Cómo evitar que el aumento de las temperaturas por la ola de calor dañe tu PC Gaming

Protege tu ordenador con estos consejos para evitar los estragos del calor

Ordenador Calor
6 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

El aumento de las temperaturas conlleva, inevitablemente, una serie de preocupaciones que los usuarios del PC Gaming no pueden pasar por alto. En la actualidad, la ambición de los procesadores, las tarjetas gráficas y otros elementos que forman parte de los equipos provoca que estos alcancen temperaturas muy altas con un uso moderado, una condición que aumenta cuando estos mismos ordenadores deben enfrentarse a, por ejemplo, ejecutar títulos tan exigentes como Forspoken.

Por ello, a escasas semanas del comienzo del verano y con el consecuente aumento de temperaturas que este trae consigo, hemos preparado varios consejos que tendrás que tener en cuenta para evitar dañar tu equipo. Así, si quieres evitar ser el protagonista de una historia como la del jugador que tuvo que colocar su equipo en la ventana para poder seguir jugando, te recomendamos que prestes atención a las indicaciones que plasmaremos a continuación. Al seguirlas, podrás evitar que tu PC sufra como consecuencia directa del aumento de las temperaturas.

Vigila la temperatura de tu ordenador

Aunque es un concepto fundamental, muchos jugadores desconocen cómo vigilar la temperatura de su dispositivo. Por consiguiente, se extrañan cuando este comienza a fallar o se estropea como consecuencia directa del calor interno de algunos componentes. Así, algunas placas ofrecen la posibilidad de leer la temperatura a través de la BIOS; sin embargo, esta opción no es muy útil mientras juegas, razón por la que puedes utilizar herramientas gratuitas como HWMonitor que comprueban la temperatura de los componentes y, a su vez, la velocidad de los ventiladores instalados.

Igual que es importante tener en cuenta la temperatura del ordenador, también lo es tenerlo ubicado en el sitio perfecto. Cuánto más cerca esté este del suelo, más probable es que esté en contacto con polvo, pelos de mascotas y otro tipo de elementos que ensuciarán su interior. Como consecuencia directa, estos condicionantes pueden obstruir los ventiladores y, como le sucedió a un usuario, elevar la temperatura del PC hasta límites difíciles de medir. Por tanto, lo ideal es que tengas tu PC colocado sobre una superficie sólida, lejos de una pared o una esquina y, preferiblemente, en un lugar sin cambios bruscos de temperatura (como cerca de la calefacción o de una ventana).

Sin embargo, si tu PC está ubicado en una zona que reúne todos los condicionantes que nombramos al final del párrafo anterior, lo mejor que puedes hacer es realizar revisiones y limpiezas pertinentes. No obstante, también es importante tener en cuenta que los dedos o las aspiradoras no son buenos aliados a la hora de retirar el polvo de tu PC, razón por la que te recomendamos que utilices pulverizadores de aire comprimido o cepillos que no se carguen al moverlos. Al mantener una limpieza periódica, evitarás que tu PC acumule polvo y, por consiguiente, eleve su temperatura por encima de lo previsto.

Consejos para expertos para evitar el aumento de temperaturas

Independientemente de tus conocimientos de informática, los consejos que hemos recogido hasta el momento sirven para usuarios de todo tipo. Sin embargo, existen opciones enfocadas a personas con más experiencia con la tecnología y la informática que, al hacer uso de estas, podrán sacar partido a todas las virtudes del PC de cara a controlar la temperatura de este. Por ello, si tu perfil encaja en esta descripción, a continuación te ofreceremos los consejos perfectos para ti.

Un aspecto fundamental para controlar la temperatura de tu PC es sacar partido a la BIOS. Este firmware almacenado en tu placa base te permite controlar ciertas cosas de tu equipo, siendo un ejemplo la temperatura o la velocidad del ventilador. Así, la BIOS coordina de forma automática la velocidad de los ventiladores, pero es importante saber que puedes ajustar esta posibilidad manualmente. Para hacerlo, tendrás que seguir los siguientes pasos:

  1. Inicia la BIOS pulsando la tecla correcta de tu teclado. Por norma general, esta suele ser F1, F2 o Supr, pero te recomendamos que consultes cuál es en el manual correspondiente.
  2. Para ajustar la velocidad de los ventiladores, modifica manualmente el valor de los mismos (este oscila entre 30% y 100%). Cuanto más alto sea el número, mayor será la velocidad a la que se muevan los ventiladores.
  3. Reinicia el ordenador para confirmar los cambios ejecutados.
  4. Si percibes algún error, siempre puedes seleccionar la opción “Configuración de fábrica” para volver a los valores iniciales y solucionar muchos de los posibles problemas que hayan podido surgir si has cometido un error durante la configuración.

Otra opción que puede estar provocando el sobrecalentamiento de tu equipo es un mal flujo de aire en la carcasa del PC. Un buen flujo implica que el aire frío llega a tu hardware y el aire caliente se elimina, una condición que propicia que no haya acumulación de calor dentro de tu caja. Sin embargo, si la configuración es errónea, es posible que el aire frío se elimine y el caliente se conserve, razón por la que debes comprobar la distribución de los cables, de los ventiladores o la propia composición de la caja. Por norma general, fabricantes como Corsair o be Quiet! tienen fama de ofrecer carcasas con flujo de aire especial, razón por la que se han convertido en opciones que encantan a los usuarios.

Por último, también puedes renovar la pasta térmica, pero esta opción (igual que las otras citadas en este apartado u otras como instalar nuevos ventiladores) requiere nociones tanto de informática como de instalación. Si tu PC tiene muchos años, lo más probable es que la pasta térmica ya se haya desgastado, razón por la que es recomendable sustituir este elemento. Sin embargo, debes asegurarte de utilizar la cantidad necesaria ya que, de producirse exceso de pasta, puede llegar a filtrarse o a afectar a otros elementos del PC. Por tanto, si no estás seguro de tu habilidad, consulta a un experto para que te ayude con esta labor.

Estos, en esencia, son algunos de los consejos más prácticos para evitar que tu PC experimente las consecuencias del subidón de las temperaturas. Por norma general, un buen flujo de aire, una buena posición del PC y realizar limpiezas periódicas ayuda a que los equipos no sufran en exceso pese a la llegada del calor o del verano. Además, otro aspecto que también debes tener en cuenta es la humedad, un fenómeno que puede llegar a estropear tu equipo si no tienes mucho cuidado.

En 3DJuegos | Así puedes conectar tu móvil o PC a cualquier red WiFi sin contraseña: conoce el método más útil

En 3DJuegos | Si tienes problemas con la velocidad de internet y la señal WiFi, así puedes aumentar la potencia de tu router para sacarle el máximo partido

Imagen principal de Sebastian Bednarek (Unsplash)

IMPRESIONES

20.150 visualizaciones

Ya hemos probado SPIDER-MAN 2 y es UNA SALVAJADA - NUEVO GAMEPLAY 4K

Cualquier oportunidad de volver en movimiento el espectacular Marvel's Spider-Man 2 siempre es bienvenida y, en esta ocasión, hemos volado a Londres para pasar unas cuantas horas jugando al título más esperado de PlayStation 5 en esta recta final de 2023. Gameplay inédito de S...