Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Más allá del videojuego: GTA V y el Capitalismo

Más allá del videojuego: GTA V y el Capitalismo

Por  /  25 de septiembre de 2015       
170 comentarios
Recientes

Los trastornados Estados Unidos made-in Rockstar están, para mucha gente, distorsionados y parodiados hasta el exceso, ¿pero de veras es tan exagerado su retrato? En este nuevo Más Allá del Videojuego ahondamos en la sátira demoledora de Grand Theft Auto, especialmente la de su último capítulo, y en cómo sus personajes son aplastados por el sistema que conocemos cual tragedia griega.

Cuando se habla de un GTA es fácil ser superficial. No en vano siempre le rodean grandes titulares relacionados con sus millonarias ventas, con sus eternas polémicas y con sus fastuosos valores jugables y gráficos. Pero si se presta algo de atención y se rasca la superficie de sandbox alocado (cada vez menos loco, de hecho) se puede ver un retrato ácido y sarcástico del mundo en que vivimos y, particularmente, de unos Estados Unidos a los que Rockstar critica con furia como máximo exponente de la sociedad moderna y del capitalismo exacerbado. Esa rabia que se proyecta desde una distancia que sólo permite el hecho de que los hermanos Houser, fundadores del estudio, nacieran en el Reino Unido.


En la época en la que Grand Theft Auto se tomaba las cosas con más humor, en episodios como San Andreas o Vice City, la ironía y el visionado del mundo que nos rodea desde el caleidoscópico prisma de la compañía ya estaban presentes, sin embargo ha sido cuando ha cambiado el tono hacia algo más serio con el episodio IV cuando ha empezado a funcionar de una forma mucho mejor y más interesante. No nos engañemos, con la llegada de internet a los temas de la saga (a través de los móviles y ordenadores de los protagonistas desde IV) se ha hecho especial hincapié en un algo fascinante: la hipertrofia del capitalismo. Esto, en un videojuego como GTA V que tiene como mayor meta el hacer dinero virtual y el animarnos a gastarlo de una y mil maneras para satisfacer a nuestro avatar (tanto off-line como on-line), tiene especial mérito. Es algo así como decir que Rockstar critica un sistema del que al mismo tiempo se nutre: Tanto por convertirlo en leitmotiv jugable de su propuesta, como por sacar el máximo de los provechos con las ventas millonarias de sus videojuegos. ¿Cinismo recalcitrante o maestría que va más allá de los límites establecidos?


De los bajos fondos y las áreas marginales al estrellato de Vinewood y el Paseo de la Fama, GTA V hace un divertido y sarcástico retrato de Los Ángeles. Tan agresivo y poco sutil como certero.  De los bajos fondos y las áreas marginales al estrellato de Vinewood y el Paseo de la Fama, GTA V hace un divertido y sarcástico retrato de Los Ángeles. Tan agresivo y poco sutil como certero.

En realidad esa crítica está presente en su quinta entrega de la saga, pero de una forma tan clara y manifiesta que algunos no dudan en calificarla de pueril y en cuestionar su utilidad. Por poner un ejemplo LifeInvader (Invasor de Vidas) es el nombre de la red social que emula a Facebook dentro del programa, y ciertamente se podía haber hecho una crítica mucho más sutil e inteligente a las prácticas, digamos, poco cuidadosas de la página con los datos personales de sus usuarios. Otros ejemplos de sus sátiras a lo que nos rodea es el nombre del videojuego de éxito del momento dentro del universo de Los Santos, Righteous Slaughter (Matanza Justa), las cadenas de comida rápida Taco Bomb o Burguer Shot o, por último, Republican Space Rangers: la serie de animación in-game que es una feroz puya a las ideas más reaccionarias de la población norteamericana.


Hay comparaciones que podemos hacer entre la forma de atacar el capitalismo de Grand Theft Auto y la de artistas como el urbano Banksy. Hay comparaciones que podemos hacer entre la forma de atacar el capitalismo de Grand Theft Auto y la de artistas como el urbano Banksy.

