Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
La historia del juego de SEGA que fue cancelado por culpa del terrorismo: Propeller Arena

La historia del juego de SEGA que fue cancelado por culpa del terrorismo: Propeller Arena

Por  /  25 de abril de 2021       

Cuando SEGA canceló definitivamente Dreamcast se llevó muchos proyectos de ensueño por delante. Uno de ellos, uno de los títulos más prometedores de finales del siglo pasado, fue Propeller Arena. Un título destinado a convertirse en uno de los grandes de su tiempo que por desgracia nunca pudo ver la luz. La causa principal: coincidir en el tiempo con una de las mayores catástrofes de la humanidad.

El cambio de siglo fue un periodo complicado para AM2. En el estudio de SEGA, liderado por Yu Suzuki, empezaban a darse cuenta que su gran epopeya Shenmue no se convertiría en el éxito de masas que habían previsto en primer lugar. De hecho, todo apuntaba a que el fracaso iba a ser de proporciones bíblicas. Sin embargo, resistiéndose al desánimo, en AM2 continuaron trabajando en su segunda parte, y fieles a su propósito de siempre innovar, siguieron apostando por ideas nuevas y revolucionarias. Lo demuestran por ejemplo títulos como Outtrigger, un First Person Shooter para recreativas y Dreamcast con multijugador online, 18 Wheeler: American Pro Trucker, un simulador de conducir camiones por la geografía estadounidense, o Ferrari F355 Challenge, considerado todavía a día de hoy como uno de los simuladores de conducción más realistas de la historia, el cual incorporaba todas las particularidades de un auténtico Ferrari de competición.


Desgraciadamente, su título más rompedor durante aquellos años jamás vio la luz. Propeller Arena: Aviation Battle Championship, un original simulador de pilotar aviones, estaba programado para aparecer a mediados de 2001 para Dreamcast; cosa que nunca sucedió. El juego estaba completamente terminado y la leyenda afirma incluso que ya estaba lista la primera partida de juegos para enviar a las tiendas. Sin embargo, SEGA decidió cancelar su lanzamiento a pocos días de su fecha oficial. Una decisión que puede parecer del todo inverosímil, hasta que añadimos a la ecuación que estaba planeado para aparecer en todo el mundo el 19 de septiembre de 2001; solo ocho días tras el terrorífico atentado del 11-S.



La idea de Propeller Arena no estaba muy alejada de la de Outtrigger. De hecho, hay quien podría decir que planeaba aprovecharse del éxito de mitos como Doom o Quake, pues la premisa era exactamente la misma: una gran arena en la que de dos a ocho jugadores han de enfrentarse a tiros para coronarse como el campeón superviviente. La particularidad de Propeller Arena era que sus protagonistas no eran rudos soldados, sino aviones de la Segunda Guerra Mundial. Ambientado en 2045, el juego presentaba una competición futurista en que pilotos de extravagantes perfiles se ponían a los mandos de míticas aeronaves como el Messerschmitt BF 109 o el británico Spitfire. Pese a esta premisa, el humor impregnaba todo el título; como lo demuestran los objetivos de sus protagonistas, que iban desde un padre que odia volar pero que participa para impresionar a sus hijos, a un actor mujeriego decidido a comprarse su propio jet privado.


El juego de aviones de Dreamcast que nunca despegó

La historia del juego de SEGA que fue cancelado por culpa del terrorismo: Propeller Arena

De hecho, pese a que jugablemente el título parezca imitar los First Person Shooter contemporáneos, en realidad Propeller Arena pretendía emular el estilo de otros títulos de SEGA como Crazy Taxi. No solo por la estética colorista o por obviar el realismo en favor de la acción desenfrenada; sino también por su selección musical, que entre otras cosas incluía temas de bandas punk de renombre como Consumed o Rise Against. Propeller Arena se presentaba como un juego fresco, original, divertido como pocos, y aseguraba además que incorporaría una funcionalidad poco vista en la época: comunicación por voz entre jugadores. Estaba siendo dirigido por Makoto Osaki, veterano de AM2 que había trabajado en mitos como Daytona USA o Virtua Fighter 2, y por si eso fuera poco reclamo, contaba con la supervisión de Yu Suzuki como productor.


