Usuario anónimo
Iniciar sesión | Regístrate gratis
Xbox Series X o S, ¿cuál comprar? Te contamos de qué son capaces las dos consolas de Microsoft

Xbox Series X o S, ¿cuál comprar? Te contamos de qué son capaces las dos consolas de Microsoft

Por  /  13 de septiembre de 2020       
279 comentarios
Recientes

Microsoft ha puesto ya las dos cartas sobre la mesa poniendo fecha, precio y especificaciones a Xbox Series X y S, sus dos modelos de consolas de nueva generación. ¿Y ahora? Te ayudamos a decidirte entre una y otra explorando todas las posibilidades de las dos máquinas que, eso sí, van destinadas a públicos muy distintos.

Los últimos tres meses de este 2020 prometen ser fechas esperadas y turbulentas para los jugadores; principalmente por converger en dicho espacio de tiempo el lanzamiento de gran parte del hardware de nueva generación, tanto en consola como en otros sistemas. Dentro de esta nueva generación hay una nueva integrante qué, si bien no diríamos que desconocemos de su presencia, sí que todo en torno a ella resultaba misterioso hasta principios de esta misma semana.


Hablamos, como no podría ser de otro modo, de la recién presentada Xbox Series S, la esperada “hermana menor” de Xbox Series X, que verá la luz el junto a ella el próximo mes de noviembre, si todo va según lo previsto por Microsoft, y que promete diferenciarse de ésta de una forma más profunda que la simple ausencia del lector de discos. Tal vez por lo accidentado de su anuncio, derivado de una filtración temprana, hemos tardado poco en conocer muchos de los detalles de este pequeño pero potente sistema. Unos detalles sobre los que ya nos hemos pronunciado a lo largo de la semana, conforme han ido apareciendo de diversas fuentes, pero que nos aventuramos a aunar en un único texto en el recorrido que damos a través de estas líneas.


Este lanzamiento daría lugar el próximo 10 de noviembre, la fecha escogida por Xbox para dar paso a la nueva generación. Una generación que contará, como sucede con la actual, con dos máquinas distintas en el mercado; pero que, a diferencia de en ella, lanzará ambas máquinas a la vez con dos etiquetas de precio muy distintas, y toda una filosofía detrás de cada una de ellas. Tal vez una buena muestra de las intenciones de los de Redmond para con esta nueva generación de consolas. De este modo hoy os escribiremos sobre qué nos parecen las especificaciones de esta nueva consola, y qué implica la presencia de Xbox Series S en el nuevo ecosistema de Microsoft.


"Me juzgas por mi tamaño, y no deberías"

Xbox Series X o S, ¿cuál comprar? Te contamos de qué son capaces las dos consolas de Microsoft

Las especificaciones de la pequeña consola, si bien rumoreadas desde los primeros atisbos de su existencia, no se confirmaron hasta unos días después de su primer anuncio oficial; y llegan a sorprender si atendemos al precio que los de Redmond piden por ella. Series S usará un hardware muy similar a su hermana, Xbox Series X, pero algo más descafeinado tanto en números como en capacidades; siendo la excepción a la norma el procesador, similar en sendas consolas.


Xbox Series X o S, ¿cuál comprar? Te contamos de qué son capaces las dos consolas de Microsoft

La diferencia más destacable entre ambas, con permiso de las memorias y el almacenamiento, proviene de las capacidades gráficas de cada una. Mientras en Xbox Series X veremos una GPU con 52CU a 1.825 GHz de velocidad, que se traducen en los ya famosos 12 TFLOPS; en Series S tendremos una GPU más modesta, con 20 CU a 1.565 GHz para un total de 4 TFLOPS de potencia relativa. Estos números han arqueado algunas cejas entre los usuarios, al comprar los números brutos los 6 TFLOPS con la actual Xbox One X; pero recordamos que estos números corresponden a la arquitectura GCN 2.0, mientras que las consolas de nueva generación de Microsoft están dentro del paraguas de la arquitectura RDNA2.


A razón de ello, y aún a pesar de los números, Series S no sólo debería ser más potente que la tope-de-gama actual de los de Redmond, sino que además cuenta con todas las mejoras de una arquitectura más moderna a nivel de eficiencia y tecnologías; una de las razones por las cuales la consola tiene ese tamaño tan reducido, así como la principal diferenciación con el hardware anterior a ella.


