Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Consejos para colocar PS5 y Xbox Series X/S en tu salón sin afectar a la refrigeración de las consolas

Consejos para colocar PS5 y Xbox Series X/S en tu salón sin afectar a la refrigeración de las consolas

Por  /  28 de noviembre de 2020       
56 comentarios
Recientes

El diseño de PlayStation 5, así como el de Xbox Series en sus dos versiones, destaca por cómo se alejan de conceptos previos. Este peculiar diseño responde no sólo a una razón estética, sino también a motivos prácticos provenientes de la refrigeración de ambas familias de consolas. Hoy queremos hablar sobre cuáles son las condiciones ideales para colocarlas en nuestros salones.

A estas alturas, muchos de nuestros lectores sabrán lo ocurrido en redes hace unos días, cuando unos usuarios provocaron un pequeño revuelo por la viralización de unos vídeos en los que veíamos como Xbox Series X echaba "humo" por su principal salida de aire. Los vídeos, alarmantes fuera de contexto resultaron ser un experimento con vapor y el sistema de ventilación de la consola de Microsoft, que hasta ahora no ha demostrado tener ningún problema de refrigeración, mucho menos uno tan grave que provoque que la consola se asemeje a un chimenea en sus salidas de aire. En todo caso, este experimento es más una demostración en vídeo del funcionamiento del sistema de refrigeración de la consola.


A raíz de esta demostración involuntaria, y aprovechando el interés que ha suscitado en torno a diferentes usuarios sobre la refrigeración de Xbox Series, queremos aprovechar la situación para hablar no sólo de dicho sistema en las consolas de los de Redmond, sino también en PlayStation 5, para contaros nuestros consejos más sinceros sobre cómo deberíamos tener en cuenta la posición de las consolas de nueva generación para no dañar su sistema de refrigeración. Una serie de recomendaciones bastante sencillas que todo propietario de las nuevas máquinas debería de seguir para evitar alguna que otra futura preocupación derivada por sobrecalentamiento de sus equipos. Os invitamos a acompañarnos una vez más en este especial.


Una llamada de atención

Consejos para colocar PS5 y Xbox Series X/S en tu salón sin afectar a la refrigeración de las consolas

La nueva generación de consolas destaca, ante todo, por su salto en rendimiento bruto con respecto a sus predecesoras. La potencia relativa de todos los modelos de octava generación ha aumentado si comparamos modelos equivalentes, y el hardware adicional que incluyen todos los sistemas consiguen que podamos hacer cosas con las nuevas consolas que, en la generación anterior, eran impensables. Todo esto es fantástico, pero no está exento de sus propias condiciones y peculiaridades, especialmente cuando hablamos de potencia en términos de hardware. Por ello, esta es también una de las generaciones con un mayor consumo medio, así como la generación con mayor TDP (potencia de diseño térmico) recomendado, e incluso con las PSU (demanda de energía por consumo) de mayor capacidad que hemos tenido hasta ahora en el ámbito de las consolas.


Consejos para colocar PS5 y Xbox Series X/S en tu salón sin afectar a la refrigeración de las consolas

No es para menos, pues el hardware de alta capacidad es más difícil de alimentar y más delicado de mantener a pleno rendimiento que el que veíamos hasta ahora en las consolas, siendo el diseño térmico sesudo el arma más eficiente para combatir estos problemas. En los sistemas de Sony y Microsoft, esto se ha traducido en factores de forma atípicos y soluciones creativas para mantener las consolas lo más frescas posibles mientras disfrutamos de ellas; pero también implica, por nuestra parte de ciertos cuidados. Para conseguir entenderlo, es primordial asimilar también cómo funciona la refrigeración en las consolas de nueva generación, así como cuál es su ventana térmica de funcionamiento y sus peculiaridades a la hora de mantener el equipo funcional bajo carga extrema. Pongámonos manos a la obra.


