Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Star Wars Jedi: Fallen Order

Star Wars Jedi: Fallen Order no habría sido aceptable en la EA de 2017 según Amy Hennig

Una de las mentes tras Uncharted compara su juego cancelado de Star Wars con el nuevo de Respawn.

Por / 61 comentarios
Star Wars Jedi: Fallen Order

El portal británico Eurogamer ha podido charlar con Amy Hennig, célebre ex de Naughty Dog, Crystal Dynamics y una de las principales damnificadas por las políticas de Electronic Arts, sobre Star Wars Jedi: Fallen Order. El tema central de la charla han sido las circunstancias jugables del título y de las que la editora no ha dudado en sacar pecho, muy similares a las que acabaron costando la cancelación de su proyecto de videojuego para un jugador en el año 2017. Hennig no ha dudado en manifestar su alegría por la existencia del juego, "por el bien de Respawn, me entusiasma su título y he oído grandes cosas del proyecto", pero también ha ofrecido algunas reflexiones interesantes sobre el software.


Me entusiasma el juego. He oído grandes cosas del proyectoEl Twitter oficial de Star Wars y EA aseguró hace unos días que Fallen Order llegaría "sin microtransacciones y sin cajas de botín. Una aventura para un jugador para jugadores preparados para ponerse en la piel de un jedi". ¿Qué le ha parecido a Hennig? Ha asegurado que "viene del Twitter oficial de Star Wars, por lo que, ciertamente, debe ser parte de su nuevo plan, pero no sé si se refieren de forma implícita a los comentarios previos que hicieron tras asesinar nuestro proyecto". Hennig comandó un proyecto de Visceral Games al que se le conoció como Project Ragtag, que presentando unas ideas clásicas y paralelas a las del juego de los creadores de APEX Legends, acabó siendo cancelado por EA y echando el cierre a la empresa tras Dead Space.


Imagen de Star Wars Jedi: Fallen Order

Por su papel ejecutivo en EA, Zampella puede proteger los intereses de RespawnHennig cree que puede responder a una nueva filosofía de EA con la serie Star Wars, y que "hay muchos cambios en la industria, constantemente. Durante mi tiempo en EA, hubieron muchas idas y venidas sobre lo que la empresa quería, y todo el mundo intentaba adivinar cuál era el camino correcto", pero también sitúa el poder de Respawn entre los empresarios de EA como una clave para la supervivencia de un proyecto que, a priori, parece contradictorio con la firma americana y sus acciones en los últimos años. Explicó la artista que Star Wars Jedi: Fallen Order "es una entidad protegida, porque Vince Zampella está muy seguro del proyecto y es parte del equipo ejecutivo de Electronic Arts, por lo que puede proteger los intereses de Respawn".


Hennig también especuló al respecto de los muchos cambios realizados en la cúpula de la empresa, explicando que "hay muchos cambios en las altas esferas de Electronic Arts desde que todo lo de Ragtag pasó. Patrick Soderlund y Jade Raymond dejaron la firma, Laura Miele, que era entonces la encargada de la franquicia Star Wars, está ahora en el lugar de Patrick. No tengo conocimiento interno del asunto, pero hay muchas razones que invitan a pensar por qué se tomó la nueva actitud de la empresa". Henning siempre ha lamentado la cancelación del proyecto de Visceral, y se ha convertido en una de las principales abanderadas de los juegos narrativos para un jugador clásicos en los últimos años.




Más sobre: Star Wars Jedi: Fallen Order.