Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
El futuro de PUBG como F2P: ¿qué le espera al battle royale ahora que es gratis?

El futuro de PUBG como F2P: ¿qué le espera al battle royale ahora que es gratis?

Por  /  28 de enero de 2022       

PlayerUnknown’s Battlegrounds, una institución dentro del battle royale, ha tomado una importante decisión para comenzar 2022: dar el salto al F2P. ¿Por qué ha decidido cambiar su modelo de negocio y qué espera a sus jugadores en los próximos meses? Spoiler: ve preparando el horno, que puede que cenes mucho pollo.

Desde su explosión en el año 2017, muchos han sido los juegos que han intentado seguir la estela de la creación de Brendan Greene, PUBG. Eso sí, mientras que pocos han sido capaces de estar a la altura, apenas algún privilegiado ha sido lo suficientemente competente para superarlo. 2022 es un año emocionante para el juego: son muchas las promesas que suponen la migración del formato de negocio Premium a F2P y muchas las preguntas que los usuarios del software se hacen en su nueva andadura. La primera y más evidente radica en la compensación, pero habría que ir más allá para saber qué le depara al software en los próximos tiempos. ¿Ha tomado esta decisión por malos resultados? ¿O lo hace con el objetivo de crecer aún más?


Para saber qué le espera en el futuro a PUBG, hay que ir al anuncio de su paso a F2P, en el que los desarrolladores aseguraron que “seguiremos introduciendo contenido de juego que a muchos jugadores les parecerá interesante y divertido, como siempre”. Habrá nuevo mapa a mediados de 2022, el nuevo pase de superviviente llega en marzo de 2022 y los planes para Battlegrounds Plus son interesantes. ¿Pero qué hemos recibido los jugadores que pasamos por caja para hacernos con PUBG? Diversas recompensas en un paquete conmemorativo de PUBG que incluye acceso a Battlegrounds Plus, prendas y elementos para embellecer el perfil del jugador. ¿Suficiente? Son muchas las voces que han lamentado que se han quedado cortos con las recompensas y, tras tantos años de confianza, parece obvio que podrían haber recompensado un poco más a su fiel audiencia, pero no cabe duda que estamos ante un momento de inflexión para el título.



No lo dudéis ni por un segundo: el menor de los problemas de PUBG ahora es ser líder o no del género battle royale; su objetivo ahora es trascender. Ante el acontecimiento, es un buen momento para analizar lo que ha dado de sí PUBG y comprender qué le ha llevado a tomar la decisión de ampliar horizontes mediante el F2P.


Los números de PUBG de ayer y hoy


Es pronto para sacar conclusiones, pero una semana parece suficiente tiempo para tener una primera impresión del impacto que ha tenido la nueva estrategia de PUBG entre los usuarios habituales y los nuevos que se han dejado caer por Erangel. Vale la pena echar un vistazo a los datos históricos del título para conocer la radiografía de sus mejores y peores momentos. El pico del juego llegó en el lanzamiento del mismo, a finales de diciembre de 2017 y principios de 2018, en los que llegó a congregar a 3,2 millones de jugadores concurrentes. La bajada de usuarios durante marzo de 2018 y enero de 2019 coincide con un fenómeno obvio: la llegada del Battle Royale a Fortnite y la decisión de hacerlo F2P, pasando de los ya citados 3 millones de usuarios concurrentes de principios de año al millón de usuarios doce meses después.


Vale la pena hacer una pequeña reflexión ante el baile de cifras presente: aunque por debajo de lo que ha movido Fortnite en los últimos tres años, resulta indudable que cualquier videojuego del mundo firmaría tener las cifras de PUBG en cualquier plataforma. Prácticamente desde su estreno en el Early Access, solo DOTA 2 y Counter-Strike: Global Offensive han sido capaces de discutirle. Para hacernos una idea de la grandeza de los números de PUBG, los picos de juegos actuales como Monster Hunter Rise o Rust se sitúan en 133.629 y 154.747, pero es muy probable que la cifra de usuarios siga bajando hasta que se estabilicen. Vivimos en una industria obsesionada en dar ganadores y perdedores, de ahí que los números de PUBG no siempre se tengan tan en cuenta para valorar los méritos como su hipotética derrota con Epic Games.


El futuro de PUBG como F2P: ¿qué le espera al battle royale ahora que es gratis?

Siguiendo con los números de Battlegrounds contemporáneos, resulta ilustrativo pasear por el último gran pico de usuarios de PUBG. Se remite a los tiempos de inicio de la pandemia, en el que los distintos cierres y confinamientos auparon al battle royale, aún de pago, a rozar el millón de usuarios concurrentes el 30 de marzo de 2020. Los meses de abril, mayo y junio se estabilizó en unos destacables 500.000 jugadores concurrentes hasta que las restricciones se fueron diluyendo en el verano de 2020, momento en el que se estableció en los cómodos 400.000 usuarios. Una fecha de la que no se ha movido durante la primera mitad de 2021.


