Análisis de Hot Wheels Unleashed. Derrapes, velocidad, caos y técnica en carreras de coches de juguete

Análisis de Hot Wheels Unleashed. Derrapes, velocidad, caos y técnica en carreras de coches de juguete
Facebook Twitter Flipboard E-mail

Milestone hace un descanso de sus clásicas franquicias para aproximarse al universo de Hot Wheels con un juego que pretende capturar la esencia de los clásicos coches de juguete. ¿Lo consigue? Os lo contamos en nuestro análisis.

La serpiente. La madre que la trajo a este mundo virtual en miniatura. Una cabeza sin piedad te espera al otro lado de un salto. A las velocidades que manejan estos coches de juguete, el resultado se convierte en una lotería. O bien entras por su boca acolmillada, o bien te estrellas al saltar justo cuando se cierra. La experiencia es tan divertida como que te caiga un caparazón azul en la línea de meta en Mario Kart.

Esta es el alma de Hot Wheels: Unleashed. Un frenetismo no desprovisto de cierta técnica, mezclado con la aleatoriedad y el caos en carrera. No solo es la serpiente, o algunas cuantas criaturas que pueblan cada pista. En plena carrera terminan pasando factura ciertas imprecisiones que te van a hacer reiniciar la prueba más veces de las deseadas. Concretamente, todo lo que tiene que ver con unas físicas que harán que tus ruedas se despeguen de la carretera más de lo necesario. A veces, sabrás que es culpa tuya: un turbo en una curva muy cerrada o antes de un salto que desestabilice tu vehículo. Otras, los constantes e inevitables choques contra la IA dan la bienvenida a ese caos desmesurado.

Es parte del alma del juego, supongo. Y no por ser un juego de conducción arcade. Lo arcade no rivaliza con lo técnico. Sin embargo, influye en las veces que tardarás en conseguir todos los oros en cada prueba. Por ello, quizá, he disfrutado más de las contrarrelojes. Un refugio donde el único juez es el cronómetro y cada segundo que le arañes es una batalla ganada. Con un vehículo ajustado, antes de que desbloquees modelos legendarios y los mejores, me ha dado grandes momentos de esfuerzo y concentración.

Hay unas pruebas clave en Hot Wheels: las llamadas Batallas contra Jefe. No tienen batallas ni jefes: son carreras realmente trabajadas donde los anecdóticos obstáculos que encontramos en el resto de circuitos aquí se multiplican. Encontraremos muchos más carriles aceleradores y que nos frenan; momentos en los que tenemos que girar el vehículo en el aire; ventiladores que desestabilizan; barreras que cambian la dirección del circuito; arañas que lanzan redes; y sí, las malditas serpientes.

El despliegue es espectacular. Fomenta el ensayo y error, así como la aleatoriedad de la pista, sí, pero al final se echa de menos que solo haya cinco pruebas. Principalmente porque el resto de eventos son carreras y contrarrelojes, a menudo repetidas en el modo campaña bautizado como Hot Wheels City Rumble. Hay también unos secretos, donde se “sugiere” que hagas una pista concreta con un coche concreto. Son tan parcos que puedes tardar en comprender qué esperan que hagas la primera vez.

¿Hazte con todos?

Derrapes, velocidad, caos y técnica en carreras de coches de juguete

Me he llevado un par de sustos en Hot Wheel Unleashed. No es quizá la mejor presentación que lo primero que veas nada más iniciar el juego sea una caja de botín y un trofeo que dice “la primera es gratis”. Es cierto que aquí no hay necesidad de pagar si no quieres, pero se favorece ese sistema en el que conseguir monedas para comprar cajas (y nuevos vehículos) es duro, requiere repetir mucha carrera y se te ofrece la alternativa de una tienda virtual.

No hay necesidad de pagar si no quieres, pero se favorece ese sistema

Por suerte, no es la única forma de conseguir nuevos vehículos. Algunas pruebas del modo campaña regalan más cajas y, en líneas generales (y si no tienes muy mala suerte) deberías terminar con una buena colección con sus coches raros y legendarios sin mucho esfuerzo y, por supuesto, dinero. Vaya, que a no ser que seas un coleccionista de Hot Wheels, no deberías tener muchos problemas. Pese a la categoría de rareza, lo importante de ellos está en sus estadísticas de Velocidad, Aceleración, Freno y Manejo. Lo cierto es que muchos de ellos están bien equilibrados.

