Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Six Days in Fallujah

Six Days in Fallujah no quiere ser un Call of Duty sobre la Guerra de Irak

Sus responsables, además, rehuyen hacer lecturas políticas sobre el conflicto para centrarse en las historias.

Por / 42 comentarios
Six Days in Fallujah

La pasada semana volvimos a tener noticias de Six Days in Fallujah, un shooter militar táctico en primera persona con el objetivo de contar las historias de los marines, soldados y civiles iraquíes que lucharon contra Al Qaeda durante la segunda batalla de Faluya. Se trata de un desarrollo que viene a recuperar un título cancelado entre bastante polémica hace ya más de 10 años, controversias que no han abandonado aún su concepción y que han querido abordar sus responsables en una entrevista. En ella se desmarcan de hacer lecturas políticas sobre la contienda y dejan claro que no tienen ninguna intención de hacer un Call of Duty sobre la Guerra de Irak.


Si alguien hiciera del asesinato de mi hijo una competición, me enfadaríaPeter Tamte,"No creo que los jugadores vayan a sentirse confundidos sobre el coste de la guerra", comenta al respecto Peter Tamte, director ejecutivo de la compañía en Polygon. Sí considera que el título levantará un deseo por saber más sobre estos acontecimientos que, a su entender, son bastante desconocidos entre la mayor parte de la población. "Al hablar de esta batalla en un juego, estamos ayudando a la gente a recordar el sacrificio de algunas personas muy específicas", continúo el desarrollador en su entrevista, quien añadió que entiende las dudas entre algunas personas por lo poco que conocen de la industria. "Para la mayoría de esas personas, su única idea de un videojuego es ver a otra persona jugar Call of Duty. [Call of Duty es un deporte, y si alguien hiciera del asesinato de mi hijo una competición, me enfadaría igual. No estamos haciendo un Call of Duty", concluyó sobre este punto.



Sin comentarios políticos


Tampoco están interesados en realizar juicios sobre la conveniencia o no de la Invasión de Irak de 2003 y posterior conflicto bélico. "No estamos tratando de hacer un comentario político sobre si la guerra en sí fue una buena o una mala idea", asegura el fundador de Victura. "Para nosotros, esto se trata de ayudar a los jugadores a entender la complejidad de los combates urbanos. Se trata de narrar las experiencias de personas que están ahí por decisiones políticas, y mostrar cómo esas mismas decisiones afectan a las acciones de un infante de marina en el campo de batalla".


Six Days in Fallujah se centra así en generar una empatía del jugador con quienes combatieron en Faluya y con todos aquellos civiles atrapados en los combates.


Imagen de Six Days in Fallujah

La entrevista toca otros temas polémicos. Por ejemplo, Tamte explica que han dejado fuera varias controversias sobre las atrocidades cometidas como el uso de fósforo blanco cerca de población civil, asegurando que no cuentan con una base auténtica y fáctica sobre la que contar eso tras todo el trabajo de documentación realizado para el videojuego. Además, el desarrollador comenta que no quiere contar cosas "sensacionalistas" que puedan distraer al jugador de cara a los pilares del videojuego.


Por otra parte, Victura hizo hincapié hace unos días a través de su página web oficial en que, entre sus objetivos, no está aumentar la reclutación de soldados para el ejército estadounidense. Six Days in Fallujah tiene previsto su lanzamiento este mismo año en PC y consolas de la pasada y actual generación aún por confirmar. El videojuego, para su desarrollo, ha contado con varios veteranos de Bungie así como con los testimonios de un centenar de marines, soldados y civiles iraquíes.


Más sobre: Six Days in Fallujah y Victura.