La palma se la lleva, claro está, Ammunation. La cadena de tiendas de armas que bajo el lema "Protegiendo tus Derechos", trata con una superficialidad tan valiente como grosera el siempre sensible tema de las armas en Estados Unidos, al salpicar todas sus ciudades de tiendas de la marca como si fuera una cadena comercial cualquiera. Una problemática, la de la venta de armas y su frivolización, que provoca una división mayúscula entre los habitantes de Norteamérica, y que ha protagonizado tantos escándalos que su exposición y crítica en las más conocidas obras de Rockstar trasciende, para algunos, la fina línea entre el ataque ácido y la provocación pura y dura. ¿Todas estas burlas de GTA son excesivamente obvias y por ello pierden fuerza o caen en lo sensacionalista? Podría ser, y algunos defienden esta teoría. Sin embargo, y sin ánimo de comparar obras de disciplinas tan distintas, los trabajos del artista urbano Banksy vienen a ser también farsas satíricas y mensajes igual de salvajes y directos sobre el mundo que nos rodea, y en general gozan de un reconocimiento muy importante que ha llevado incluso al misterioso creador de grafitis británico a diseñar su propia cabecera de Los Simpsons para un canal tan aparentemente opuesto a lo que cuentan sus mensajes como es la FOX. La franquicia Grand Theft Auto va orientada hacia un espectro de público monstruoso y los Houser, que no son estúpidos, prefieren que su mensaje llegue masivamente aun a riesgo de ser poco refinados y sagaces en su exposición. Para ellos sería peor que la crítica fuera mucho más velada y que no la cogiera al vuelo todo el mundo.


Con la llegada de internet a los temas de la saga (móviles y ordenadores) se ha hecho especial hincapié en un algo fascinante: la hipertrofia del capitalismo

¿Has leído American Psycho? Si no lo has hecho no lo hagas, no es un buen libro y, desde luego, cuesta entender su relevancia 24 años después de su estreno, sin embargo tiene mucho de la crítica áspera, marrullera y poco sutil de los Grand Theft Auto. La obsesión por las marcas, la imagen y el estilo de vida metrosexual de su protagonista, Patrick Bateman, quedan mucho más de manifiesto en el libro que en la película por su lento y proceloso retrato escrito de la vida de un yuppie de la década de los ochenta. Pero en todo caso sirven para reflejar ese vacío de quien tiene todo lo que el capitalismo estima necesario para la felicidad, y ni aun así consigue alejar de su cabeza las más retorcidas e insoportables fantasías homicidas. Un personaje, este Bateman, capaz de disertar durante un capítulo entero sobre sus rutinas de gimnasio o sobre la relevancia del álbum Duke de Genesis, y en el siguiente describirnos con el mismo nivel de detalle y tono frío cómo tortura a una prostituta metiendo una rata hambrienta por orificios corporales donde nadie debería introducir un roedor. El libro es un retrato de un ser ¿humano? que sin pestañear mezcla rutina laboral en un despacho y de culto al cuerpo de día, y depravación absoluta de noche como la respuesta (anti)natural de un trastornado a un mundo que, a base de sobreexposición de estímulos, nos anima a ser cada vez más fríos y distantes.


Michael es, sin duda, el personaje más completo y complejo de Grand Theft Auto V. Cargado de contradicciones y atenazado por una vida familiar para la que un ser como él, que viene directamente del crimen organizado, no está preparado. Michael es, sin duda, el personaje más completo y complejo de Grand Theft Auto V. Cargado de contradicciones y atenazado por una vida familiar para la que un ser como él, que viene directamente del crimen organizado, no está preparado.

¿Quién lo tiene todo en la saga GTA y aun así no es capaz de ser feliz y exhibe un comportamiento anti-social? Salvando las obvias distancias con Patrick Bateman, Michael es el que lo tiene todo y aun así muestra un comportamiento más irracional. Tiene una casa fantástica en uno de los mejores barrios de la ciudad, posee varios coches, una fortuna que le permite vivir con mucha comodidad y una familia sana. Aún así no es feliz. Los paralelismos con Tony Soprano son más que obvios y se han tratado una y mil veces, siendo el propio Michael y su familia una versión caricaturizada del memorable personaje creado para la serie de televisión de David Chase. Pero de todos los puntos comunes nos quedamos con uno: Ambos sienten su propio hogar como un territorio comanche, un lugar peligroso que no entienden porque en él habitan sus disfuncionales familias y donde suceden las situaciones de estrés máximo; sintiéndose también los dos sorprendentemente cómodos rodeados de matones y en situaciones más aparentemente peligrosas.


Los Soprano, vanguardia y precursora de las series actuales, nos dejó un héroe atípico y brillante como protagonista. Los Soprano, vanguardia y precursora de las series actuales, nos dejó un héroe atípico y brillante como protagonista.

