Riders Republic es diversión multijugador en mundo abierto: la evolución de Steep, ¡en modo locura!

Riders Republic es diversión multijugador en mundo abierto: la evolución de Steep, ¡en modo locura!
Facebook Twitter Flipboard E-mail

Steep, pero en modo locura. Esa podría ser una primera definición sobre Riders Republic, aunque lo cierto es que es bastante más que eso. La diversión está por encima de todo en una producción en que Ubisoft Annecy apuesta decididamente por el multijugador y la comunidad. ¡Lo hemos visto y te lo enseñamos!

Hay un elemento fundamental en Riders Republic que demuestra su razón de ser, y es que en el equipo de desarrollo (Ubisoft Annecy) pensaban que irte al campo o a la montaña y practicar bici, esquí, snowboard… siempre es mucho mejor cuando lo haces en compañía. Así me demostraba Igor Manceau, director creativo, el punto de partida de este proyecto, uno en que lo que importa es que disfrutes de la montaña junto a tus amigos: "El componente social es crucial para nosotros, así como la diversión. Esos son los ejes principales sobre los que hemos construído el juego".

Desde luego, es algo que se puede notar a través de los números. Una de las mayores características de este título es que soportará más de 50 jugadores -número exacto por concretar- en PlayStation 5, Xbox Series y PC (en PS4 y Xbox One el número será de más de 20 jugadores). Por supuesto, esto no quiere decir que el juego no esté diseñado para jugarlo en solitario, como me comentó Manceau, pero jugarlo en compañía "maximiza la experiencia y además dota de mucha más vida a nuestras travesías por la montaña". La primera hora de juego será de aprendizaje en single player, pero una vez superada, podrás decidir si seguir jugando en individual o en grupo con otros usuarios. Incluso se da la opción de desactivar las interacciones sociales por si no quieres que nadie te moleste.

Seguramente, te habrá venido ya a la mente Steep, y es que comparten un rasgo importante: ambos están hechos por el estudio de Annecy. Digamos que lo que tenemos ahora es una evolución de la idea original, solo que llevada a un nivel de locura y diversión social más elevado. A pesar de ello, y que la fantasía esté muy presente, hay una importante presencia de elementos realistas, tal y como nos confirmaron los desarrolladores. Por ejemplo, las bicicletas tienen parámetros de suspensión que modifican el comportamiento a la hora de afrontar los saltos y aterrizajes. Pero sí, podéis esperar un enfoque delirante en la mayor parte de ocasiones, con la oportunidad de obtener mejoras de lo más horteras o incluso ponerte a los mandos de un particular carrito de helados (que por cierto se nos ha dicho que es muy complicado de conducir).

Recordando a Steep, pero en modo locura

¿Qué es entonces Riders Republic? Podríamos considerarlo como algo que toma cierta base con respecto a Steep, pero que le añade una capa multijugador muy acorde a la tendencia de juegos como Trials o Fall Guys, por ejemplo. Acrobacias y multijugador masivo combinados en un juego donde puedes ir en una mountain bike propulsada por cohetes o enfundado en un traje aéreo: "El objetivo es sorprender continuamente al jugador", apostillaba Manceau al comentarme algunas de las situaciones jugables que habían incluido.

Y no ha sido sencillo. Según nos comentó el director creativo, uno de los grandes retos fue concentrar tantas disciplinas en un mismo juego (bicicleta, esquí, snowboard, wingsuit...) y que todas fuesen satisfactorias de jugar. En este sentido, los desarrolladores echaron mano de su experiencia con Steep, aunque luego había elementos que no dominaban. Por ejemplo, comentan que el manejo de las bicicletas llevó bastante trabajo, aunque están contentos con los resultados. Otro aspecto que supuso un reto fue incluir un número elevado de jugadores en un mundo abierto de grandes dimensiones. Actualmente apuntan a 64 jugadores en next-gen y a cerca de 30 en consolas de actual generación, con viajes rápidos y tiempos de carga que supusieron un quebradero de cabeza desde el punto de vista técnico.

Riders Republic es diversión multijugador en mundo abierto: la evolución de Steep, ¡en modo locura!

Rider Republic promete un mundo abierto repleto de actividades

Hay un aspecto más del que Manceau se siente orgulloso, y es que considera que es un juego arriesgado: "Dentro de la industria hay pocos videojuegos que ofrezcan un espíritu de libertad como el de Riders Republic". Luego otro elemento interesante que señala el desarrollador es que han incluido muchos tipos de terreno y localizaciones reales, incluyendo parques naturales: "Si consigo que con este juego la gente conecte con estos deportes y estos hermosos sitios, me sentiré muy orgulloso de ello". Así que en definitiva tenemos un juego en que te mueves por un mundo abierto repleto de actividades y siempre con otros jugadores a tu alrededor. Eso es lo fundamental. Hay carreras de descenso absolutamente locas, mapas orientados a la lucha por equipos (de 6 contra 6) y luego por supuesto competiciones masivas de todos contra todos en que participan más de 50 competidores. Todo siempre con esa fusión entre lo real (con escenarios como Bryce Cannon o Yosemite Valley) y lo fantástico, donde puedes ir a toda velocidad propulsado por un motor a reacción.

Riders Republic es diversión multijugador en mundo abierto: la evolución de Steep, ¡en modo locura!

Hay paisajes nevados, otros más desérticos, y en todos ellos te encuentras con otros jugadores para competir o simplemente pasear. La progresión se promete que será importante, con la oportunidad de crear y personalizar a tu propio personaje. Según nos han dicho, esta evolución hará que seas identificado por tus destrezas, ya sea por tu dominio sobre la bici o sobre la tabla de snow. Asimismo, se incluye la firma de contratos con patrocinadores. ¿Más? Seguramente, pero esto ha sido tan solo un adelanto de las características de un juego que en lo artístico también creo que tiene bastante que decir.

Podéis contemplarlo en el vídeo gameplay que incluímos con estas impresiones. Los efectos lumínicos están cuidados, hay un desenfoque de movimiento que queda realmente bien, las animaciones están elaboradas, las físicas parecen decentes y aparte gozamos de una buena sensación de velocidad. Eso, unido a la banda sonora tan cañera que se ha incluido, da como resultado un conjunto muy apetecible al que, yo por lo menos, tengo ganas de poner las manos encima. Ocurrirá dentro de poco, con la opción de acudir a su beta cerrada. Seguiremos informando, pero Riders Republic apunta a divertido cuanto menos.

Comentarios cerrados
VÍDEO ESPECIAL

5.728 visualizaciones

19 VIDEOJUEGOS que NUNCA JUGASTE

Pocas cosas duelen más a un fan del videojuego que ver cómo se cancelan o desaparecen en el olvido proyectos que le ilusionaban, y justo de eso va nuestro nuevo especial, en el que te hablamos de una veintena de juegos que nunca llegaron a ver la luz... o si lo hicieron, fue d...