El rendimiento, la temperatura y la refrigeración

Consejos para colocar PS5 y Xbox Series X/S en tu salón sin afectar a la refrigeración de las consolas

Aunque no vamos a entrar en el por qué la temperatura -y el control de esta- es una parte crucial de todo equipo electrónico, sí que vamos a recordar que el calor es un residuo que surge fruto de la actividad eléctrica de los transistores en nuestros dispositivos. El calor residual depende del número de transistores, su tamaño y el nivel de actividad de los mismos, y este nivel de actividad se determina, generalmente, por la frecuencia del reloj de un dispositivo. En el caso de las consolas de nueva generación, la pieza interna donde se aglutinan un mayor número de transistores, así como la pieza que mayor actividad soporta dentro de la estructura interna de estos sistemas es el llamado SoC, ya que en él se encuentra el procesador central y el procesador gráfico de la consola. Refrigerar esta pieza de forma eficaz y coherente, junto con las memorias, es la base sobre la que se ha construido todo el sistema de refrigeración de las consolas de nueva generación, desde PlayStation 5, hasta los dos integrantes de la familia Xbox Series. Veamos cómo lo han conseguido.


El eficiente diseño brutalista de Xbox Series X

Consejos para colocar PS5 y Xbox Series X/S en tu salón sin afectar a la refrigeración de las consolas

Comenzando por la mayor de las consolas de Microsoft, tanto en potencia como en capacidades; Xbox Series X cuenta con un factor de forma rectangular que le sirve para acomodar las dos placas principales del sistema a lo largo de una pieza central, que también sostiene la cámara de vapor encargada de soportar el grueso de la disipación del SoC. Dentro de la consola encontramos un único ventilador central de 130 mm que sirve como única salida, encontrándonos, como contraposición, dos entradas principales, una en la base y otra en la parte posterior de la consola, sin ningún tipo de asistencia activa.


Xbox Series X se refrigera de forma eficiente a través de un canal de presión negativaLa consola de Microsoft se refrigera de forma eficiente a través de lo que llamamos un canal de presión negativa: el único ventilador del sistema se encarga de expulsar del entorno cerrado del equipo el calor disipado por la cámara de vapor creando una corriente interna a través de la cual el aire del exterior se siente atraído hacia el interior de la consola. Es un sistema eficiente que ha demostrado ser útil en entornos cerrados. Sin embargo, es muy susceptible al entorno en el que se sitúa la consola, y tiene un margen muy claro de disipación activa, marcado por el volumen de aire que su único ventilador es capaz de mover. No tenemos capacidad material para medir actualmente cual es el límite térmico real de Xbox Series X, mucho menos sin dañar la consola en el proceso, pero sí que podemos intuir que, a los 50 ºC que alcanza el sistema bajo carga alta actualmente, está lejos de dicho límite.


Consejos para colocar PS5 y Xbox Series X/S en tu salón sin afectar a la refrigeración de las consolas

Teniendo lo expuesto en cuenta, a la hora de colocar Xbox Series X en nuestro salón -o donde gustemos- deberíamos vigilar lo siguiente para no constreñir la capacidad térmica de la consola:


  • Preferiblemente, colocar la consola en vertical es la posición ideal, dado el comportamiento del aire caliente y la facilidad para generar un flujo no retroalimentativo de aire.
  • Está terminantemente prohibido obstruir la salida principal si queremos que nuestra Xbox Series X funcione correctamente en los años venideros. La salida es la única con refrigeración por aire activa del sistema, obstruir este ventilador es lo peor que podemos hacer.
  • Evitemos colocar la consola en una cajonera, o en un mueble; el sistema de refrigeración de Xbox Series X funciona mejor cuando está libre de obstáculos laterales y traseros. No tener esto en cuenta puede inducir a crear flujos retroalimentativos de aire caliente.
  • La acumulación de polvo es un problema típico de los sistemas con refrigeración por flujo negativo. Series X debería sustraer gran parte del polvo que atraiga a través del ventilador de la salida principal, pero una buena medida para evitar aglomeración de polvo es limpiar la zona en la que colocamos la consola con regularidad.

La propuesta monolítica de PlayStation 5

Consejos para colocar PS5 y Xbox Series X/S en tu salón sin afectar a la refrigeración de las consolas

La propuesta de Sony para esta generación es más uniforme que la familia de consolas de los de Redmond, con dos modelos esencialmente iguales, cuya única diferencia además del precio es la ausencia del lector de discos de un modelo a otro. PlayStation 5 es una consola peculiar en cuanto a gestión térmica se refiere, el sistema está preparado para funcionar siempre en un margen cercano a su TDP máximo, por lo que los niveles de temperatura y ruido deberían mantenerse constantes dentro de un mismo título en la consola dicromática.


