Análisis de Dragon Ball Z Attack of the Saiyans

Análisis de Dragon Ball Z Attack of the Saiyans
Facebook Twitter Flipboard E-mail

Los RPG de Dragon Ball han brillado por su ausencia en Occidente, pero gracias al incontestable éxito de Nintendo DS y a la testarudez de Goku, las ondas vitales de Akira Toriyama descubren el carácter más rolero del manganime en un videojuego largo, fiel a la serie y con todo lo que un fan podría desear.

Han transcurrido cerca de 25 años desde la primera aparición de Dragon Ball en Japón, pero la fiebre de las ondas vitales sigue intacta, como el primer día. Por esa razón, cualquier videojuego basado en las aventuras de Goku y sus amigos es siempre una buena noticia, mucho más cuando se trata de un RPG, ese género que tanto se le ha resistido a la serie, por lo menos en Occidente.

Dragon Ball Z: Attack of the Saiyans viene a demostrarnos no sólo que los desarrolladores de Monolith Soft (partícipes en reconocidas sagas como Xenosaga o Baten Kaitos) tienen talento para llevar a cabo una obra de este calibre, sino que también pone de manifiesto la ideoneidad del manganime de Akira Toriyama para ser representado en un videojuego repleto de niveles de experiencia, cerca de 20 horas de juego y mucho espíritu rolero.

Durante la exploración manejaremos a Goku en entornos bidimensionales desde un punto A hasta otro B, descubriendo tesoros ocultos mientras que libramos batallas aleatorias que nos permitirán subir de nivel.
Durante la exploración manejaremos a Goku en entornos bidimensionales desde un punto A hasta otro B, descubriendo tesoros ocultos mientras que libramos batallas aleatorias que nos permitirán subir de nivel.

Todo ello a lo largo de 80 capítulos que nos van a narrar la historia de Goku desde el 23º torneo de artes marciales (con la famosa contienda con Piccolo Jr.) hasta el duro enfrentamiento con Vegeta. Un recorrido narrativo corto dentro de la serie, pero que queda adornado con situaciones argumentales exclusivas del título, que la verdad encajan perfectamente para otorgar al fan de Dragon Ball una poderosa razón para ponerse a explorar y disfrutar de numerosas batallas por turnos.

Ondas vitales por turnos
El aumento del nivel de experiencia, la obtención de nuevas habilidades, la compra de objetos, las conversaciones y el guardar partida a menudo definen a un RPG bien terminado, con una curva de dificultad muy llevadera que contribuye en gran medida a que los menos experimentados no acaben frustrados tras las primeras horas de juego.

Es cierto que para ser un juego de rol, Dragon Ball Z: Attack of the Saiyans podría parecer demasiado lineal y guiado por los acontecimientos. No podemos seleccionar a los personajes que queremos manejar en cada situación, aunque la variedad está asegurada gracias a la alternancia del protagonismo de Goku, Gohan, Piccolo o Krilín, entre otros.

Inclusive, puede que llevemos a varios protagonistas a la vez durante la aventura, convirtiéndose las luchas en más multitudinarias y ricas, ya que podremos sacar partido del ataque Colmillo de Lobo de Yamcha o del trirrayo de Tenshinhan. Existen numerosas técnicas de combate para dirimir diferencias con los contrincantes que nos vayamos encontrando en este RPG de batallas aleatorias, donde los puntos de salud, los puntos de Ki y las características de defensa o ataque lo van a ser prácticamente todo.

Goku y sus amigos aumentan de nivel
Por suerte, tras cada victoria se nos dará un poco de experiencia, así como algunos zeni con los que comprar objetos (medicinas o potenciadores), equipamiento e incluso las famosas cápsulas del mundo Dragon Ball, las cuales nos pueden ofrecer desde una mascarilla anti gas (para superar determinados obstáculos) hasta cartas que causan diferentes efectos sobre los rivales con que nos topemos.

Las batallas se muestran desde un plano lateral, muy adecuado para ver cómo atacamos, nos defendemos, lanzamos magia o escapamos (que también es posible). Y todo mediante la cruceta y los botones.
Las batallas se muestran desde un plano lateral, muy adecuado para ver cómo atacamos, nos defendemos, lanzamos magia o escapamos (que también es posible). Y todo mediante la cruceta y los botones.

En definitiva, un denso repertorio de posibilidades que tienen en la personalización a un potente aliado. Tal es así, que después de subir de nivel podremos escoger qué faceta del personaje evolucionar (ataque, defensa, técnica, velocidad, suerte, etc.). De la misma manera, se nos da la oportunidad de hacer aprender a nuestros luchadores nuevas técnicas o mejorar las existentes, todo a cambio de unos puntos de habilidad que iremos adquiriendo a lo largo de la partida.

Una partida que, por cierto, no podremos salvar cuando queramos, ya que Monolith Soft ha preferido articular diferentes puntos de guardado, distribuidos estratégicamente para no hacer que la aventura acabe siendo una odisea portátil.

Un RPG fiel a las bolas del dragón
Así pues, y en general, nos encontramos con que Dragon Ball Z: Attack of the Saiyans es un videojuego estrictamente fiel al manganime. Todo ello sin que haya sido necesario el uso de la tecnología 3D. Con un aspecto bidimensional intachable, sprites que representan a la perfección a los personajes de la serie y animaciones calcadas a las de la serie de TV, podemos decir que los nipones de Monolith Soft han hecho muy bien su trabajo, y eso a pesar de que no se hayan aprovechado especialmente las posibilidades táctiles de Nintendo DS.

La cruceta y los botones se convierten así en los grandes artífices de la nueva aventura de Goku, que saca partido, eso sí, de la doble pantalla para dividir acción y menús: marco superior para exploración-batallas y marco inferior para la selección de ataques, magias y demás alternativas de combate.

Y es que, realmente, se ha buscado la simplicidad para dar con un título completo, que ofrece hasta tres ranuras de guardado y una completa traducción al castellano. Es una lástima que no haya habido ninguna idea para potenciar la jugabilidad del producto, ya que alguna modalidad adicional hubiera quedado francamente bien. No obstante, los fans de Goku seguro que no quedarán decepcionados en absoluto por la casi veintena de horas de juego que contiene.

Bueno

Sin sello

Dragon Ball Z: Attack of the Saiyans

Por: El equipo de 3DJuegos
Sin sello

Goku y compañía vuelven a Nintendo DS con un RPG bien construido, fiel a la serie y con una gran cantidad de horas de juego. No saca especial provecho de la tecnología de Nintendo DS, tampoco innova en el género, pero tiene los argumentos suficientes como para obligar a los seguidores de Dragon Ball a hacerse con uno de esos títulos que, en otra época, jamás hubieran llegado a Occidente.

Comprar Dragon Ball Z: Attack of the Saiyans
Jugadores: 1
Idioma: Manual en español y textos en español
Duración:
Comentarios cerrados
VÍDEO AVANCE

14.006 visualizaciones

Ya HEMOS JUGADO a HELLBLADE 2, el GRAN EXCLUSIVO de XBOX en 2024 - NUEVO GAMEPLAY

En 3DJuegos ya hemos tenido oportunidad de probar Senua's Saga: Hellblade 2 de primera mano durante casi una hora en nuestra visita a las oficinas de Ninja Theory. Te contamos nuestras impresiones.