Tanto Tony como Michael han luchado por conseguir todo lo que el capitalismo y las convenciones sociales imponen como metas naturales del hombre moderno en pleno siglo XXI, sin embargo alcanzada esa cima descubren el vacío existencial que en realidad les rodea. Los dos han llegado a lo alto pero el trayecto les ha impedido ver la perspectiva: Los patos de Tony y la infidelidad de la esposa de Michael son dos detalles, aparentemente nimios, que cual efecto mariposa desencadenan una serie de eventos de incalculables consecuencias que cambia sus vidas para siempre. Incapaces de relacionarse como personas normales, los dos son lo contrario de lo que Aristóteles definió hace un par de miles de años como "zoon politikón" (animal cívico), y este par de sociópatas han descubierto el vacío del materialismo de nuestro tiempo de la peor forma posible. A partir de entonces se dedican a no negar lo que en realidad son y a limitarse a ser lo que su interior les pide: criminales. Han nacido para eso, lo han estado haciendo siempre y no son capaces de otra cosa.


GTA V es una de las obras más maduras en cuestiones vitales y de pensamiento de cuantas ha cuajado el estudio hasta la fechaPrecisamente la historia de Michael De Santa trasciende cuando se convierte en un tratado sobre la familia acomodada estadounidense y el vacío existencial, lo hace también cuando entendemos que Trevor Phillips es un ser llevado únicamente por el deseo del aquí y el ahora y la de Franklin Clinton también va más allá, por último, cuando reincide en la visión que ya comenzaron a mostrar en San Andreas con C.J. (de una forma mucho más grosera por aquel entonces). En este caso tiene su eje de atención en un pícaro afroamericano con más talento y chispa de la que su entorno le permite demostrar. ¿Por qué le sucede esto al más joven de la trinidad de personajes? El juego trata de presentarnos un contexto familiar crudo de una madre fallecida por la cocaína y de un padre abusivo que les abandonó cuando ella estaba embarazada. ¿Es suficiente como metáfora o es un tópico del "aplastado por el sistema"?


Franklin y Trevor son cara y cruz del principio metafísico de la causalidad. La visión de Rockstar de esta teoría en la piel del primero, y el oscuro y tenebroso reverso de ésta en la demencial personalidad del segundo. Franklin y Trevor son cara y cruz del principio metafísico de la causalidad. La visión de Rockstar de esta teoría en la piel del primero, y el oscuro y tenebroso reverso de ésta en la demencial personalidad del segundo.

Si la Teoría de la Relatividad nos enseña que es imposible encontrar un sistema de referencia total y aplicable a todo porque las leyes físicas mutan cuando cambia lo que le rodea, lo mismo podemos aplicar a, al menos, uno de los protagonistas de Grand Theft Auto. ¿Hay que encontrar justificación a los comportamientos de sus protagonistas por lo que les rodea? Ya abordado Michael, podemos decir que Franklin es el ejemplo de esta visión, seguramente castigado con una vida criminal por el mero hecho de haber nacido en el marginal South Los Santos, quedando su figura retratada como una viva imagen de la causalidad. Trevor, por otro lado, es el modelo de todo lo contrario. Nacido, sin duda, en el siglo equivocado, este psicópata es un pez fuera del agua, un personaje de mentalidad medieval que hubiera encajado mejor en los años más oscuros de aquella época. En definitiva es un ente anacrónico que nos retrotrae a esa época en la que, para alivio de las conciencias de muchos, el ser humano escogía el mal camino sin injerencias ajenas, contextos traumáticos ni disculpas sociales. Es decir que el bueno era bueno y el malo era malo de forma intrínseca y natural.


"Sobrevivir es vivir", asegura uno de los tres personajes en uno de los, también, tres finales de Grand Theft Auto V: probablemente el más ambiguo de todos los desenlaces ideados por Rockstar para su última obra. De hecho, escogiendo entre estos desenlaces, que por supuesto no describiremos, en nuestra mano está el convertir o no el videojuego en una fábula con moraleja o, por el contrario, en no hacerlo y acabar con un desenlace que convierta la historia en algo del todo amoral. Al fin y al cabo en la saga nunca se ha tratado de extraer una lección ética de sus historias, no son fábulas, sino más bien de experimentar el viaje de gente dentro del crimen organizado. Es por dejar en las manos del jugador si quiere convertir el juego en una enseñanza, o no, por lo que hablamos del último Grand Theft Auto como una de las obras más maduras en cuestiones vitales y de pensamiento de cuantas ha cuajado el estudio hasta la fecha. Un trabajo valiente desde el punto de vista moral, y uno premeditadamente ambiguo que debe señalar el camino a otras producciones en cuanto a historias de alienación y desesperanza dentro del crimen organizado que, además, tocan por el camino otros temas todavía más profundos. Todo ello en un marco de este medio, nuestro arte, que todavía está en pañales y muy lejos de su madurez en comparación con otras formas de contar historias como el cine, la literatura o la televisión. GTA V no es el principio del fin, es más bien el final del principio.


Comentarios (170)
Comentarios