Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
A debate

¿Están las tiendas físicas de videojuegos condenadas a desaparecer?

¿La irrupción del digital o la estandarización del streaming son el final de las tiendas?

Por / 302 comentarios
Xbox Game Pass

Las ofertas de tiendas como Amazon, la llegada de modelos de suscripción o la inminente llegada del juego por streaming no parecen modelos compatibles con la tradicional venta de videojuegos en tiendas. Cadenas como Gamestop pasan por serios apuros en los últimos tiempos, y los usuarios parece que optan más por la compra digital y menos por lo físico. ¿Tienen futuro los comercios con la bajada de venta de software y un futuro inminente en el que se plantea, incluso, no vender hardware? ¿Significa que los comercios físicos están condenados a desaparecer? Debatimos en 3DJuegos.



- Toni PiedrabuenaImagen de Xbox Game Pass

Ay, Alberto, tú y tus románticas causas perdidas. Vaya por delante mi absoluto respeto y admiración a los pequeños y medianos empresarios que aún aguantan el envite de las grandes franquicias y mantienen su negocio abierto contra viento y marea en pleno 2019, pero la situación es cada vez más crítica para la venta física. Pero antes de lanzarnos a por el cuello del mensajero y decir que "el Toni es un usurero", "el Toni es un malnacido" o "el Toni se merece algo más que su calvicie", hagamos un ejercicio de honestidad: ¿Cuántos juegos físicos habéis comprado en el último año en una tienda física? ¿Cuántos habéis adquirido en formato digital o cadenas como Amazon? No, no te preocupes, no te culpo: no haces nada malo, pero las tiendas "de toda la vida" no pagan su tasa de autónomo, alquiler y género con tu cariño nostálgico por un negocio que no pisas.


Las comercios han sufrido fugas de clientes porque hace años que sobran en el esquema del sectorDetesto las comparaciones oportunistas entre juegos y cine, pero el paralelismo entre videoclubs y tiendas de videojuegos no es una cuestión de formatos; es una cuestión mercantilista, y ahí podemos trazar líneas incuestionables. Como con Blockbuster y sus semejantes, las comercios han sufrido fugas de clientes porque hace años que sobran en el esquema del sector, y la transición a una industria sin comercios físicos se ha ido desarrollando de forma silenciosa. Cadenas como GAME o GameStop lo saben, y buscan rentabilidad alternativa a la venta como los cibercafés Belong de los británicos o la entrada de los americanos en la edición de indies. Los grandes depredadores de la industria física, los mismos que se llevaron por delante a las tiendas pequeñas en los últimos 15 años, saben que deben mover ficha o serán devorados por los chacales.


Algo ha fallado, históricamente, cuando a las cadenas les sale más a cuenta vender y revender juegos de segunda mano que títulos de estreno. Los beneficios son mínimos en la venta de software y hardware, y la irrupción del digital no ha hecho más que dañar a las tiendas, que se las tienen que ingeniar para vender productos que poco o nada tienen que ver con la venta de juegos y consolas. ¿Qué crees que pasará con la estandarización del streaming en los próximos años? ¿O con la popularización de modelos de suscripción como EA Access, PS Now o Xbox Game Pass? Cada vez se compran menos juegos físicos, y que las tiendas deben cambiar su modelo rentable para sobrevivir es algo que parece incuestionable si desean garantizar su supervivencia y, con ello, el trabajo de miles de personas.



No - Alberto PastorImagen de Xbox Game Pass

Una cosa es ser romántico y otra muy distinta ser un iluso. Lo sé, Toni, las tiendas de videojuegos tradicionales lo tienen difícil, muy dificil, no ya solo por el auge del juego en streaming, las tiendas digitales o la dura batalla que libran contra gigantes como Amazon y demás. Lo fácil es decir sí, están condenadas, van a desaparecer; en unos años habrá una nueva generación de jugadores que ni se imaginarán que antaño, en los viejos tiempos, íbamos a tiendas a comprar juegos en caja. Pero me cuesta resignarme y decir simplemente "adiós, fue bonito mientras duró". Las tiendas de videojuegos, como otros negocios, deben reinventarse; deben evolucionar y buscar ese plus que no te brinda la compra digital o directamente el juego en streaming. Ya lo hacen.


Es importante recuperar la imagen del experto que sabe cómo ayudarCuando entras en una tienda de videojuegos encuentras de todo: cómics, merchandising, accesorios para los teléfonos móviles, revistas y los recurrentes juegos de segunda mano. Y está bien, pero obviamente hace falta algo más. El objetivo es que quieras ir a la tienda; que tus ganas de visitar la tienda sean superiores a la comodidad de comprar desde casa con, normalmente, precios más económicos. ¿Cómo? No creo estar inventando nada extraordinario: la atención al cliente. Es importante recuperar la imagen del experto que sabe cómo ayudar, que está ahí para resolver esas dudas existenciales que te llevan a dudar entre uno u otro videojuego. Que sí, todos hemos sufrido situaciones bochornosas con algunos dependientes, pero ponte en lo mejor. Vuelve a tus años mozos cuando, con dos juegos en la mano, leyendo la contraportada, elucubrando cuál podría gustarte más, era el tendero quien te ayudaba a tomar la decisión final.


Charlas, talleres, tardes de juego online… lo que sea con tal de "hacer vida" alrededor de la tienda. Te pongo un ejemplo. Aquí en Elche abrió hace unos años una tienda de cómics, ¡en estos tiempos!, y cualquiera diría que estaba condenada a morir. Muchas lo hicieron antes que ella. Pero nada, ahí siguen, expandiendo el negocio, atrayendo cada vez a más y más gente. La apuesta es la misma. Además de cómics, sorprende a tus clientes con otros productos relacionados pero, más importante, ofrécele ese trato personal para que, aunque tenga que pagar unos euros más, al menos compre bien asesorado. Soy un romántico, lo sé, sigo comprando libros en una librería de barrio; me encanta pasar por tiendas de juegos para ver qué hay, ¡aunque ya me haga una idea!, porque por muchas ofertas digitales que haya de por medio es difícil igualar el encanto que supone perderse en una tienda repleta de juegos, con sus cajas, con sus ediciones especiales, ¡con títulos retro! Y así seguirá. También te digo, soñar es fácil y bonito, la realidad suele ser más cruel y dramática.



¿Y tú qué opinas?

Más sobre: A debate.