Nadie dijo que fuera fácil construir una estación espacial ni muchos menos sobrevivir en el intento: análisis de IXION

Nadie dijo que fuera fácil construir una estación espacial ni muchos menos sobrevivir en el intento: análisis de IXION

1 comentario Facebook Twitter Flipboard E-mail
IXION

Siempre se ha dicho que desde los albores de los tiempos la humanidad ha levantado la vista al cielo para mirar a las estrellas. Realmente es difícil de decir, porque ninguno de nosotros estuvo allí, pero es verdad que quedan incontables reminiscencias de la importancia del cosmos para los seres humanos: pinturas rupestres, grabados de civilizaciones antiguas, rastros de astronomía en casi todas las mitologías, referencias en las literaturas orales… Nuestra pasión por el universo no viene del auge de la ciencia ficción, ni de los delirios aventureros del polémico dueño de Twitter, sino que es más bien al revés. Este pensamiento, no carente de belleza, también te da cierta perspectiva… Y, por supuesto, te lleva un poco a seguir sumergiéndote en todas las obras que tratan temas como los viajes estelares y, en general, en todo lo que tiene que ver con la exploración del espacio hasta sus horizontes más desconocidos.

Mi nueva droga al respecto es IXION, un título de gestión y de estrategia en tiempo real que te pone al mando de una estación espacial semioperativa, justo después de que un desastre, del que prefiero no adelantar nada, lo ponga todo patas arriba. De esta manera, y siguiendo una temática relativamente similar a la de la ambivalente High Life, o incluso a las sensacionales 2001: Una Odisea del Espacio, Battlestar Galactica o Moon, IXION plantea cuestiones como la obtención de recursos a escala espacial, la alimentación, la organización de la sociedad, el funcionamiento de los viajes a velocidades superlumínicas y, cómo no, la supervivencia en el universo profundo. Esto tampoco es especialmente nuevo en la industria del videojuego, no en vano hay cositas por ahí pululando como Startopia (y su extraña reimaginación, Spacebase Startopia) o Space Station Tycoon, pero IXION se las arregla para llevarlo todo por donde no te esperas.

IXION.

Y no era fácil, ¿eh? Estaciones espaciales en títulos de ciencia ficción casi que las encuentras a patadas: el antro galáctico de Omega y la inmensa Ciudadela en Mass Effect, Gran Caridad, esa especie de planeta artificial que acogía al Covenant de Halo, la Estación Sevastopol de Alien: Isolation o Estación Titán, de Dead Space, etc., son solo algunos de los ejemplos más célebres en una lista casi infinita de nombres. ¿Qué es lo que hace especial a IXION, entonces? A grandes rasgos, que coquetea con la ciencia ficción dura, en el sentido de que todo está más o menos racionalizado en la Tiqqun, el nombre de la estación espacial que protagoniza el título (y una de tantísimas referencias filosóficas que encuentras en él): tienes que garantizar el funcionamiento de tu sociedad con unas buenas dosis de planificación urbanística, encontrar personas a la deriva en avanzado estado de criogenización, investigar nuevas tecnologías y, sobre todo, construir un montón de cosas, algo que quizás puede hacerse un pelín abrumador si no tienes mucha experiencia en el género.

Si buscas un buen juego de estrategia, atento

En esencia, la estrategia de gestión de IXION te plantea tres perspectivas. La primera tiene lugar en el interior de la Tiqqun, con una estructura que se divide en sectores; en ellos viven y trabajan casi todos los tripulantes, y es donde más tiempo vas a pasar con diferencia. Casi todas las actividades relacionadas con planificar la ciudad, optimizando el espacio lo máximo posible, se centran justamente ahí, en el corazón de la estación. La segunda es el propio casco exterior, que necesita reparaciones frecuentes o se te acaba la partida, y la tercera es un mapa del sistema solar en el que te encuentras, con las órbitas de los planetas dibujadas en el fondo galáctico.

Aquí es donde lo nuevo de Bulwark Studios, que ya en el pasado se había atrevido con la estrategia de Warhammer ni más ni menos, se vuelve un tanto más experimental, con ciertas dosis de investigación a través de sondas espaciales, y también con un desarrollo argumental que juega con conceptos muy interesantes, como viajes en el tiempo, civilizaciones perdidas, la ingeniería genética o la delgada línea que separa el progreso de la distopía.

IXION.

De todas maneras, también tengo que decir que esa sensación de agobio, de necesidad ineludible de conseguir recursos y construir edificios, es una parte importante de la premisa del juego. Como te decía antes, la Tiqqun está en un estado deplorable, y ahora todo pende de un hilo. Es por eso que muchas veces estás como a mil cosas, supervisando la construcción de cuatro bloques de viviendas de mala muerte, trazando carreteras en un sector, mirando detenidamente la energía que tienes en reserva para saber si puedes moverte de un lugar a otro, porque cuando la nave utiliza sus motores todo se para y es muy fácil entrar en crisis. Además, hay un montón de eventos emergentes relacionados con accidentes, con descubrimientos científicos, o incluso con cuestiones civiles, que generalmente se desarrollan a través de un sistema de decisiones un poco más polarizado y predecible de lo que me hubiera gustado. No tanto como Land of the Vikings, eso sí.

