El DLC de Resident Evil 8 tiene un momentazo que ya es de mis favoritos en la historia de los juegos de terror: análisis de Shadows of Rose

El DLC de Resident Evil 8 tiene un momentazo que ya es de mis favoritos en la historia de los juegos de terror: análisis de Shadows of Rose

12 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail
El DLC de Resident Evil 8 tiene un momentazo que ya es de mis favoritos en la historia de los juegos de terror: análisis de Shadows of Rose

No se puede hablar de Shadows of Rose sin hacer alusiones al final de Resident Evil Village (aún así lo intentaré), ya que este contenido prácticamente continúa, a modo de epílogo, los acontecimientos que ahí se muestran. Y, como todo epílogo, no tiene por qué ser obligatorio jugarlo, pero sí ayuda a dar un cierre más completo a toda la trama de la aventura de Ethan Winters.

En esta ocasión, el protagonismo recae en una Rosemary adolescente, cuyos poderes se han ido despertando a lo largo de su vida y esto le ha separado del resto de compañeros del colegio. Rose echa de menos tener una vida normal y amigos que no la vean como un bicho raro. Es por eso que, cuando surge la oportunidad de deshacerse de ellos, no lo duda un instante.

Es así como nos introduciremos en los recuerdos almacenados en una muestra de la mutomiceta, a través de una de esas explicaciones narrativas que tanto le gustan a Capcom y de las que es mejor no razonar demasiado y dejarse llevar. Así, Rose viajará a estos recuerdos donde lo onírico se mezcla con el hongo, y que, en mi opinión, le da la excusa perfecta al estudio japonés para aprovechar otra vez algunos de los escenarios del juego base para modificarlos un poco y trazar un nuevo recorrido por ellos.

El castillo de Lady Dimitrescu es un buen ejemplo de ello: en esta sección deberemos hacernos con un cristal, pero, para conseguirlo, deberemos conseguir las tres máscaras que lo encierran. Shadows of Rose traza así un diseño muy parecido al de un Resident Evil clásico, donde las idas y venidas están aseguradas, buscando llaves y desbloqueando puertas mientras luchamos (o huímos) de los enemigos. No esperes mucha variedad de ellos ya que, en los momentos de más acción, Capcom ha vuelto a optar por ese recurso de monstruo genérico nacido del hongo que será el que más veremos en las partes de disparos.

Análisis de Resident Evil 8: Village - Expansión de los Winters

Casi todos los ingredientes tradicionales están de nuevo mezclados en esta sección que, sin embargo, cabe remarcar que no es la única. Al igual que sucedía en el propio Resident Evil Village, a Shadows of Rose le gusta transformarse y no seguir siempre el mismo patrón, haciéndonos pasar por momentos más enfocados a la acción y otros al terror. Rose, además de manejar algún arma, es capaz también de canalizar sus poderes, permitiéndonos destruir los núcleos de la mutomiceta así como aturdir a los enemigos o incluso librarnos de su agarre. Una mecánica que quizá podría dar más juego en el futuro tanto en el combate como en la resolución de puzles.

No considero que Shadows of Rose sea una extensión obligatoria para todo jugador de Resident Evil, pero sí creo que tiene porciones interesantes

De hecho, no considero que Shadows of Rose sea una extensión obligatoria para todo jugador de Resident Evil, pero sí creo que tiene porciones interesantes y, sobre todo, un momentazo tan conseguido que va a convertirse en uno de los que más recuerde en cualquier juego de terror. Sí, soy consciente de que con esto pongo los dientes largos, pero creo que merece la pena remarcarlo, porque está realmente bien planteado y se siente único al no abusar de él.

Y con todo, la gran lástima para mí de este Shadows of Rose es ese reciclaje tan acusado de los escenarios, pues prácticamente todos son aprovechados de nuevo. Capcom intenta dirigirte en otro orden por ellos, pero es difícil luchar contra la familiaridad: cuando un enemigo te persigue, por ejemplo, la sensación de estar perdido ayuda a tomar malas decisiones; pero, tras nuestro paso previo por el castillo de Dimitrescu, la orientación es mucho más sencilla. Además, evidentemente, de ser menos estimulante en lo visual. que un entorno completamente nuevo.

