Análisis de Uncharted La Película. Acción palomitera muy disfrutable pero, ¿está a la altura de los juegos?

Análisis de Uncharted La Película. Acción palomitera muy disfrutable pero, ¿está a la altura de los juegos?
Facebook Twitter Flipboard E-mail

Los aficionados a los videojuegos que también disfrutamos del espectáculo del cine seguimos con la espinita clavada de tener una gran adaptación cinematográfica de nuestros títulos preferidos. Uncharted: La Película casi consigue ser esa esperada adaptación, arrimándose al material original pero dejando a su inolvidable protagonista en el camino.

Uncharted es una de esas películas que, como ocurre con la gran mayoría de adaptaciones, ya sean videojuegos o novelas, se disfruta más cuando se conoce el material original. Y es que Uncharted: La Película imita sin sonrojo a los videojuegos de Naughty Dog. Estos funcionan como plantilla para construir tanto su trama como su puesta en escena. La película, como producto independiente, no deja de ser un disfrutable, trepidante y palomitero evento que confía a Tom Holland la tarea de mantener a los espectadores pegados a la butaca. Una carrera tras un tesoro de oro español perdido que se mantiene en movimiento a base de acrobacias y chascarrillos. Pero son aquellos espectadores que han acompañado a Drake en los juegos de PlayStation los que disfrutarán de verdad esta película.

Como fan, y como espectador, creo que resulta refrescante que Uncharted: La Película no se tome demasiado en serio a sí misma, pero que trate de proteger en todo momento el espíritu original de los juegos. Algo que se nota el enorme respeto por el material que trata de adaptar. Caer desde la bodega de carga de un avión en pleno vuelo ya es lo suficientemente estimulante como para además cargar las tintas con otro tipo de intensidades emocionales. Y es que la cinta dirigida por Ruben Fleischer bien podría ser uno de los juegos dirigidos por Amy Hennig o Neil Druckmann (aquí uno de los productores ejecutivos de la película). Todo lo que hace grandes los juegos de la serie Uncharted está ahí, desde las acrobacias y las animaciones en los saltos, a los chascharrillos y punch lines en el guión, la banda sonora, los tesoros y los bordes de color rojo que indican a los jugadores por donde pueden escalar en los juegos. Y ojo, MINISPOILER. Por tener, tiene incluso a Nolan North.

Lo que no tiene, por desgracia, es a Nathan Drake. Porque no cabe duda que Tom Holland no es el Nathan Drake que los fans de los videojuegos (que no del propio Holland) quieren ver. Es algo que los jugadores tenemos que asumir. Se podría haber apostado por el siempre "nathandrakeistico” Nathan Fillion, por ejemplo. Estoy seguro que algo así se valoraría a nivel de pre-producción en algún momento. Pero a estas alturas no hay que explicar ya que este tipo de productos están hechos para atraer al mayor número de espectadores posibles, especialmente a ese gran porcentaje de la población mundial que, lamentablemente, no ha disfrutado nunca de un videojuego de Uncharted. Asumido eso, Tom Holland tiene el carisma suficiente como para contentar al fan del juego y a ese público que le reconoce de las películas de Marvel, en las que se enfunda el pijama del amigo y vecino Spider-Man. También tiene la edad perfecta para dar vida a un joven Drake embarcado en su primera gran aventura. Pero no es Nathan Drake.

Holland tal vez sea el protagonista más competente de una película basada en un videojuego

Y no es que no se esfuerce. A Holland hay que reconocerle el mérito de esmerarse por dar vida a un papel que originalmente, y hablo de los juegos, no estaba pensado para él. Pero su personalidad, su capacidad para saltar de un lado a otro de la pantalla, y su habilidad para encajar un buen puñetazo al más puro Indiana Jones, solo hablan bien de él y de su competencia como actor. No es el papel dramático por el que se recordará su carrera en el futuro, pero tal vez sea el protagonista más competente de una película basada en un videojuego. A lo mejor dejando de lado a Pikachu.

Ya que he sacado a Indiana Jones a bailar, a la hora de valorar la película en su conjunto no podemos dejar de lado este tipo de referentes pescados del cine de aventuras. Porque la película, como hacen los juegos de Naughty Dog, no dudan en hacer ostentación de ellos con la sutileza de una bola de demolición. Los juegos de Uncharted beben de manera evidente de Las Minas del Rey Salomón, En Busca del Arca Perdida y La Búsqueda (sí, la de Nicolas Cage). Y este Uncharted cinematográfico hace lo mismo. No faltan los guiños a El capitán Blood o Indiana Jones. Varios, de hecho, con monjas allí donde en el clásico de Spielberg eran serpientes, el director sabrá por qué. Son guiños poco elegantes, pero no por ello menos divertidos.

Acción palomitera muy disfrutable pero, ¿está a la altura de los juegos?

Con todo, Uncharted es una película muy disfrutable y palomitera que ni va a revolucionar el género ni lo pretende. Sus piruetas increíbles, sus seductores secundarios y villanos de opereta pop (Antonio Banderas lo mismo te vende una colonia que trata de robar un tesoro) mantienen el motor narrativo en marcha. Sus excesos visuales encajan además perfectamente en un mecanismo oculto que solo sirve para abrir una puerta secreta a pasar un buen rato en el cine. Tal vez el tesoro que Nathan Drake encuentra en esta primera película (seguramente habrá más) no tenga tanto que ver con piratas o civilizaciones perdidas. Tal vez el tesoro sea disfrutar durante dos horas de algo simple, y llanamente, divertido. Según está el mundo, no me parece poca cosa.

Por lo demás, sí, sale Rubius de refilón en un par de planos, pero casi no se le ve, y hay dos escenas postcréditos pensadas para terminar de engatusar a los fans de los juegos. Así que todos tranquilos: la película de Uncharted viene de la mano y tiene el apoyo de Naughty Dog para que los fans del juego original no se descuelguen de una película cuya mayor intención es la de divertir a cuanta más gente mejor.

Uncharted pese a Nathan

Recomendado
Acción palomitera muy disfrutable pero, ¿está a la altura de los juegos?

Uncharted: La Película

Por: El equipo de 3DJuegos
Recomendado

Uncharted: La Película toma mucho más que el nombre de los videojuegos de Naughty Dog. Se trata de una cinta que trata de contentar y divertir a todo el mundo, sean fans de los juegos o público general. Su desenfadada pirotécnia tiene en su protagonista su mejor aliado, y a la vez, su peor enemigo. Una propuesta entretenida que supone un interesante primer capítulo de las aventuras de Nathan Drake en la gran pantalla.

5 Cosas que debes saber:
  • Todos los elementos de un juego Uncharted entran en la historia de la película
  • El espíritu de Naughty Dog acompaña al espectador en cada momento
  • Tom Holland se esfuerza por intentar ser el mejor Nathan Drake posible
  • La historia evita intensidades emocionales innecesarias
  • 116 minutos de despreocupadas aventuras
Jugadores:
Idioma:
Duración:
Comentarios cerrados
VÍDEO AVANCE

14.006 visualizaciones

Ya HEMOS JUGADO a HELLBLADE 2, el GRAN EXCLUSIVO de XBOX en 2024 - NUEVO GAMEPLAY

En 3DJuegos ya hemos tenido oportunidad de probar Senua's Saga: Hellblade 2 de primera mano durante casi una hora en nuestra visita a las oficinas de Ninja Theory. Te contamos nuestras impresiones.