El planteamiento estratégico de IXION engancha más por la interconexión de todos sus elementos que por la profundidad de cada uno de sus sistemas

No todo es tan complicado como suena, por suerte. Tienes bastantes ayudas visuales y hay muchas tareas tediosas, del estilo de la instalación del cableado eléctrico o del sistema de residuos, que no son una parte de la jugabilidad de IXION, aunque sí que estaban presentes en otros city builders de mayor complejidad, como Cities Skylines. En líneas generales, el planteamiento estratégico de IXION engancha más por la interconexión de todos sus elementos que por la profundidad de cada uno de sus sistemas: hay algo de exploración espacial, generalmente de corte muy intuitiva, algo de construcción de ciudades, y algo de estrategia a gran escala, con mucha gestión de recursos y optimización de tu sociedad. Sí que he echado en falta alguna mecánica combativa, aunque entiendo que sería complicado implementarla porque la narrativa de IXION es muy lineal y tira más por el lado de la soledad y de la búsqueda de esperanza que por el del conflicto galáctico, decisión que respeto.

No todo es perfecto en IXION

Por desgracia, en el epílogo vienen los problemillas. El argumento de IXION, aunque es interesante, a veces peca de tramposo y tiene algún que otro agujero de guion bastante bestia, con escenas en las que perfectamente podría caber un "nanomachines, son". A medida que avanzas en tu distópica aventura galáctica también descubres que la dificultad real del juego es excesivamente simple, en el sentido de que la inmensa mayoría de las veces no es necesario que le des mil vueltas a las cosas para que funcionen. Te basta con ponerlas por ahí y no liarla mucho, honestamente, y a pesar de que esto no sería un problema en un título de gestión más distendido, en IXION sí que es un poco decepcionante; si el objetivo es sobrevivir en el universo profundo y encontrar las respuestas a las mil y una preguntas que te formula la historia, qué menos que sobrevivir tenga su enjundia y que las respuestas finales tengan sentido. El viaje sigue siendo una experiencia brutal, pero se queda a las puertas de ser verdaderamente memorable porque titubea justo en el peor momento.

IXION

Su trama es interesante, pero a veces peca de tramposa y tiene algún algún que otro agujero de guion

Con todo, lo cierto es que me lo he pasado muy bien con IXION. Han sido muchas horas de planificación de distritos, de construcción de edificios y, sobre todo, de investigación y de intentar entender qué demonios estaba pasando en la Tiqqun, en el universo, y por qué. Debo decir también que no me he encontrado ningún tipo de bug, una de las principales quejas de la comunidad en los primeros días, y que a nivel de optimización el título cumple con buena nota, al igual que en temas de diseño artístico. Con una música algo más pegadiza, con más "impacto", podríamos hablar de un apartado audiovisual casi sobresaliente en el género, algo que a día de hoy es mucho menos común de lo que me gustaría.

Gestión en el espacio

Sin sello
IXION análisis

IXION

Por: Sergi Bosch
Sin sello

IXION es ciencia ficción y estrategia de gestión en estado puro. El título introduce un montón de conceptos increíblemente atractivos en su argumento, como los viajes en el tiempo, la existencia de distintas dimensiones, la relación progreso-sociedad en una distopía y la conquista galáctica, y consigue integrarlos correctamente en la jugabilidad, hacerlos parte de su fórmula. Hay mucho de adictivo y de interesante en el resultado, aunque en última instancia se ve un poco ensombrecido por un epílogo descafeinado y algo tramposo, y por una curva de dificultad excesivamente sencilla, lo que choca claramente con la idea principal del juego: sobrevive en el universo profundo y descubre qué es lo que ha pasado con la humanidad. Quizás con un poquito más de tiempo y de precisión estaríamos hablando de un grande del género, pero sea como fuere, está claro que, incluso con sus problemillas, si te engancha ya no te suelta.

Comprar IXION
5 cosas que debes saber:
  • Es un juego de estrategia de gestión, con elementos de investigación y exploración espacial.
  • Su historia de ciencia ficción se sigue con interés y tiene un montón de referencias, pero decepciona un poco en la parte final de la aventura.
  • La progresión de la campaña es bastante lineal y, aunque tenga varios finales, no es muy rejugable. No tiene más modos de juego.
  • Muy adictivo y bien medido en temas jugables, casi todas sus ideas funcionan muy bien y están interconectadas de manera genial.
  • Tiene algún que otro bug muy molesto, aunque son infrecuentes.
Jugadores: 1
Idioma: Textos en español y voces en inglés
Duración: 25-30 horas
Ver requisitos del sistema
Comentarios cerrados
VÍDEO ESPECIAL

1.300 visualizaciones

20 JUEGOS que serían MEJORES si fuesen MÁS CORTOS

En este nuevo top 20 vamos a reunir los 20 videojuegos con el peor relleno de todos. Son 20 juegos estupendos pero que podrían serlo más si no quisiesen alargar de forma tan artificial su duración. Hay de todo, JRPG, juegos de mundo abierto, aventuras tradicionales y shooters.