Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Especial

Los videojuegos olvidados de Crash Bandicoot

Los dominios de Crash se extienden más allá de las aventuras principales.

Por / 92 comentarios

Meses después del estreno de la Crash Bandicoot: N. Sane Trilogy, Crash Bandicoot parece que ha recuperado parte del crédito perdido con los jugadores. Sin embargo, y más allá de las producciones conocidas de Naughty Dog, Vicarious Visions o Traveler Tales, hay un universo alternativo de videojuegos que, desgraciadamente, no siempre estuvieron a la altura de la trilogía original.


En 3DJuegos hemos querido rescatar algunas de las producciones más extrañas que ha protagonizado el marsupial. ¿Quieres saber cuáles son? No dudes en conocerlas.


Crash Bash
1

Crash Bash PlayStation. Lanzamiento en 2000.

Los caminos de Naughty Dog y Crash Bandicoot se separaron para siempre, pero una última exclusiva para la primera PlayStation aún estaba por salir: Crash Bash. La idea de copiar el concepto de Mario Party con los personajes de Crash Bandicoot no era mala o descabellada, pero el desarrollo de Eurocom quedó muy lejos de lo que se podía esperar. Lanzado en el año 2000, y aunque saldrían videojuegos muy competentes a lo largo de los siguientes años, para muchos fue el principio del fin del personaje.

Crash Bandicoot Purple: Ripto's Rampage
2

Crash Bandicoot Purple: Ripto's Rampage Game Boy Advance. Lanzamiento en 2004.

“Siempre apetece ver un enfrentamiento entre Crash y Spyro tirándose cócteles molotov”, debieron pensar en Vicarious Visions en su día. ¿Lo increíble? Que lo hiciesen realidad. Crash Bandicoot Purple y Spyro Orange, en realidad, no era una mala idea: el problema es que la ejecución de ambos videojuegos no estuvo a la altura de las franquicias, y se decidió hacer una suerte de híbrido entre minijuegos y plataformas que se quedó en tierra de nadie. El crossover entre Spyro y Crash llegó más tarde que el de Freddy contra Jason, y ya no interesó a ninguno de los potenciales usuarios.

Crash Bandicoot Nitro Kart 3D
3

Crash Bandicoot Nitro Kart 3D N-Cage. Lanzamiento en 2004.

Crash Team Racing logró lo que Crash Bash no pudo hacer: estar a la altura del juego que imitaba, y, en algunos casos, hasta superarlo. Sin Naughty Dog a bordo, la franquicia siguió lanzando entregas de Crash motorizado, pero ninguno llegó a estar a la altura de la producción original. El caso de Crash Bandicoot Nitro Kart 3D de N-Gage es una mezcla de circunstancias lamentables que se unen en un mismo cartucho: ni el juego estaba a la altura, ni el sistema era capaz de correrlo de forma correcta, ni sus controles permitían un funcionamiento óptimo.

Crash of the Titans
4

Crash of the Titans Game Boy Advance. Lanzamiento en 2007.

Game Boy Advance tuvo un recorrido plagado de excelentes videojuegos, de ahí que pueda resultar sospechosa la aparición de un título en 2007, cuando Nintendo DS ya firmaba dos años en el mercado. Crash of the Titans, que se lanzó en consolas domésticas y la propia Nintendo DS, tuvo un port decepcionante perpetrado por Amaze Entertainment. Ni siquiera logró estar a la altura de los estándares gráficos y jugables de la portátil de Nintendo. ¿El resultado? Un juego olvidado hasta por los propios fans del personaje.

Crash: Boom, Bang!
5

Crash: Boom, Bang! Nintendo DS. Lanzamiento en 2006.

Dimps perpetró un videojuego lamentable y poco recordado en Nintendo DS con Crash a la cabeza. No tuvimos bastante con la experiencia de Crash Bash, que Boom, Bang! era una suerte de continuación del concepto de Eurocom. Los juegos seguían siendo poco imaginativos, y para colmo se invitaba a los jugadores a tapar la pantalla del rival con mensajes emergentes que no te permitían jugar adecuadamente la prueba. Venía acompañado de una innecesaria y grotesca trama en la que los personajes competían por 100 millones de dólares.

Imagen 1 de 5


Más sobre: Crash Bandicoot, Crash Bandicoot: N. Sane Trilogy y Naughty Dog.