Análisis de Resident Evil 8: Village - Expansión de los Winters

Resident Evil Village, ahora en tercera persona

La otra novedad que trae el juego es la vista en tercera persona. Pese a que el juego original permitirá ahora ser explorado tanto en primera como en tercera persona, me ha parecido curioso que Shadows of Rose no presenta esta alternativa. Solo puede jugarse en tercera. Al principio no entendía el motivo, pero, una vez recorrido cada rincón de este DLC, creo que tiene sentido, ya que habrá algunos momentos donde este tipo de vista es bastante necesaria.

Jugar en tercera persona a Resident Evil Village es, de por sí, curioso. Creo que hay diferencias con la forma en que la cámara y el personaje se mueve si lo comparamos con lo que Capcom está haciendo con los remakes de Resident Evil 2, Resident Evil 3 y próximamente con Resident Evil 4, pero funciona perfectamente en el control.

Aunque agradezco su inclusión, no me gustaría que este modo, que entiendo que es muy popular, termine por barrer la primera persona de Resident Evil. Me gusta la alternancia entre cada lado de la serie, y creo que la primera persona sigue siendo mucho más cruda e inmersiva cuando nos adentramos en oscuros pasadizos o el monstruo que tenemos delante se nos echa encima. Resident Evil Village es un juego algo más híbrido entre la acción y el terror, pero otros como Resident Evil VII funcionaron tan bien precisamente por este modo. Habrá que esperar a la próxima entrega numerada de la serie para comprobar si Capcom deja esta alternancia de cámaras como algo propio del carácter de este juego o como un viraje hacia la perspectiva en tercera persona.

Análisis de Resident Evil 8: Village - Expansión de los Winters

Shadows of Rose es la parte principal del contenido descargable, llamado Expansión de los Winters, pero no la única. Ya he comentado la inclusión del modo tercera persona en la campaña principal, y a estos contenidos se le suma un traje nuevo para Rose en su campaña y tres personajes principales nuevos para el Modo Mercenarios, que incluye por primera vez a la carismática Lady Dimitrescu como personaje jugable, y que nos deja con la anécdota de que se le ha tenido que reducir un poco la altura para poder adaptarse a las condiciones del juego.

¿Merece la pena entonces hacerse con esta Expansión de los Winters? Es difícil responder. Si no te interesa rejugar la campaña con la nueva cámara o el modo mercenarios, el gran aliciente es Shadows of Rose que, aunque es el contenido adicional más largo de los Resident Evil, seguimos hablando de unas tres o cuatro horas de duración. Tiene buenos alicientes, pero no sé si serán los suficientes para justificar un precio de veinte euros. Sí creo que cumple su función de dar más empaque al cierre de Village, y también puede llegar a dar una pista de cómo se plantea el futuro de la serie, en el que quizá las balas y el terror sin armas no sean nuestras únicas opciones.

Buen epílogo para Village

Sin sello
Resident Evil 8: Village - Expansión de los Winters análisis

Resident Evil 8: Village - Expansión de los Winters

Por: Alejandro Pascual
Sin sello

Expansión de los Winters viene con un puñado de contenidos descargables: un traje nuevo para Rose, tres personajes nuevos para el Modo Mercenarios y el esperado modo en tercera persona para la campaña original. Sin embargo, su aliciente y principal interés es Shadows of Rose, que funciona a modo de epílogo de Village permitiéndonos manejar a Rose y dando un mejor cierre a la historia del juego. Es un contenido algo más extenso, y tiene algunos momentos realmente logrados tanto en el diseño como en su manera de enfocar el terror (hay una escena verdaderamente buena), pero también peca de un reciclaje casi total de los escenarios originales con algunas modificaciones, que no lo hacen del todo imprescindible para los fans.

Comprar Resident Evil 8: Village - Expansión de los Winters
5 cosas que debes saber:
  • El principal contenido es Shadows of Rose, que funciona a modo de epílogo.
  • Se añade un traje extra para Rose y tres personajes jugables para Mercenarios.
  • El modo tercera persona nos permite jugar la campaña original con esta vista.
  • Tiene algunos momentos realmente logrados.
  • Pero también abusa del reciclado de los escenarios originales ligeramente modificados.
Jugadores: 1
Idioma: Textos: Español Voces: Español/Inglés
Duración: 3-4 horas
Ver requisitos del sistema
VÍDEO ESPECIAL

5.728 visualizaciones

19 VIDEOJUEGOS que NUNCA JUGASTE

Pocas cosas duelen más a un fan del videojuego que ver cómo se cancelan o desaparecen en el olvido proyectos que le ilusionaban, y justo de eso va nuestro nuevo especial, en el que te hablamos de una veintena de juegos que nunca llegaron a ver la luz... o si lo hicieron, fue d...