El pico del día previo a convertirse en F2P quedó en los 316.000 jugadores concurrentes¿Cómo le fue en la segunda mitad del pasado año a PUBG en Steam? La barrera de los 400.000 jugadores, excepto en días puntuales, no ha sido superada por el software, roznado algunos mínimos históricos que no se veían desde 2017, en los que no se llegaba a congregar a los 300.000 jugadores diarios. El pico del día previo a convertirse en F2P quedó en los 316.000 jugadores concurrentes, cifra que logró duplicar en el pico de su primer día como juego gratuito, el 12 de enero, en el que alcanzó los 667.000 jugadores. Su pico en los últimos días ha quedado en los 696.704, una cifra que no se alcanzaba desde los tiempos de la pandemia, pero que tampoco parecen muy espectaculares si tenemos en cuenta el cambio que supone el pasar de un modelo Premium a uno gratuito.


La activación al F2P, ¿qué sucederá?

El futuro de PUBG como F2P: ¿qué le espera al battle royale ahora que es gratis?

No es sencillo el cambio de un juego Premium a uno F2P. De hecho, en el corto tiempo que llevan los juegos en nuestra industria, dicho movimiento siempre ha sido visto por los jugadores, editores, accionistas y demás actores del sector como un paso que confirma que la obra no va bien. Hay casos para todos los gustos: fue sonado el caso de Battleborn, el MOBA en primera persona de los creadores de Borderlands, que apostó por dar el paso al F2P como una última medida antes de dar carpetazo al software. Sin movernos de 2K, también está el caso de Evolve, que sumó una escalofriante subida del 25.000% de usuarios (sobre un lamentable pico de 157 jugadores, claro) cuando debutó como juego F2P, pero los resultados no tuvieron que ser suficientemente buenos cuando decidieron, apenas cinco meses después, abandonar el desarrollo de nuevo contenido para el juego.


También hay casos de éxito. Rocket League, por ejemplo, que ya era gigante en su formato de pago, logró cautivar a más jugadores en su cambio al F2P, firmando más de un millón de jugadores simultáneos y mejorando sus ya de por sí buenísimos números. En el territorio de Steam, destacable fue el éxito de CS: GO, que en un papel similar al del juego de coches y fútbol: logró aumentar su enorme base de usuarios y catapultar su éxito hasta el liderato de la plataforma digital de Valve, con números aún muy por encima de los de Battlegrounds (sin ir más lejos, su último pico del mes rozó el millón de usuarios concurrentes). Por último, resulta inevitable hablar de Fortnite, que añadió su modo Battle Royale a principios de 2018. El efecto bola de nieve fue el que hizo que el éxito creciese, creciese y creciese hasta convertirse en uno de los fenómenos más grandes y explosivos que se han visto en la historia del videojuego.


El futuro de PUBG como F2P: ¿qué le espera al battle royale ahora que es gratis?

¿Pudieron ser los “bajos” números lo que activó la decisión de lanzarse al territorio F2P tras varios años en el mercado convencional? Lo único seguro es que semejante decisión estaba decidida desde hacía ya muchos meses. De hecho, el director creativo de la PUBG Corporation, Dave Curd, explicó en su día en GamesRadar que “sentimos que es el momento adecuado de pasarlo a F2P. Es el siguiente paso natural y una excelente manera de presentar a más jugadores nuestro universo”. En todo caso, no hay que olvidar algo: mientras la mirada del hardcore gamer se dirigía a los resultados de PlayerUnknown’s Battlegrounds en el territorio de las plataformas domésticas, en el territorio móvil PUBG es un líder sólido al que pocos juegos estudios pueden discutir. De hecho, hemos revisado las cifras del software en el territorio del PC, pero no conocemos qué cifras maneja en Xbox y PlayStation, números que ayudarían a maquillar y mejorar, más si cabe, las cifras expuestas en el artículo.


PUBG está lejos de los casos de Battleborn o Evolve, pero también de los casos de Fortnite y CS:GOLo que es seguro es que PUBG está lejos de los casos de Battleborn o Evolve, pero también de los casos de Fortnite y Counter Strike: Global Offensive porque las circunstancias y el tiempo son muy distintos. Sin embargo, resulta interesante el ejercicio de comprobar que, mientras que el paralelismo en el cambio de a F2P de los juegos que fracasan es muy similar y acaban de la misma forma, cada juego exitoso que cambia su modelo de negocio juega su propia guerra y su devenir y éxito es completamente diferente entre cada uno de los ejemplos. Está en las manos de los editores de PUBG seguir la estela de su versión para móviles y sumar éxito y nuevos jugadores a sus ya de por sí abultadas cifras. El primer paso para ello ya está dado.


Comentarios
Suscríbete a nuestra newsletter:

Recibe un recopilatorio diario y/o semanal de las noticias publicadas:


Diaria (Recibe todas las noticias publicadas en las últimas 24h para no perderte nada)

Semanal (Recibe cada viernes las 10 mejores noticias publicadas desde el último viernes a modo resumen)


No es spam. No compartiremos su correo electrónico. Puede darse de baja en cualquier momento.

Relacionados con este artículo
PlayerUnknown's Battlegrounds
PlayerUnknown's BattlegroundsPC  PS4  PS5  XSeries  XOne  Stadia
Ver todos (1)