, no todos los juegos requieren una precisión en los controles tan exacta como pueden ser Forza, Destiny, Halo o Gears. Juegos de respuesta intermedia, como Yakuza 0 o Hellblade, son muy manejables. Hellblade no requiere de muchos reflejos por parte del jugador, y aunque en ocasiones notemos ese ligero retardo en las acciones, las consecuencias no son nunca tan castigadoras. Otro juego, Shadow of the Tomb Raider, nos ha ofrecido una experiencia muy aceptable a la hora de controlar los saltos de Lara y las carreras por la jungla, aunque pueda resultar un poco más incómodo en los momentos de combate intenso.


Es evidente que, a menor intensidad, mejores resultados. Por ello, uno de los mejores ejemplos es Battle Chasers: Nightwar. Al tratarse de un juego de rol por turnos, cuyo componente de exploración es sencillo, no hemos tenido ningún problema en el control del personaje o la navegación por los menús en las batallas. A día de hoy, este tipo de experiencias relajadas, o que se beneficien de un sistema por turnos y no en los reflejos de los jugadores, son las que mejor se amoldan a la versión preview de Project xCloud. Si Gears Tactics estuviera en el catálogo de xCloud, por ejemplo, sería un juego perfecto para alternar partidas entre las distintas versiones del juego.



Recordemos: estamos hablando de una versión Preview. La experiencia que estamos teniendo en nuestra región, de hecho, no tiene por qué ser exactamente igual a la de otros países que llevan más tiempo con el servicio, porque los data centers a los que estamos conectándonos pueden o bien no ser los mismos, o bien estar situados más lejos que en otros puntos del globo. Microsoft todavía tiene todo el tiempo que necesite para terminar de pulir estos problemas de rendimientos y localización, que son los que dan lugar a esa ocasional pérdida de información en la comunicación con los servidores. La arquitectura que hay detrás parece sólida, y una vez que logren mantener la demanda de jugadores activos simultáneos, tendremos resultados mucho más óptimos.


Otro aspecto que todavía se puede trabajar más es la resolución y el bitrate de compresión de imagen.Otro aspecto que todavía se puede trabajar más es la resolución y el bitrate de compresión de imagen. Project xCloud funciona actualmente a una resolución de 720p y con una calidad de imagen que, en los juegos más rápidos, deja entrever los temidos artefactos producto de un tasa baja de compresión. La calidad de imagen es un tema importante, especialmente en pantallas móviles, ya que permite apreciar mejor los pequeños detalles en pantalla. Además, cuanto más nítida sea la imagen, más fácil será identificar elementos importantes en pantalla. La pequeñas pantalla de un smartphone dificulta de por sí la detección de enemigos en la lejanía, por lo que a más calidad de imagen, más fácil y rápido será llevar nuestra mirilla hacia ellos. En cuanto a los artefactos, en el fondo, son producto de los pocos requisitos en cuanto a velocidad de bits que necesita xCloud para funcionar. Echamos de menos, sin embargo, opciones de configuración extra, para poder disponer de una tasa de compresión mejor a costa de nuestra banda ancha.


La resolución, sin embargo, está en tela de juicio: Algunos proveedores como nVidia establecen por defecto la resolución en móviles en 720p, porque en sus pruebas aseguran que las fuentes de letra y otros elementos del HUD pueden ser difíciles de visualizar a resoluciones más altas, pero también hemos visto muy buenos resultados configurando la resolución a 1080p en la máxima calidad, por lo que confiamos que se amplíe la resolución en xCloud en el futuro, sobre todo para aquellos usuarios que dispongan de un dispositivo Android TV compatible que permita llevar la experiencia de juego a la televisión.


Servicios y presentación

La plataforma es capaz de sincronizar automáticamente todos tus datos y partidas guardadasPor otro lado, es interesante ver cómo está enfocando Microsoft su servicio de juegos xCloud. Por el momento, lo que se ofrece es una selección de juegos compatibles con el sistema. Esto significa que Microsoft ha escogido aquellos juegos a los que podemos jugar independientemente de si los hemos comprado con la cuenta conectada al sistema. Juegos como Age of Wonders: Planetfall o Ace Combat 7 nunca habían pasado por mi biblioteca y, sin embargo, están aquí disponibles. Otros, como Gears 5 o Forza Horizon 4 forman parte de mi colección personal y eso tiene sus beneficios, ya que la plataforma es capaz de sincronizar automáticamente todos tus datos y partidas guardadas para que retomes la partida instantáneamente, algo que en juegos como el propio Forza es un gustazo.


La idea que siempre había tenido de Project xCloud, sin embargo, es la compatibilidad total con todos tus juegos de Xbox One. Es decir, un acceso alternativo a tu ludoteca completa, más que un servicio de selección de juegos. Es posible que dicha selección se deba al estado Preview en el que se encuentra y en el futuro podamos acceder a todas nuestras compras, una vez vayan pasando más títulos por la etapa de certificación, pero hasta el momento tenemos 100 juegos disponibles entre los que se incluyen otros no mencionados en este artículo como Devil May Cry V, Kingdom Come: Deliverance, World of Final Fantasy, Vampyr, Tekken 7, Subnautica, Hitman, Dragon Age: Inquisition y, por supuesto, juegos first-party como State of Decay 2, Ori and the Blind Forest, Forza 7, Killer Instinct, Halo Wars 2 o Crackdown 3.



Por el momento, no existe ninguna configuración de la calidad de conexiónEl menú es sencillo: una página de inicio que contiene el desglose de todos los juegos del catálogo más una pestaña con los ejecutados recientemente a modo de acceso rápido. Una sección de comentarios para dar feedback del servicio y una página con nuestro perfil en el que configurar una serie de opciones como si queremos aparecer conectado o desconectado y utilizar datos móviles para el servicio. Por el momento, no existe ninguna configuración de la calidad de conexión, por lo que no podemos pedirle a la aplicación que se beneficie de una calidad de banda ancha superior ni retocar ningún aspecto relacionado con la latencia, resolución o fotogramas por segundo.


Con todo, esta nueva toma de contacto con el servicio de Project xCloud nos sirve, más que nada, para confirmar que el proyecto avanza por buen camino y ahora también ampliando su territorio. Hasta el momento, debido a su estado de Preview, es difícil comparar el servicio otros modelos acabados como GeForce NOW o Stadia, que ofrecen un rendimiento muy estable y con gran calidad de imagen, al cual esperemos que este Project xCloud pueda unirse en un futuro cercano. Pero habiendo visto la evolución del videojuego en streaming en muchas de sus plataformas, Microsoft está siguiendo el camino adecuado: lento, pero seguro, hasta que esta forma de jugar sea completamente estable y con una calidad óptima. Ya queda menos para ello.


Comentarios (126)
Comentarios