Derrapes, velocidad, caos y técnica en carreras de coches de juguete

Cuando un vehículo no tiene suficiente capacidad en un apartado, no solo lo suplen con otro, sino con un turbo mayor. De hecho, eso crea una dinámica interesante en la que puedes estudiar un circuito para saber si sería más apropiado elegir un coche con muchos turbos o con buenas estadísticas, dependiendo de la cantidad de curvas y rectas. Pero, más allá de la herramienta, nuestra pericia a los mandos es también importante. Hot Wheels Unleashed es, sobre todo, uno de estos racers donde el temple en el derrape es vital. Al principio te costará no chocar en muchas curvas; pero, una vez dominado el sistema, produce una grata sensación al marcar un buen derrape que, además, recarga tus turbos cuanto más largo sea.

El modo multijugador no podía faltar y se agradece que exista tanto online como a pantalla partida. Sigue favoreciendo el caos de las carreras, pero incluso se nota algo más justo, ya que la IA a veces está demasiado guionizada. Sospecharás de lo rápido que es capaz de adelantar en algunas ocasiones incluso aunque no tenga turbo y tú el coche más rápido. Echo en falta un sistema de rankings online, porque de verdad que las contrarrelojes son lo que más me ha picado de todo mi tiempo con el juego.

Derrapes, velocidad, caos y técnica en carreras de coches de juguete

Es fácil engancharse a la propuesta de Hot Wheels

A todo esto se le suma la posibilidad de hacer tanto nuestros propios circuitos como descargar los de la comunidad, que sin duda le dará un poco más de variedad una vez hayamos completado el modo City Rumble. Sin embargo, no puedo evitar pensar que Hot Wheels Unleashed es menos “unleashed” de lo que podría llegar a ser. Es habitual que las carreras se repitan con las mismas pistas en más de una y dos ocasiones. Se echan en falta más modos para dar variedad, donde algunos (que nos obligaran a competir con un vehículo concreto, por ejemplo) habrían sido muy fáciles de implementar. Y, sobre todo, esas Batallas contra Jefes se hacen demasiado escasas y creo que deberían haber sido más abundantes, porque es donde la imaginación de Milestone va más allá de lo cotidiano.

Con todo, es fácil engancharse a la propuesta de Hot Wheels. Dejarse sumergir por sus circuitos que recrean brillantemente las curvas y loopings del universo juguetero. Es cierto también que el nitro de la novedad se agota demasiado pronto y, salvo algunos momentos, no sabe seguir sacando variedad a sus pistas, más allá de conseguir más y más vehículos. Tampoco lo relegaría a ese tópico de “para fans de la marca”, porque te puede sorprender. Como la maldita serpiente, a veces deja boquiabierto, y a veces esa boca permanece cerrada y te estampas en sus morros.

Suscríbete al canal de 3DJuegos TRAILERS en YouTube

Caos y diversión

Sin sello
Derrapes, velocidad, caos y técnica en carreras de coches de juguete

Hot Wheels: Unleashed

Por: El equipo de 3DJuegos
Sin sello

Hot Wheels: Unleashed es un buen arcade que cautiva con su buen uso de derrapes y a veces extraña por sus alocadas y caóticas físicas aleatorias. No lo relegaría a los “fans de la marca Hot Wheels”, ya que puede gustar a cualquier aficionado a la conducción. Se echa en falta algo de variedad y más contenido de calidad como las cinco pistas especiales, que se hacen escasas. Pero gracias a sus contrarrelojes, sus modos multijugador online y a pantalla partida, y la posibilidad de crear tus propios circuitos, sabe divertir.

Comprar Hot Wheels: Unleashed
5 Cosas que debes saber:
  • El sistema de derrapes está muy logrado cuando se domina.
  • Modo campaña, online y pantalla partida y editor de circuitos.
  • Hay momentos muy logrados, como las cinco pistas especiales…
  • …Pero se echa en falta más variedad en los circuitos y carreras.
  • Sus físicas son alocadas, pero también frustrantes. Te harán reiniciar pista más de una vez.
Jugadores: 1-12
Idioma: Textos en español
Duración: 20 horas (campaña)
Comentarios cerrados
VÍDEO ESPECIAL

6.756 visualizaciones

Los 20 JEFES MÁS DIFÍCILES de ELDEN RING: SHADOW OF THE ERDTREE

Solo han pasado unos pocos días desde que llegó el DLC de Elden Ring, Shadows of the Erdtree, y los jugadores ya están sufriendo de lo lindo con sus jefes. Ante todo tengamos paciencia, es un juego largo, con mucho que explorar que nos ayudará a lidiar mejor contra estos grand...