Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
BioShock Infinite

Bioshock Infinite es el proyecto secreto de Irrational Games

El estudio responsable de Bioshock desvela su gran sorpresa.

Por / 128 comentarios

Los chicos de Irrational Games vuelven a la franquicia Bioshock con un completo giro de tuerca que saca a Rapture de debajo de los mares para llevarla a una espectacular utopía sobre los cielos.


Los creadores de la saga regresan al título que más fama le ha dado tras el paso de 2K Marin por la segunda entrega de las series con resultados igualmente sobresalientes. Sin embargo Irrational Games, siguiendo su tradición de estudio nada convencional, ha decidido dar un sorprendente cambio de rumbo a la IP llevándola por encima de las nubes.


"Los jugadores tomarán el papel de Booker DeWitt, un ex-agente de Pinkerton enviado a la ciudad perdida para rescatar a Elizabeth, una joven mujer encerrada en los confines de la ciudad desde su infancia", declara 2K en nota de prensa. "Pronto, nuestro protagonista desarrollará una relación especial con ella aumentando sus poderes con las de ella para que puedan escapar de la ciudad que se está literalmente derrumbando desde el cielo. DeWitt debe aprender a defenderse contra varios enemigos en intensas batallas en Sky-Line a altas velocidades, tanto en espacios cerrado como afuera entre las nubes y dominar el poder de docenas de nuevas armas y habilidades".


“Estamos muy ilusionados con poder expandir el mundo de BioShock, que ha demostrado ser una de las sagas más queridas y admiradas de la industria,” declaró Christoph Hartmann, presidente de 2K. “Nosotros creemos que Irrational Games prestará su minuciosa atención al detalle y su gran habilidad narrativa para hacer que BioShock Infinite sea una experiencia increíblemente divertida que atraerá a nuevos y antiguos fans de BioShock por igual.”


BioShock Infinite está siendo desarrollado para Xbox 360, PlayStation 3 y PC, y tiene previsto salir al mercado en 2012.


Más sobre: Bioshock Infinite, Irrational Games y Ken Levine.