El hardware de ambas consolas, si bien distinto, apunta a crear una experiencia similarEl otro gran apartado donde vemos una gran diferencia entre ambas es en la memoria. Xbox Series X cuenta con 16 GB de memorias GDDR6 en una configuración muy peculiar de 10GB@560 GB/s junto a 6GB@336 GB/s que se articulan a través de la Xbox Velocity Architecture - VA a partir de ahora - que la compañía ha implementado en sus nuevas consolas. Series S también cuenta con esa VA, como también atesora el resto de nuevas características de su hermana mayor frente a sus predecesores; pero su memoria constaría de 8GB@224 GB/s más unos 2GB@56 GB/s para sumar un total de 10 GB de memoria GDDR6. Esta bajada en la memoria de un modelo a otro es destacable, pero pierde interés si atendemos a la resolución objetivo de la consola y al precio al que Microsoft va a lanzarla al mercado.


Menos justificable fuera de los motivos económicos nos parece el recorte en almacenamiento de una consola que prescinde de lector; más aún si cabe en una consola que usa tecnología propia para el desarrollo e implementación de dichas unidades de almacenamiento. Series S sólo contaría con 512 GB de espacio en su unidad NVMe customizada, y aunque podremos ampliarla a través de los módulos de expansión incluidos en la consola; aún desconocemos el precio de estos y sus implicaciones.


Una forma distinta de competir

Xbox Series X o S, ¿cuál comprar? Te contamos de qué son capaces las dos consolas de Microsoft

Una de las claves para comprender los motivos tras el desarrollo de Series S, es saber por qué es una propuesta distinta a lo que los de Redmond ya hicieron en la actual generación con las Xbox One sin lector, o distinto de lo que Sony ha propuesto con PlayStation 5 Digital Edition. La intención de ambas es acaparar más segmentos de precio para un mismo producto; algo que también se ha hecho con las consolas intergeneracionales y que difiere de las intenciones que nosotros prevemos para con las intenciones de Microsoft esta nueva generación.


Xbox Series S no es una consola “recortada” para que aquellos que no estén dispuestos a desembolsar 499 euros - el precio confirmado para Series X - puedan introducirse en el ecosistema de Microsoft. Del mismo modo que creemos que encasillarse en una máquina creada únicamente para disfrutar del Game Pass es subestimar las capacidades de esta pequeña consola. En vez de eso, Series S es, simplemente, la consola de nueva generación para aquellos a los que las resoluciones a las que parecen apuntar PlayStation 5 y Xbox Series X no les interesan. Es decir, es la consola para jugar a la nueva generación por debajo del 4K.


Xbox Series X o S, ¿cuál comprar? Te contamos de qué son capaces las dos consolas de Microsoft

Hasta que se desvele el precio de PS5, Series S es única alternativa asequible de próxima generaciónAsí lo ha aclarado Microsoft en múltiples ocasiones, declarando que Series S está preparada para ofrecer la misma experiencia que su hermana mayor a resoluciones QHD. Una resolución para la que Series X no está pensada y en la que estaríamos desaprovechando, presuntamente, gran parte de la potencia de la consola. En vez de eso, Series S recorta sus especificaciones para acomodar su precio a unos márgenes más atractivos para aquellos que no quieran dar el salto a resoluciones superiores, aportando una nueva opción que no compite de forma directa con su hermana mayor.


Y en la aparición de estas opciones mejor comprendemos las intenciones de Microsoft. En la industria del videojuego, los beneficios se encuentran en el software, no en el hardware; por lo que captar usuarios para que adquieran tu software, o el software en tus plataformas, es el verdadero objetivo tras la creación de una nueva máquina. Nuestra percepción es que Microsoft espera captar dichos usuarios a través de las facilidad para entrar en su ecosistema; y por tanto, adquirir sus servicios, su software, y comprar en sus plataformas.


Xbox Series X o S, ¿cuál comprar? Te contamos de qué son capaces las dos consolas de Microsoft

Aún a falta de saber el precio de la consola de Sony en sus dos variantes, Series S se colocaría como la única consola de sobremesa que apela a los jugadores que aún no están dispuestos a dar el salto a las altas resoluciones; y simplemente quieren disfrutar de una experiencia de nueva generación sin gastar una fortuna ni en hardware, ni en periféricos. Sólo queda esperar qué nos depara el futuro próximo, pero el lienzo que está dejando tras de sí el hardware de nueva generación es, hasta el momento, de nuestro agrado.


Comentarios (279)
Comentarios