Queremos evitar causar más dolor a aquellos involucrados en la tragedia de esta semana y sentimos que esta es la acción apropiadaSEGA La historia del juego de SEGA que fue cancelado por culpa del terrorismo: Propeller Arena
La historia del juego de SEGA que fue cancelado por culpa del terrorismo: Propeller Arena

Presentado ante el gran público por primera vez durante la E3 de aquel año 2001, las reacciones de la prensa fueron muy positivas. En IGN, por ejemplo, afirmaron que el juego "es una maravilla", mientras que Gaming Age aseguró que su ritmo y jugabilidad lo hacían "simple, divertido y adictivo". Estaba todo preparado para su lanzamiento, dejándose ver a menudo durante aquel verano en la prensa o en los diferentes eventos que organizaba SEGA. Hasta aquel funesto 11 de septiembre, en el que el mundo se detuvo durante un instante, cambiando para siempre nuestro futuro. Dos días tras el desastre SEGA publicó un comunicado oficial dando las condolencias a todos los afectados. En el que, además, añadieron: "En este momento, hemos decidido posponer el lanzamiento de Propeller Arena para Dreamcast. Aunque el contenido del juego no trate del terrorismo en ningún caso, es posible que resulte doloroso para determinados individuos jugar deliberadamente de una manera que genere imagenes similares a las que se han visto en las noticias. Queremos evitar causar más dolor a aquellos involucrados en la tragedia de esta semana y sentimos que esta es la acción apropiada". Sin duda, el comunicado hacía referencia a uno de los niveles del juego, Tower City, inspirado clarísimamente en la ciudad de Nueva York, en el que esquivar los altísimos rascacielos era una dificultad añadida. De haber visto la luz entonces, es indudable que SEGA se hubiera visto metida en una polémica difícil de esquivar.


Esperando una nueva fecha de lanzamiento, la sorpresa fue mayúscula cuando en octubre SEGA of America anunciaba la cancelación total del lanzamiento de Propeller Arena. Una confirmación acompañada de otra mala noticia para los norteamericanos: Shenmue 2 tampoco vería la luz en Estados Unidos. Por eso, muchos creyeron que aquella decisión no afectaría al resto del mundo. Como Hobby Consolas, que afirmó que el juego aparecería en las tiendas finalmente en enero de 2002. No fue el caso; en el siguiente número la misma cabecera confirmaba que Propeller Arena no vería la luz en ningún mercado.


La historia del juego de SEGA que fue cancelado por culpa del terrorismo: Propeller Arena

Se intuye que en aquella decisión no solo pesaron los evidentes problemas de que asociaran el videojuego a la tragedia. De hecho, SEGA ya había anunciado a principios de 2001 sus planes de abandonar el mercado del hardware y dejar Dreamcast a su suerte, por lo que preparar toda una campaña de marketing para un juego de cara al 2002, para una consola oficialmente muerta, no tenía ningún sentido. Lo que me cuesta más comprender es por qué, habiendo llegado ya a tratos comerciales entonces con Microsoft o Nintendo para desarrollar juegos para sus sistemas, Propeller Arena no fue portado a una de estas consolas. Sin duda, el juego hubiera aprovechado todas las virtudes de, por ejemplo, Xbox Live. Sagas como Crazy Taxi, Jet Set Radio o incluso Shenmue tuvieron una segunda oportunidad en el sistema de Microsoft. No fue el caso de Propeller Arena, que fue así olvidado para siempre.


La historia del juego de SEGA que fue cancelado por culpa del terrorismo: Propeller Arena

O no del todo. Unos años más tarde, a mediados de la década, apareció una ISO completa del juego en Internet. Nadie sabe muy bien el origen de esta copia, aunque como suele suceder en estos casos, lo más probable es que fuera filtrada por uno de sus mismos desarrolladores, hastiados de que su obra, en la que tanto tiempo habían trabajado, quedase condenada a no ver jamás la luz. El juego está completo, y aunque emular sus modalidades online es complicado, se intuye un título que sin demasiados problemas se hubiera convertido en uno de los mejores proyectos de todo el catálogo de Dreamcast.


Propeller Arena hubiera sido un juego revolucionario. Estoy convencido de ello Propeller Arena hubiera sido un juego revolucionario. Estoy convencido de ello. Es innegable que su triunfo en Dreamcast hubiera sido moderado, dadas las condiciones de la consola en el mercado, pero una revisión, o incluso una secuela, que hubiera aparecido en alguna otra consola del mercado, seguro que habría funcionado muy bien. No puedo evitar pensar en un Propeller Arena para Xbox, utilizando las capacidades de Xbox Live, las cuales sin duda hubiera aprovechado como ninguno. Concepto que, quizá, hubiera sido imitado a posteriori por otros desarrolladores, quienes podrían haber seguido explotando las virtudes de este género.


La historia del juego de SEGA que fue cancelado por culpa del terrorismo: Propeller Arena

Una lectura:

  • Video games you will Never Play - Unseen64Unseen64 es una de las mayores fuentes en Internet de información sobre juegos que nunca vieron la luz. En su libro recopilan muchísimos datos sobre todos estos títulos, entre los que está, evidentemente, Propeller Arena y otros títulos para Dreamcast.


Comentarios
Suscríbete a nuestra newsletter:

Recibe un recopilatorio diario y/o semanal de las noticias publicadas:


Diaria (Recibe todas las noticias publicadas en las últimas 24h para no perderte nada)

Semanal (Recibe cada viernes las 10 mejores noticias publicadas desde el último viernes a modo resumen)


No es spam. No compartiremos su correo electrónico. Puede darse de baja en cualquier momento.