El diseño interno de PS5 genera una suerte de tubo de Venturi para expulsar el calor generadoPara apoyar esto, el sistema de refrigeración de la consola tiene que ser igual de eficiente en todos los niveles de carga, algo que Sony ha optado por conseguir a través de un diseño centrado en la creación de un flujo constante de entrada-salida que recorra los extensos -tanto en número como en tamaño- disipadores de la consola, sirviéndose de la entrada frontal como receptora del aire a menor temperatura, y de la parte trasera de la consola como salida del aire caliente. Conceptualmente, la gestión del flujo de aire necesario para disipar el calor recogido por las zonas de contacto de la refrigeración es parecida a la de Microsoft con Series X, pero en el caso de PlayStation 5 el ventilador principal actúa de entrada, siendo el propio diseño interno de la consola el que incentiva la creación del flujo de aire que expulsa al exterior el calor generado por el sistema gracias a la distribución interna de la consola, generando una suerte de tubo de Venturi.


Consejos para colocar PS5 y Xbox Series X/S en tu salón sin afectar a la refrigeración de las consolas

Por ello PS5 es aún más sensible a los espacios cerrados de muebles y cajones, o a cualquier obstrucción de la entrada-salida de aire, y por ello el sistema de Sony incluye extras como filtros para succión de polvo. Dando una lista de consejos con algo más de cohesión, diríamos que:


  • Como el ventilador se encarga de introducir directamente el aire a través de la consola, su posición no importa siempre y cuando la mencionada entrada se encuentre debidamente despejada.
  • La refrigeración de PS5 depende íntegramente del efecto generado por el flujo interno, propiciado por su ventilador principal; es tremendamente susceptible a la obstrucción de la entrada y salida principal de aire en el sistema, por lo que colocarla cubierta, o en un mueble es un error.
  • El calor dentro de la consola se concentra en la zona inferior cercana a la base, expulsándose éste de forma directa; por lo que es recomendable no colocar PS5 frente -o encima- de un dispositivos susceptible al calor.


El sencillo y efectivo diseño de Xbox Series S

Consejos para colocar PS5 y Xbox Series X/S en tu salón sin afectar a la refrigeración de las consolas

Curiosamente, la consola de entre todas las pertenecientes a la nueva generación con el factor de forma más familiar, es también la que mayor versatilidad muestra a la hora de aprovechar su refrigeración en cualquier posición. Xbox Series S cuenta con un bloque central de disipación, colocado en la zona "caliente" del sistema, sobre el SoC y las memorias; sobre este bloque se acomoda un único ventilador, y rodeando al resto de componentes de la consola encontramos un recubrimiento metálico que actúa como carcasa y como conductora del flujo de aire interno del sistema.


El ventilador es, proporcionalmente con el tamaño de la consola, de gran tamañoEl principio es exactamente igual que en Series X: el único ventilador del sistema el aire caliente recogido por la disipación -así como la PSU que se acomoda junto a ella- expulsa de forma constante, dejando el resto de las rendijas en la carcasa del equipo como única fuente de entrada de aire a temperatura ambiente, que se recoge e introduce de forma natural por la presión generada dentro del sistema. La diferencia es que el ventilador es, proporcionalmente con el tamaño de la consola, de gran tamaño, y el TDP de Series S es muy inferior al del resto de propuestas de nueva generación.


Consejos para colocar PS5 y Xbox Series X/S en tu salón sin afectar a la refrigeración de las consolas

Teniendo todo esto en cuenta, creemos consecuente que sepas que:


  • Siempre y cuando podamos garantizar una salida directa de la zona del ventilador, Series S debería mostrar un buen rendimiento térmico en cualquier posición o entorno, aunque esté algo constreñido.
  • Es absolutamente indispensable que la salida de aire principal prescinda de cualquier tipo de obstrucción. Las entradas, en medida de lo posible, también deben buscar la misma condición.
  • Por la distribución de sus aperturas, la refrigeración de Series S debería ser más eficiente en su posición horizontal que en la vertical, pero en ambas tendrá buen desempeño.

Si queréis saber más acerca del comportamiento térmico de las consolas de nueva generación no os podemos recomendar lo suficiente el conciso pero útil estudio que el equipo de Xataka hizo hace unos días sobre los mismos modelos que hemos tratado hoy aquí; muchos de los datos que hemos utilizado, más allá de los propios, provienen de dicho estudio. Por otro lado, esperamos que dar una explicación previa a estos consejos, independientemente de lo sencillos que sean, haya servido para daros algo más de perspectiva a la hora de colocar vuestras nuevas consolas; que deseamos fervientemente que os den muchos años de diversión.


Comentarios (56)
Comentarios